Arrow

Una banca diferente


1
Luis Arancibia

Director adjunto de la Fundación Entreculturas. Llevo 20 años trabajando activamente en el campo de la solidaridad y la justicia social. He sido el presidente de la Coordinadora de ONG de España y también de la Federación de Madrid. Colaboro con varias universidades españolas y soy profesor invitado en Boston College.


Escrito el 12 de diciembre de 2012 a las 12:46 | Clasificado en Economía, Sociedad

En España la banca ética ofrece una alternativa real a la banca tradicional tan cuestionada en estos momentos. Pero ¿sabes dónde encontrarla?

Portada de la revista Triodos, editada por Triodos Bank.
Portada de la revista Triodos, editada por Triodos Bank.

Es difícil encontrar en estos momentos en España una profesión más vilipendiada que la de banquero. La actividad de las entidades financieras está sometida a un profundo cuestionamiento por parte de la sociedad que asiste con estupor a la sangría de miles de millones de euros de los fondos públicos (y a los recortes derivados de haber tenido que solicitar el rescate para poder financiarlos) para evitar la quiebra de un puñado de cajas de ahorro y bancos gestionados con evidente falta de profesionalidad y ética, sin que sus responsables estén teniendo que asumir ninguna consecuencia penal, ni siquiera política en la mayoría de los casos.

Los desahucios, el parón absoluto en el flujo de crédito que está provocando la ruina de muchas pequeñas y medianas empresas por falta de liquidez, las multimillonarias  remuneraciones de sus primeros ejecutivos en un contexto de recesión generalizada… son otras actuaciones que contribuyen al deterioro de la imagen de las instituciones financieras en España.

Y sin embargo necesitamos a los bancos. Cualquier economía requiere del ahorro y del crédito para funcionar y necesita instituciones con capacidad de prestar fondos para emprender proyectos nuevos, financiar iniciativas productivas de todo tipo y, en general, mover la rueda de la dinámica económica.

La solución no es, por tanto, eliminar a las instituciones financieras, sino transformarlas radicalmente para que se dediquen a cumplir la función social para la que fueron creadas, actúen con la transparencia necesaria y dispongan de los mecanismos de control y supervisión necesarios para evitar riesgos para el conjunto de la economía.

Alternativa a la banca tradicional

Con este fin, surgió en EEUU primero y posteriormente en diferentes países de Europa, Asia y América Latina, la llamada banca ética, social, sostenible o alternativa según las diferentes denominaciones. Se trata de iniciativas que pretenden ofrecer una alternativa a la banca tradicional desde el punto de vista ético, social y medioambiental.

[media url=”http://www.youtube.com/watch?v=4tohW__zJnU” width=”100%” height=”400″]

La actividad financiera de la banca ética está orientada por algunos principios que pueden parecer elementales, pero que en este tiempo se convierten en contraculturales: promover una economía al servicio de las necesidades de las personas; impulsar la cohesión social, la solidaridad y el desarrollo sostenible; rechazar las ganancias financieras sin conexión con la economía real; apoyar las iniciativas innovadoras que mejoren la situación social y medioambiental.

En la práctica, estos principios se aplican en algunas medidas muy concretas tanto de carácter negativo (rechazo de la financiación o inversión de proyectos que tengan un impacto negativo en el medio ambiente o en el cumplimiento de los derechos humanos) como, especialmente, positivo: apoyar iniciativas creadoras de empleo digno, proyectos medioambientalmente sostenibles, iniciativas que promueven la inclusión laboral de personas en algún tipo de riesgo social…  Pero que nadie se equivoque: no son ONG, son bancos que ofrecen productos financieros convencionales (libretas de ahorro, cuentas corrientes, prestamos para necesidades de tesorería, créditos…), pero orientados hacia estas finalidades.

Ahorro cooperativo

En España existe una larga tradición de ahorro cooperativo y solidario que conecta con el movimiento de banca ética. Las cajas de ahorro y las cooperativas de crédito nacieron en muchos casos inspiradas en un espíritu parecido al que ahora anima el movimiento de banca ética, sin embargo con el paso de los años fueron perdiendo su espíritu inicial, del que solo conservaban (hasta el tsunami de la crisis) la obra social.

En la actualidad existen en España fundamentalmente dos iniciativas englobadas en el movimiento de banca ética: Triodos Bank y Fiare (además de algunas cajas, como Caixa Pollença, que se mantienen fieles a su espíritu fundacional). La primera es de origen holandés y es la más conocida en España donde ya tiene 100.000 clientes. Su funcionamiento y estructura se parece más al de un banco tradicional, pero su misión está clara y directamente ligada a los principios de la banca ética.

Fiare es una iniciativa diferente, surgida de abajo a arriba, nació en el País Vasco como fruto de una iniciativa en red de un grupo de organizaciones sociales, medioambientales, religiosas y culturales preocupadas por la desconexión del sistema financiero con los problemas sociales y medioambientales que diariamente observaban en su trabajo. A lo largo de estos últimos cinco años, Fiare se ha ido extendiendo por el conjunto del territorio español, manteniéndose como una iniciativa impulsada y sostenida por el tejido social de cada territorio, pues son casi 3.500 las personas y organizaciones que han aportado los 4 millones de euros de capital social que ha hecho posible el desarrollo de esta semilla. En la actualidad Fiare está culminando el proceso de integración en la Banca Popolare ética italiana, la iniciativa de banca ética más importante y consolidada de Europa y así poder operar plenamente como una institución financiera bajo esta licencia bancaria.

Muchos estamos molestos con el funcionamiento de las instituciones financieras en nuestro país, antes y durante la crisis económica que estamos sufriendo. Son muchas las propuestas que están poniendo en marcha para corregir diferentes aspectos: cambio de la normativa legal sobre los desahucios; iniciativas para exigir responsabilidades a los responsables de las entidades quebradas…

Impulsar la banca ética es una de las más interesantes y con mayor proyección futura. Probablemente estas iniciativas no logren el volumen necesario para constituir una amenaza real para el sistema financiero tradicional, pero tienen dos grandes virtudes: ofrecen una propuesta real para aquellas personas e instituciones que quieren hacer un uso ético, sostenible y social de sus ahorros y se convierten en un símbolo capaz de iluminar la realidad y generar cambios en el entorno mucho mayores que ellos mismos. Solo por ello, hoy resultan imprescindibles.

Los votantes dicen...
  1. […] áreas clave de nuestra sociedad pueden funcionar de otra manera: la banca ética que comentamos aquí, los partidos políticos conectados con movimientos sociales, las iniciativas de consumo […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>