Arrow

Embarazosa corrupción


1
Javier Sanz

Javier Sanz. Aficionado a la historia. Autor del blog Historias de la Historia. He escrito artículos para Revista Medieval y XLSemanal, colaborado en 'A vivir que son dos días' (Cadena Ser) y, actualmente, en LRV (Onda Cero), Gente Despierta (RNE), La Noche es Nuestra (EuropaFM), Diario de Teruel y el magazine para iPad "UnBreak". Ha publicado "Nunca me aprendí la lista de los reyes godos", ¡Fuego a discreción! y Caballos de Troya de la historia


Escrito el 4 de febrero de 2013 a las 8:11 | Clasificado en Historia

Sólo el hecho de que muchos quieran entrar en política y, una vez dentro, ninguno quiera salir, te hace sospechar

Barriendo los valores (Fuente: La viñeta satírica)
Barriendo los valores (Fuente: La viñeta satírica)

A lo largo de la historia los políticos nunca han tenido buena prensa. Pero parece que día a día insisten en cargarnos de razones para seguir pensando así. Sólo el hecho de que muchos quieran entrar y, una vez dentro, ninguno quiera salir, te hace sospechar.

Soy de la opinión que es un error generalizar y es injusto que una pandilla de chorizos sin escrúpulos oculten a los que merecen la pena y, sobre todo, entienden que son gestores públicos. Así que, vamos a echar la vista atrás y buscar alguno de estos últimos.

Un caso extremo de político consecuente fue el del legislador griego Carondas. Elaboró las leyes de Catania, su ciudad natal, y Reggio. Además, para facilitar su aprendizaje, las escribió en verso para que se pudiesen cantar en banquetes y reuniones. Entre las más importantes: protección de la familia (herencias, orfandad, viudedad…), leyes contra la calumnia y el perjurio y la prohibición de entrar armado en la Asamblea.

Este último delito, según su propia legislación, estaba castigado con la muerte. El caso es que en una ocasión -por la prisas o vete tú a saber- Carondas entró con una espada en la Asamblea. Al reprocharle su actitud los allí presentes, Carontas dijo:

Os equivocáis, vengo a confirmarla.

Y se suicidó con su propia espada.

Más cercano en el tiempo y en la distancia, tenemos al polifacético José Sánchez Guerra y Martí­nez. Abogado, periodista y polí­tico, fue presidente del Consejo de Ministros, ministro de Gobernación, ministro de Fomento y ministro de Guerra durante el reinado de Alfonso XIII.

En los diferentes cargos públicos que ocupó en la polí­tica española, eran muchas las “solicitudes de favores” que recibí­a, pero él siempre contestaba con un ‘no’ rotundo. Además, tení­a una frase preparada para estas situaciones, sobre la que muchos deberí­an reflexionar:

Tengo aprendido que en los dos sexos el no saber decir que no produce muchos embarazos.

Los votantes dicen...
  1. […] alma 18 La corrupción provoca embarazos no deseados top por jsanz en actualidad | política hace […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>