Arrow

Un western independentista


1
Yorokobu

Este artículo ha sido publicado en Yorokobu, revista sobre innovación, inspiración, tendencias, emprendedores, creatividad y las cosas positivas que ocurren en el mundo y nadie cuenta.


Escrito el 13 de mayo de 2013 a las 20:21 | Clasificado en África, Cine

Entre que el Western es un género cinematográfico capaz de escribir la historia en lugar de narrarla y que el paisaje acompaña, el Sáhara Occidental es el escenario perfecto.

Imagen del rodaje del 'western' por el Sáhara (Fuente: Yorokobu)
Imagen del rodaje del 'western' por el Sáhara (Fuente: Yorokobu)

¿Qué podría  hacer John Wayne por el Sáhara Occidental? El colectivo artístico Left Hand Rotation ha dado con ello. A este grupo de creadores se les quedó un día grabada una frase del periodista y escritor Santiago Tarín (1959): “El Western es el único género cinematográfico que consiguió escribir la Historia en lugar de recrearla”. La afirmación les puso en la pista: Si las películas de vaqueros son el género que creó Historia a su antojo en vez de basarse en ella, y los saharauis son un pueblo con la necesidad de crearla, entonces tenían las cartas  perfectas para barajar: Harían un western con los saharauis para que contasen su Historia e imaginasen un The End de la manera que a ellos les apeteciera.

El colectivo, cuyos miembros trabajan de forma anónima en proyectos experimentales, tiene siempre como objetivo dar ese giro de dirección a “un tornillo que hay que apretar justo al contrario de lo esperado”. Con ese espíritu se les ocurrió elaborar el tráilerWestern Sáhara de forma colaborativa con los refugiados saharauis que habitan los campamentos de Tindúf (Argelia), una manera de incitarles a escribir, guionizar e interpretar su tragedia y ofrecer su propia versión sobre la creación del estado que anhelan.

“En el mundo contemporáneo no existe quien no es visto. La situación del Sáhara Occidental es un conflicto en ángulo muerto que escapa desde hace décadas del plano de lo mediático,  lo que ha permitido que intereses económicos y políticos bloqueen una posible resolución a la situación de 200.000 personas en el exilio”, exponen el trasfondo del asunto.

Por eso quisieron rescatar del western su esencia de “cine político” que “aborda la relación entre el individuo y el Estado” y da la “visión mitológica del nacimiento de una nación que sustituye a la propia historia”. Un género cuyas necesidades de producción, en palabras del cineasta francés Jean Rouch, no requieren ni de “equipos de iluminación, ni una buena cámara”, sino de “una persona que filma y otra que es filmada”, algo que también adquiría vital importancia de cara a los paupérrimos medios con los que cuentan los habitantes de esta región yerma cuyos moradores aún confían en que sea de paso.

Analizadas las ventajas de sumergirse en este género cinematográfico, utilizaron el marco del festival ARTifariti para llevar su idea a cabo. El evento, que cumplía el año pasado su sexta edición, es un encuentro abierto que vincula en los campamentos a artistas internacionales y locales para que compartan proyectos de arte y compromiso social y actúe como herramienta de “reivindicación, transformación y activación de este contexto”.  En esta ocasión Left Hand Rotation proponía el concepto a habitantes inexpertos y a los miembros de la Escuela de Formación Audiovisual Abidin Kaid Saleh, que crea desde 2011 las condiciones necesarias para que la comunidad utilice el lenguaje audiovisual como “una herramienta política de autorepresentación útil. El cine como medio para reconquistar la historia arrebatada”.

Cartel del proyecto (Fuente: Yorokobu)

La duda era: ¿Se podrían generar imágenes competitivas en el mundo globalizado que al mismo tiempo fuesen capaces de transmitir la subjetividad de la comunidad que las generó? ¿Se pueden utilizar códigos globales para difundir lo local? De esa tentativa, la grabación del propio trailer dio lugar a un documental en el que artistas y pobladores saharauis moldean el guión de su historia con los códigos de un western, donde ellos eligen a los buenos, a los malos, a los forasteros y qué hacer con las pistolas de cartón.

“El cine es un arma, una de las más importantes que se debe utilizar para lograr los objetivos de nuestro pueblo” esgrime en el documental Omar Ahmed, director de la Escuela Audiovisual. “Es necesario que llegue la hora en que haya unas generaciones capaces de reiniciar el espíritu revolucionario, pero a partir de la cultura”, añade otro colaborador local. Left Hand Rotation sabía que su misión era proponer la tarea y colgar el cartel de ‘Se busca historia’. Su frontera la pusieron en no inmiscuirse en el modo que esta sociedad tuviese de contar su situación: “Este tráiler es el adelanto de una película de la que aún no conocemos el final”, comienza diciendo su trabajo, “una historia cuyas imágenes debe elegir el pueblo saharaui”.

Imagen del proyecto (Fuente: Yorokobu)

Imagen del proyecto (Fuente: Yorokobu)

FuenteSe busca western. Recompensa: un estado saharaui

Autor: Jaled Abdelrahim

Los votantes dicen...

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>