Arrow

De Españistán a Europesadilla


1
Hugo Rodrigo

Periodista, locutor, escritor, guionista y devorador de cómics. Licenciado en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández. Director y presentador del programa de radio Rock & Cómics. Ha trabajado en Radio 9, Compromís per Elx, Radio Expres Marca y Radio UMH


Escrito el 4 de septiembre de 2013 a las 17:24 | Clasificado en Comics

Aleix Saló nos cuenta de manera distendida y en clave de humor el presente y el pasado de la crisis financiera. Un repaso a qué se vive en España, cómo gestionan la situación los gobernantes y cómo nos influyen desde Europa.

Viñeta de Simiocracia, de Aleix Saló.
Viñeta de Simiocracia, de Aleix Saló.

Sin ser una trilogía al uso, pues no es una misma historia continuada en tres partes, estos tres cómics se complementan y podrían formar parte de un solo todo. Su autor, Aleix Saló, nos explica de una manera sencilla, y siempre desde su vertiente cómica, la crisis económica. Comenzando por Españistán y la situación económica desde un lado más social, pasando por Simiocracia y la responsabilidad de políticos y gobernantes, para acabar en Europesadilla y la influencia de Europa en toda la crisis.

Españistán

Este primer tebeo establece un paralelismo entre la historia narrada por Tolkien en El señor de los anillos y un joven llamado Fredo que vive en el País de los Curritos. El protagonista tras quedarse sin trabajo intentará deshacerse de su hipoteca para lo que tendrá que recorrer el reino de Españistán junto a sus compañeros de viaje, un colega, un pensionista y una pija.

Para su autor la obra es a la vez “una sátira y un homenaje a un colectivo conocido como los ‘canis’, que más o menos podemos identificar con ese sector joven de la clase trabajadora que abandonó tempranamente los estudios para lanzarse al mercado laboral durante el periodo de bonanza”, asegura en un artículo de RTVE.

Bajo esta premisa Saló aprovecha este viaje para explicar múltiples puntos de la crisis económica que vive España y poder hablar tanto de las prácticas abusivas de los bancos, como de los funcionarios entre otras cosas. “El objetivo último no era otro que hacer una denuncia, lo más completa posible, del rumbo que ha tomado este país en los últimos diez años. Hipotecas, SGAE, Telecinco, funcionarios, obispos, becarios, precariedad…”, comenta Saló.

Pero si por algo destacó este cómic y lo llevo ha llevado a vender más de cuarenta mil ejemplares entre la edición en castellano y en catalán y haber agotado hasta seis ediciones a principios de 2012, convirtiéndolo así en uno de los cómics españoles más vendidos, es sin duda el video que sirvió de prólogo para el mismo. La publicación de un pequeño cortometraje donde se explicaba cómo se había llegado a la crisis resultó todo un éxito. En tan sólo once días se había reproducido más de dos coma cuatro millones de veces. En la actualidad ya supera los siete millones de reproducciones entre la cuenta oficial y las copias de otros usuarios. Este éxito consiguió una gran atención mediática y sirvió para lanzar las ventas del cómic.

Viñeta de Españistán.
Simiocracia

Con Simiocracia Aleix Saló repetirá la formula de usar una pequeña animación como prólogo y promoción del cómic. De nuevo el éxito fue rotundo y en tan sólo tres días había superado el medio millón de visitas, superando al día de hoy los dos millones. Con esta estrategia los medios se hicieron eco apareciendo incluso en portadas de las webs de diarios nacionales y proporcionando múltiples entrevistas en medios generalistas.

En esta ocasión Saló varía el tipo de historia. Si con Españistán el autor explicaba el origen de la burbuja inmobiliaria a través de un paralelismo con El señor de los anillos, ahora se centrará en los políticos que gobiernan, así como en los banqueros y los grandes empresarios para explicar cómo se gestiona la crisis y en qué situación se encuentra.

“He hecho una especie de foto general con la que quería presentar una serie de temas relacionados, ya que es una buena forma de verlos desde otra óptica. Está amenizada con el relato de otros periodos históricos y económicos que hemos vivido y de lo que se puede sacar muchos paralelismos”, asegura Saló a La Vanguardia.

Aunque sin dejar de lado el humor, el cambio de estilo se ve también reflejado en un tono algo más serio, más profundo. El arraigo de la crisis en la sociedad y la gestión política lleva a un cambio en ello. El autor asegura que en cada momento intenta empaparse de la atmósfera social y que así como el año anterior, con Españistán, aún existía un punto de esperanza y la gente salía a la calle. En el momento de realizar Simiocracia “la cosa ha ido a peor, lo único que queda es el cinismo, que también es una posición cómoda” reconoce Saló.

Europesadilla

Y por fin llegamos a la tercera entrega de esta ‘trilogía’ sobre la crisis, el cual como sus dos predecesores será introducido a través de un video de animación. El último de los cómics publicados se centra en la construcción no sólo de la Unión Europea, sino de la identidad europea. Así hará un repaso histórico hasta la actualidad en donde mostrará como las políticas europeas y más aún los países que la componen afectan al resto. Para ello también analizará la relación con otras partes del mundo como Asia.

“Me di cuenta de que cuando quería hablar sobre el problema económico actual tenía que retroceder cada vez más y más hasta casi el principio de los tiempos, hasta el Neolítico”, cuenta Saló en una entrevista para RTVE.

El autor realizará creará una serie de personajes que ayudarán a explicar todos estos puntos. Entre ellos destaca sin lugar a dudas el ‘vampiricus ibéricus’, una versión draculiana para representar un parásito mediocre que accede a la política para expandirse por todos los estamentos enchufando a sus amigos en los diversos cargos de poder hasta infectarlo todo. De esta manera su especie resulta casi imposible de extirpar puesto que unos se protegen a otros a través de una burocracia elefantiastica.

“Desde que empezó la crisis, la contratación pública aumentó por encima de los niveles de la época de la burbuja y no eran funcionarios, sino cargos colocados a dedo”, critica Saló en El Mundo.

Sin lugar a dudas, de los tres cómics este es el que señala a ciertos culpables de manera más directa y con la premisa del principio de Hanlon continuada desde Simiocracia: “Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez”.

Viñeta de Europesadilla.
Los votantes dicen...
  1. […] De Españistán a Europesadilla, artículo publicado el 4 de septiembre de 2013 en la web Sesión de Control […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>