¿Es dañino politizar los Goya?

El próximo lunes, la Asociación de Informadores Cinematográficos entrega sus primeros Premios Feroz, en un intento de emular a los Globos de Oro pero en España. Los propios creadores de estos galardones ya los autodenominan como la antesala de los Goya. De momento, han conseguido organizar una gala en los cines Callao, que además retransmitirá en directo el canal de TDT Paramount Channel.

Más premios en un panorama cinematográfico empobrecido por un cúmulo de factores: desde una volátil industria demasiado atada a la subvención (como tantos otros ámbitos sociales, empezando por las organizaciones de los partidos políticos), hasta una depredadora política del gobierno contra la cultura.

¿Servirán los Feroz para impulsar la maltrecha industria cinematográfica o se quedarán en el simple reconocimiento del talento de los mismos de siempre? Los premios no han servido, en los últimos años, como trampolín publicitario para impulsar la trayectoria de las películas ganadoras y, por tanto, llevar más público a las salas. Al contrario, ‘Blancanieves’ triunfó en los Goya y fue un fiasco en taquilla. Las 11 nominaciones de ‘La gran familia española’ tampoco han servido ni para resucitar un poco su carrera comercial.

En muchos casos, existe un abismo entre el público potencial y el cine español. Además del prejuicio creciente que piensa que nuestro cine es siempre igual, cansino, que se mira al ombligo y que trata siempre los mismos temas. Una mentira, claro.

La trayectoria internacional de los filmes españoles demuestra que, incluso con escasísimos presupuestos, cada vez exportamos más talento. El reto seguirá siendo conseguir que el público de aquí entre a las salas para ver el buen cine que se rueda.

Y en eso, además de multiplicar las galas de premios, sí que deberíamos aprender de los norteamericanos. Ellos saben asistir a este tipo de ceremonias siendo cercanos al público, bromeando, riendo las gracietas de sus compañeros, sabiendo que están promocionando su trabajo y sus películas, pero sin meterse en berenjenales políticos durante la gala. Luego, fuera, muchos no tienen problema en mojarse ideológicamente. Pero dentro del ‘sarao’, no.

Es curioso, pero saben elegir la plataforma en la que lanzan un mensaje u otro. Viven en otra idiosincrasia, por supuesto. Está claro que es sano y bueno en una democracia aprovechar los lugares públicos para denunciar injusticias, pero también es cierto que la politización de los Goya ha terminado haciendo daño al cine español. Porque, al final, vivimos (y sufrimos) un país en donde sigue siendo rentable en votos reavivar el enfrentamiento entre dos Españas, algo que parecía superado. Pero no, y ese choque frontal, en muchos casos, ha tomado el cine como cabeza de turco.

Borja Terán

Periodista y realizador. Analizo el pasado, presente y futuro de la televisión en lainformacion.com, 'La Mañana de Cope' y falsodirecto.com, entre otros medios. Fui redactor de TP, Supertele y Teleindiscreta. Me forjé como ayudante de realización en RTVE. He sido dircom de 'Seis puntos sobre Emma' y, actualmente, también desarrollo contenidos para cine, tele e internet.

Un comentario sobre “¿Es dañino politizar los Goya?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.