El problema de los neutrinos solares se debió a una gran discrepancia entre el número de neutrinos que llegaban a la Tierra y los modelos teóricos del interior del Sol. Este problema comenzó a estudiarse en la década de 1960 y ha sido resuelto recientemente mediante un nuevo entendimiento de la física de neutrinos, necesitando una modificación en el modelo estándar de la física de partículas.

Básicamente, debido a que los neutrinos tienen masa, pueden cambiar del tipo de neutrino que se produce en el interior del Sol, el neutrino electrónico, en dos tipos de neutrinos, el muónico y el tauónico, que, inicialmente, no fueron detectados.

Durante la presidencia de Jimmy Carter (1977-1981), y mientras leía la prensa del día, se encontró con un titular que le dejó preocupado:

Llegan del Sol menos neutrinos de los esperados.

Cuando llegó su asesor en materia de ciencia, el físico Fran Press, el presidente señalando el titular le dijo:

¿Podemos hacer algo, Press?

Si muchas veces criticamos la labor de los asesores, por su alto coste y el elevado número de los que se contratan, en otras ocasiones, como en ésta, supongo que para Press debió ser un papelón… No sabemos la respuesta del asesor pero Carter se merecía una del estilo:

Llame a Bruce Willis y a su grupo de perforadores de plataformas petrolíferas para que taladren la superficie del Sol, hagan estallar una bomba nuclear y así producir más reacciones termonucleares para que se generen más neutrinos

Publicado por Javier Sanz

Javier Sanz. Aficionado a la historia. Autor del blog Historias de la Historia. He escrito artículos para Revista Medieval y XLSemanal, colaborado en 'A vivir que son dos días' (Cadena Ser) y, actualmente, en LRV (Onda Cero), Gente Despierta (RNE), La Noche es Nuestra (EuropaFM), Diario de Teruel y el magazine para iPad "UnBreak". Ha publicado "Nunca me aprendí la lista de los reyes godos", ¡Fuego a discreción! y Caballos de Troya de la historia

Únete a la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.