Arrow

Tarjeta a los homófobos


0
F. Navarro Sordo

Surgido de la escuela de cafebabel.com, de donde fui jefe de las secciones Internacional, Política europea, Economía y EUdebate2009.eu, soy un periodista bilingüe especializado en asuntos europeos. He colaborado también con medios como Slate.fr, MyEurop.info o France24TV. Soy cofundador del blog Europa451. En la actualidad trabajo como relaciones públicas en Bruselas.


Escrito el 26 de abril de 2013 a las 9:12 | Clasificado en Deportes

La Justicia de la Unión Europea sentencia que si un dirigente de club de fútbol realiza declaraciones homófobas, tendrá que demostrar que el club no practica una política de contratación de personal discriminatoria.

Foto titulada “Orgullo español”, de (Flickr: Rachel E. Chapman)
Foto titulada “Orgullo español”, de (Flickr: Rachel E. Chapman)

Las salidas del armario en el mundo del fútbol son escasas en toda su Historia. En un universo deportivo unisex y dominado por la testosterona y el verticalismo ideológico, declarar de manera espontánea la propia homosexualidad de un jugador puede suponer el fin de su carrera deportiva. El internacional norteamericano Robbie Rogers dio el paso en febrero, a sus 25 años, a la vez que anunciaba su retirada del deporte. Veintitrés años después del único jugador que había asumido en público su homosexualidad: el británico Justin Fashanu, que en 1998 decidió suicidarse tras ser víctima de falsas denuncias de abuso sexual.

Hoy, varias ligas nacionales de fútbol tienen planes y estrategias contra la homofobia en los estadios, lo que ha incluido sonadas multas, como la del jugador del Liverpool, Suso, que en diciembre tuvo que abonar 12.000 euros de sanción por llamar gay a un compañero de equipo a través de su cuenta de Twitter.

Ahora, es el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el que entra en escena con una sentencia que confirma la inversión de la carga de la prueba cuando un dirigente de club de fútbol realice declaraciones homófobas. Y lo hace en virtud de una Directiva Europea sobre la igualdad de trato en el empleo y la ocupación que establece un marco general para luchar contra la discriminación por motivos de religión o convicciones, de discapacidad, de edad o de orientación sexual en el ámbito del empleo.

En virtud de dicha Directiva, cuando ante un órgano jurisdiccional o ante otra instancia competente se acreditan hechos que permiten presumir la existencia de discriminación, la carga de la prueba recae en las partes demandadas, que deberán demostrar que, pese a esa apariencia de discriminación, no hubo violación del principio de igualdad de trato.

La sentencia se remonta a unas declaraciones efectuadas en marzo de 2010 a la prensa por el patrón del club Steaua de Bucarest, George Becali, en Rumania. En ellas aseguraba que “jamás contrataría a un deportista homosexual”. De inmediato, los responsables de la asociación rumana de lucha contra la discriminación de gays y lesbianas, Accept, denunciaron estas palabras ante el Consejo Nacional contra la Discriminación (CNCD), que las consideró constitutivas de un acoso, pero no laboral.

Esta interpretación es lo que ha venido a refutar el Tribunal de Justicia de la UE el 25 de abril de 2013. Las declaraciones de Becali constituyen discriminación laboral por motivos de sexo según las leyes de la Unión, y la práctica del deporte como actividad económica está comprendida en el ámbito del Derecho de la Unión.

Como en su día el club Steaua de Bucarest no se distanció de las palabras de quien sería de facto el responsable de las contrataciones -Becali-, ahora deberá demostrar que no practica una política de contratación de personal homófoba.

Como es natural, el club Steaua de Bucarest no deberá demostrar que contrata a homosexuales, pues ello provocaría una ruptura del derecho a la intimidad de los empleados, sino que tendrá que acreditar su distanciamiento claro respecto de las declaraciones públicas discriminatorias, así como la existencia de disposiciones expresas en su política de contratación de personal al objeto de garantizar el respeto del principio de igualdad de trato.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>