Arrow

Ese febrero que tuvo 30 días


9
Javier Sanz

Javier Sanz. Aficionado a la historia. Autor del blog Historias de la Historia. He escrito artículos para Revista Medieval y XLSemanal, colaborado en 'A vivir que son dos días' (Cadena Ser) y, actualmente, en LRV (Onda Cero), Gente Despierta (RNE), La Noche es Nuestra (EuropaFM), Diario de Teruel y el magazine para iPad "UnBreak". Ha publicado "Nunca me aprendí la lista de los reyes godos", ¡Fuego a discreción! y Caballos de Troya de la historia


Escrito el 24 de febrero de 2014 a las 8:33 | Clasificado en Historia

La decisión de Suecia de adaptarse progresivamente al calendario Gregoriano provocó que el mes de febrero de 1712 tuviese 30 días.

calendario_Suecia_Febrero_1712

El calendario Juliano, establecido por Julio César en 46 AC según el estudio elaborado por Sosígenes, utilizaba el movimiento del Sol para la medición del tiempo. Este calendario estuvo en vigor hasta que en 1582 se descubrió que las apreciaciones de Sosígenes también estaban un poco desfasadas: no eran 365,25 días sino 365,2422 el periodo de traslación de la Tierra alrededor del Sol.

Era poco, pero al cabo de los siglos el desfase que se había producido ya era de 10 días. Así que el Papa Gregorio XIII organizó una comisión de sabios entre los que estaba el español Pedro Chacón. Los medidas adoptadas por esta comisión, y aprobadas en la bula Inter Gravissimas, fueron dos:

1.- Serán bisiestos todos los años múltiplos de 4, excepto los terminados en 00 cuyas primeras cifras no sean múltiplos de 4. Lo fueron 1600 y 2000, no lo fueron 1700, 1800, 1900. Caso curioso es 4000 que, siendo múltiplo de 4, la comisión determinó que no fuese bisiesto.

2.- Saltar diez días en el calendario. Se pasó del jueves 4 de octubre al viernes 15 de octubre. En el transcurso de la historia se perdieron estos 10 días.

Este calendario, llamado Gregoriano, está vigente a fecha de hoy y fue adoptado poco a poco por todos los países: primero los países católicos, en 1700 los luteranos (con 11 días de retraso respecto al nuevo calendario), en 1752 los ingleses… y los últimos, los griegos en 1927 (con 13 días de retraso).

Esta disparidad de criterios dieron lugar a que Cervantes y Shakespeare falleciesen el mismo día -aunque sin haberlo hecho-, que los fallecidos el 4 de octubre no fuesen enterrados hasta el 15 de octubre -los diez días que se perdieron en la historia- o que un mes de febrero tuviese 30 días en Suecia.

La ingeniosa idea de Suecia para arreglar el error, y no tener que suprimir los diez días de golpe, fue adaptarse gradualmente: partiendo de 1700, y suprimiendo el día extra de los próximos 11 años bisiestos, calcularon que en 1740 ya estaría equiparados con el nuevo calendario. Cuando comenzaron a aplicar esta brillante medida, en 1700, se dieron cuenta de que ahora estaban desfasados en un día con los que siguieron con el Juliano y diez con los que ya aplicaban el Gregoriano, con los consiguientes problemas en cualquier acuerdo comercial o político de ámbito internacional.

Así que, en 1712, decidieron desfacer el entuerto y volver al Juliano: el día que había quitado en 1700 -en 1704 y 1708 no se había suprimido-, lo volvieron a poner en 1712, también bisiesto, por lo que su febrero de ese año tuvo 30 días. Así volvieron al Juliano, hasta que en 1753 se adaptaron al Gregoriano quitando 11 días.

Los votantes dicen...
  1. […] de consulta: fronterasblog / sesiondecontrol / […]

  2. […] de consulta: fronterasblog / sesiondecontrol / […]

  3. […] de consulta: fronterasblog / sesiondecontrol / […]

  4. […] de consulta: fronterasblog / sesiondecontrol / […]

  5. […] de consulta: fronterasblog / sesiondecontrol / […]

  6. […] de consulta: fronterasblog / sesiondecontrol / […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>