Arrow

Las amistades peligrosas culés


3
Álvaro Hernández

Soy diplomado en Turismo, pero siempre he querido ser periodista, y por fin me he puesto manos a la obra con ello. Colaboro de vez en cuando con la Ser de Almería y con el periódico local La voz de Almería.


Escrito el 14 de julio de 2013 a las 11:50 | Clasificado en Deportes

El club catalán es conocido por mantener unos valores que lleva por bandera. Sin embargo, los acuerdos publicitarios de los últimos años han hecho que el Barça deje de lado esos valores y se preocupe más por el dinero.

El presidente del FC Barcelona, ​​Sandro Rosell, con el consejero delegado de Qatar Airways, Akbar Al Baker (Foto: FC Barcelona)
El presidente del FC Barcelona, ​​Sandro Rosell, con el consejero delegado de Qatar Airways, Akbar Al Baker (Foto: FC Barcelona)

El FC Barcelona es el club de los valores. Así es conocido por muchos, e incluso en algunas ocasiones se habla de esos ‘valors’ y de la ‘humildat’, no sin sorna. Así se define el propio club:

“El FC Barcelona es ‘más que un club’ en Cataluña, porque es la institución deportiva más representativa del país y uno de sus mejores embajadores […]. Es más que un club para muchas personas del resto del Estado español que vieron en el Barça un firme defensor de los derechos y las libertades democráticas”

En cierta medida, y más allá de rivalidades deportivas, el club ha sido coherente con sus principios. Uno de los ejemplos más recientes está relacionado con su publicidad. En concreto, la que cedió de forma gratuita a UNICEF en sus camisetas. Era la primera vez que el Barça llevaba un patrocinador en su elástica y era una ONG a la que no le cobraban.

Pero precisamente fue otro acuerdo publicitario el que hizo temblar los valores del club catalán. Esta vez, eso sí, un acuerdo mucho más pecuniario, que no sólo de buenas obras vive el hombre y los equipos de fútbol, menos.

El segundo patrocinador insertado en la camiseta culé fue la polémica Qatar Foundation.  La controversia tenía múltiples frentes. Por una parte, “vender” las hasta entonces inmaculadas franjas blaugranas era algo que no cayó muy bien a los aficionados del club. Pero había que ser realista: los 150 millones de euros que el equipo catalán iba a recibir por cinco años de publicidad eran como maná caído del cielo para sus arcas. Al fin y al cabo, las estrellas y los títulos no cuestan poco dinero.

Los petrodólares de Qatar Foundation

Por otro lado estaban las sombras que había respecto al patrocinador ¿Qué era Qatar Foundation? Para despejar esta incógnita, Jordi Évole dedicó uno de sus populares ‘Salvados’ a la institución árabe.  En ‘Qatar: el tiki-taka de los petrodólares’, el periodista catalán retrataba a una Organización No Gubernamental fundada, irónicamente, por el emir catarí.

En el programa queda reflejada la situación del país árabe: una monarquía absoluta que gobierna un país con más de un millón setecientos mil habitantes de los cuáles sólo unos cuatrocientos mil, según la periodista de Al Jazeera María Arbeláez, son cataríes. El resto son inmigrantes que malviven hacinados en pequeñas habitaciones. A partir de ahí, ninguna sorpresas: los ricos son muy ricos y cada vez lo son más, y los pobres, que son mayoría, no mejoran, ni lo harán nunca. Además de la persecución de la homosexualidad, el trato que recibe allí la mujer…

Curiosamente, el vicepresidente de la Qatar Foundation, Saif Ali Al-Hajari, afirmaba en dicho programa que entre el club catalán y la fundación había “valores compartidos”. Todo ‘valors’ en Qatar. “Todos los habitantes de Qatar son muy felices”. Fueron las palabras del presidente Sandro Rosell al ser preguntado en el programa de TV3 Ágora por el nuevo patrocinador y la posible estrategia para “limpiar la imagen de una dictadura”.

Siria, Qatar y UNICEF

Dos años después, los “valores compartidos” y la publicidad catarí vuelven a darle problemas a Rosell. Ahora es la guerra civil Siria la que pone en duda el compromiso del club catalán con sus principios ¿Qué tienen que ver Siria y el Barça? El nexo de unión es, precisamente, Qatar: el país árabe es uno de los que apoyan de forma directa a los rebeldes sirios que se enfrentan a las tropas del todavía presidente Bashar al Asad. Junto a Arabia Saudí, el país amigo del club culé ha enviado desde el comienzo del conflicto dinero y armas ligeras a los opositores sirios.

A pesar de que Estados Unidos pidió a ambos países que no enviaran armas pesadas ni ciertos lanzamisiles ligeros que pudieran caer en manos equivocadas, e incluso convertirse en armas usadas contra los estadounidenses en un futuro, Qatar ha continuado apoyando directamente a los opositores sirios. En primer lugar envió misiles chinos a través de Turquía, y más tarde realizaron un segundo envío, según The New York Times, lanzamisiles cuyos proyectiles buscan puntos de calor como objetivos.

No es la primera vez que la monarquía catarí apoya una revuelta de este tipo. Ya apoyó en su momento a los rebeldes del Líbano y, además, muchos ven en Al Jazeera –que retransmite desde el país árabe desde hace 15 años- la punta de lanza del país árabe en las revueltas de otros países.

Después de dos años de patrocinio, el sponsor culé cambió. Pero no porque el club decidiera romper el acuerdo, sino porque el verdadero dueño de la publicidad es Qatar Sports Investments. La empresa tenía derecho a cambiar la publicidad de la zamarra blaugrana, y así lo ha hecho. Desde la próxima temporada el FC Barcelona estará patrocinado por Qatar Airways, una aerolínea creada por la familia real catarí. En la presentación del nuevo patrocinador se volvió a escuchar la ya repetida expresión de los “valores compartidos”.

¿Son compatibles la publicidad de Qatar y la de UNICEF? En principio, nada lo impide. Mientras tanto, UNICEF estima que, actualmente, hay 6,8 millones de personas afectadas por el conflicto sirio. Además, cuatro millones de niños sirios necesitan ayuda de forma inmediata y más de seis mil han muerto ya. Irónicamente, la llegada de los petrodólares cataríes relegó la publicidad de UNICEF a la parte trasera de la camiseta azulgrana.

Los votantes dicen...
  1. Jesús dice:

    No deja de ser un artículo sesgado el tuyo al no poner todas las cartas encima de la mesa y aportar todos los datos. Cuando se trata de hablar de los “siniestros” negocios del Barça deberías hablar también de los de su archienemigo, el Real Madrid.

    Antes de portar el logo de UNICEF en la camiseta el Barça estuvo a punto de publicitar una casa de apuestas y desde Madrid, no desde el Madrid, se criticaba esa decisión al mancillar una centenaria camiseta limpia de publicidad con algo tan demoníaco como una casa de apuestas. Después de desestimar esa oferta el Barça llegó un acuerdo con UNICEF y poco tiempo después el Madrid firmaba un acuerdo con otra casa de apuestas. El resultado de todo ello es que este tipo de empresas ya no era tan malo (la doble lectura según sea el Madrid o el Barça la X en la ecuación). Por cierto, olvidas mencionar, intuyo que por desconocimiento y no por el mero hecho de ocultar datos, que el acuerdo del Barça con UNICEF incluía una cláusula por la que el equipo catalán donaría un millón de euros anualmente a esta organización, cantidad que ha seguido donando incluso después de desplazar el citado logo a otro lugar en la camiseta.

    Llegamos a la publicidad catarí y se vuelve a criticar al Barça por firmar con Qatar Foundation, pero la prensa se olvida de nombrar que el Madrid ha firmado con una aerolínea con base en un emirato y con dueño musulmán, emirato que también representa la negación de la mujer como una persona con los mismos derechos que un hombre y bla bla bla. Y para terminar de cerrar el círculo el mismo equipo capitalino portará en su camiseta el logo de esa aerolínea esta próxima temporada. ¿alguien se ha hecho eco del acuerdo entre el Real Madrid y los malísimos musulmanes? No busques en google, la respuesta te la doy yo: NO

    Un saludo

  2. […] Las amistades peligrosas culés […]

  3. […] árabe -sospechoso de haber “comprado” la celebración del Mundial- se ve envuelto en una polémica relacionada con el deporte, pero sí parece que, en esta ocasión, las consecuencias pueden ser extremadamente […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>