Arrow

La leyenda negra del Papa patrio


4
Javier Sanz

Javier Sanz. Aficionado a la historia. Autor del blog Historias de la Historia. He escrito artículos para Revista Medieval y XLSemanal, colaborado en 'A vivir que son dos días' (Cadena Ser) y, actualmente, en LRV (Onda Cero), Gente Despierta (RNE), La Noche es Nuestra (EuropaFM), Diario de Teruel y el magazine para iPad "UnBreak". Ha publicado "Nunca me aprendí la lista de los reyes godos", ¡Fuego a discreción! y Caballos de Troya de la historia


Escrito el 26 de agosto de 2013 a las 10:34 | Clasificado en Historia

¿Qué tiene de especial Alejandro VI para ser tratado con tanta inquina cuando no hizo nada -y digo nada- que no hubiesen hecho otros antes y que después no se siguiese haciendo? Simonía, nepotismo, matrimonios de conveniencia, hijos y amantes…

Alejandro VI (Fuente: Wikipedia)
Alejandro VI (Fuente: Wikipedia)

Lo que hoy sería España estuvo en boca de todos en 1492: descubrimiento de América, expulsión de los judíos, conquista del reino de Granada… y el nombramiento de Rodrigo de Borja como el Papa Alejandro VI.

La familia Borja, o Borgia como se les llamó en Italia, llegó a los Estados Pontificios de la mano de Alfonso de Borja, el futuro Calixto III. Éste se encargó de nombrar a su sobrino cardenal y de facilitarle los contactos entre la curia romana para ir ganando cuota de poder. También es cierto que Rodrigo sabía moverse muy bien en el fango.

En el Cónclave de 1492, en el que fue elegido Papa, tenía dos rivales italianos muy poderosos: los della Rovere (uno de ellos será el futuro Julio II) y los Sforza de Milán. Aquí es donde comenzó a despuntar como un gran inversor: uno a uno fue comprando -perdón, quería decir convenciendo- a los cardenales, o mercadeando con la mano de su hija, hasta que consiguió el número de votos necesarios. Nada nuevo en un Cónclave, pero todo muy calculado.

Sus primeras decisiones fueron entregar a su hija Lucrecia a Giovanni Sforza -lo prometido es deuda- y nombrar cardenal a su hijo César. Al contrario que otros Papas que también tuvieron hijos y amantes Alejandro VI convivió con su amante Vannozza Cattanei y los cuatros hijos que le dio: Juan, César, Lucrecia y Jofre. También se le conoció otra amante, Giulia Farnese (llamada Giulia la bella), de quien se decía que era “La más amable de contemplar”.

Decía lo de inversor porque nada más ocupar el cargo comenzó a recuperar todo lo invertido con intereses. Se cuenta que en Roma comenzó a utilizarse con demasiada frecuencia un complejo alimenticio llamado ‘cantarella’ (un veneno inodoro, incoloro e insípido que se presentaba como un polvo blanco similar al azúcar y provocaba la muerte tras atroces tormentos en veinticuatro horas).

Sea como fuere, el caso es que los territorios controlados por el Pontífice se fueron ampliando, e incluso el Rey de Francia, siempre dispuesto a intervenir y más cuando se trataba de un Papa español, tuvo que salir con el rabo entre las piernas de Italia. Sus enemigos se multiplicaron y se convirtió en la diana de toda la rumorología.

El pontificado de Alejandro VI fue de sangre y sexo

No seré yo el que ponga la mano en el fuego por Alejandro VI, pero siempre me he preguntado qué tiene de especial este Papa para ser tratado con tanta inquina cuando hizo lo que otros hicieron antes y después: simonía, nepotismo, amantes…

Lo que resulta curioso es que la leyenda negra de los Borgia naciese de sus enemigos espirituales, los familias italianas de los della Rovere y los Sforza, y sus enemigos políticos, los franceses. De hecho, los primeros referentes literarios de consideración nacen en Francia: ‘Lucrecia Borgia’ (1833) de Víctor Hugo y ‘Los Borgias’ (1839) de Alejandro Dumas.

Está claro que, a lo largo de la historia, otros han sabido venderse mejor y, además, han tenido el arte de crear leyendas negras relativas a nuestro pasado… Los ingleses crearon nuestra leyenda negra y franceses e italianos la de Alejandro VI.

Los votantes dicen...
  1. […] ¿Qué tiene de especial Alejandro VI para ser tratado con tanta inquina cuando no hizo nada -y digo nada- que no hubiesen hecho otros antes y que después no se siguiese haciendo? Simonía, nepotismo, matrimonios de conveniencia, hijos y amantes…  […]

  2. RAINER dice:

    Con este Papa Alejando VI comenzó a verse mal vista la Iglesia Católica, aparte de la simonía, el nepotismo y demás corrupciones, hubo un alejamiento tremendo hacia los fieles católicos tanto así que se desencadenó la Reforma Protestante, que culminaría en la división definitiva de la Iglesia Católica.

    • Javier Sanz dice:

      Los problemas de corrupción eran habituales durante los papados de la Edad Media, todo estalló con Martín Lutero pero bien podría haber ocurrido antes o después de Alejandro VI.

  3. Zackaryas dice:

    …Y CUANDO FUE CANONIZADO ?

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>