Arrow

El Gobierno pasa del cine online


0
Fernando de Luis-Orueta

Periodista, cinéfilo y teatrero. Criado en El País, he sido responsable de Cultura y Televisión de Lainformacion.com y jefe de cierre en varias publicaciones nacionales. Desde 2000 estoy a los mandos de la web de información cinematográfica losExtras.es.


Escrito el 21 de diciembre de 2012 a las 16:05 | Clasificado en Cine

No sólo la financiación condena al cine español. La caída incontenible de público en las salas, el fácil acceso a los contenidos ‘piratas’ y la desprotección de las nuevas plataformas de cine en ‘streaming’ amenazan al sector.

Palomitas de maíz
Palomitas de maíz

El ministerio de Educación y Cultura y los principales operadores del sector del cine están enfrascados en buscar una salida a la perentoria situación financiera del audiovisual español, atrapado entre un sistema de ayudas que se da por extinguido y una redefinición del terreno que sigue lejos de dibujarse. Si no llega pronto una solución, el sector está condenado a la asfixia económica y, por tanto, a penas se producirán películas en España en los próximos tiempos.

Pero imaginemos que la situación se desbloquea: el círculo cuadra, Cultura paga sus deudas por conceptos de ayudas a los productores, Hacienda acepta un marco de desgravaciones fiscales que anime la inversión privada en el sector y, al fin, reina la paz sobre un nuevo orden. Resultado: se rodarán películas. Y será el momento de estrenarlas. ¿Dónde?

Las salas de cine tienen enormes dificultades. La sangría de espectadores es constante: el año pasado cayó por debajo de la barrera de los 100 millones de entradas vendidas en un año -cifra insólita desde que se recopilan datos- y nada indica que se vaya a recuperar. La brutal subida del IVA al 21% se asegurará de ello, como vaticina FAPAE, la patronal de los productores. Tampoco se encontrará solución en las ventas de DVD, que está en unos 100 millones de euros anuales, lo cual supone una cantidad casi anecdótica.

2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011
Cines 1.052 936 907 868 851 860 876
Nº Salas 4.401 4.299 4.296 4.140 4.082 4.080 4.044
Películas 1.730 1.748 1.776 1.652 1.481 1.555 1.506
Recaudación (millones de euros)
Españolas 106,21 98,41 86,73 81,61 104,37 80,28 99,14
Extranjeras 528,74 537,75 557,00 537,68 566,67 582,03 536,71
Total 634,95 636,16 643,74 619,29 671,04 662,31 635,85
Espectadores (millones)
Españolas 21,29 18,77 15,80 14,36 17,48 12,93 15,52
Extranjeras 106,36 102,88 101,14 93,45 92,51 88,67 82,82
Total 127,65 121,65 116,93 107,81 109,99 101,60 98,34

Sin embargo, sería absurdo dejar fuera de la ecuación el hecho de que la forma de consumir cine ha cambiado con la generalización de la banda ancha. Las películas ya no sólo se ven en las salas: se ven en las casas, en los espléndidos televisores de pantalla plana y alta definición que ya amueblan la mayor parte de los hogares españoles merced a los programas de renovación del parque de receptores, más conocidos como Campeonatos del Mundo y Juegos Olímpicos.

El problema viene al echar un vistazo a la oferta digital disponible para disfrutar en los flamantes LCD, bien directamente desde Internet en el caso de que estén ‘conectados’, o bien a través del ordenador o discos duros externos. Dejando de lado los sitios ‘piratas’, el crecimiento de las plataformas digitales con licencia es todavía tímido y está conociendo toda suerte de dificultades.

En el último año el sector audiovisual ha asistido en pocos meses al ascenso y caída de Youzee, una empresa con vocación de liderar el mercado del cine en ‘streaming’ antes de la llegada de las grandes marcas estadounidenses. A los altos costes de explotación –tal vez demasiado altos como ellos mismos reconocían- se les atragantaron las trabas de las ‘majors’, empeñadas en manejar con puño de hierro qué se ofrece y bajo qué condiciones, con métodos inflexibles y condiciones –a la vista está- insoportables.

Tampoco ayuda la pasividad del Gobierno ante este nuevo mercado. La única medida que se ha tomado específicamente para fomentar a las plataformas ‘on line’ data del Ejecutivo anterior, que aceptó contabilizar los espectadores de estos nuevos sistemas a la hora de calcular las ayudas a la amortización de las películas, que se dan en función de su éxito en taquilla. Con el relevo en el Ejecutivo, el nuevo equipo de Cultura intentó que Hacienda rebajara el IVA que se aplica al cine en ‘streaming’ para igualarlo al de las salas (entonces en el 8%), como llegó a reconocer un alto cargo la pasada primavera. Semanas después la jugada acordada fue la inversa: disparar el IVA de las salas al 21%.

Ayer, en la presentación los datos de explotación de ‘Carmina o revienta’ –la primera película española que decidía romper con el sistema de distribución tradicional y apostar por un estreno simultáneo en salas, DVD e Internet- director de la plataforma Filmin, Juan Carlos Tous, ponía gesto estupefacto al preguntarle por las iniciativas del Gobierno para proteger a este nuevo sector. “Lo único que se ha hecho es convocar una mesa para abordar el nuevo modelo audiovisual a la que no fuimos convocados nadie de Internet”, asegura tajante.

Todo lo más ha sido la asistencia los secretarios de Estado de Cultura, José María Lassalle, y de Telecomunicaciones, Víctor Calvo Sotelo, en calidad de “padrinos” a la presentación de la página web Mesientodecine.com con la que los distribuidores de cine y DVD pretenden dar a conocer las alternativas legales a la piratería. En ese acto Lassalle reconocía, de paso, que la Ley Sinde “no funciona todo lo bien que debería”.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>