Arrow

Pueblos de atrezo en Crimea


1
Javier Sanz

Javier Sanz. Aficionado a la historia. Autor del blog Historias de la Historia. He escrito artículos para Revista Medieval y XLSemanal, colaborado en 'A vivir que son dos días' (Cadena Ser) y, actualmente, en LRV (Onda Cero), Gente Despierta (RNE), La Noche es Nuestra (EuropaFM), Diario de Teruel y el magazine para iPad "UnBreak". Ha publicado "Nunca me aprendí la lista de los reyes godos", ¡Fuego a discreción! y Caballos de Troya de la historia


Escrito el 11 de marzo de 2014 a las 10:55 | Clasificado en Historia

“Potemkin village”, cuando las cosas no son lo que parecen.

Catalina II de Rusia. (Wikipedia)
Catalina II de Rusia. (Wikipedia)

En 1762, un grupo de nobles descontentos con el zar Pedro III, entre los que destacaban Grigori Orlov y Grigori Alexandrovich Potemkin, se levantaron en armas y derrocaron al zar en favor de la emperatriz Catalina la Grande. El zar no demostró mucho apego al trono, ya que pidió una tranquila finca donde retirarse acompañado de su viejo violín y que no le faltase tabaco y buen vino de Borgoña. Lo que en un principio iba a ser una regencia, durante la minoría de edad de su hijo Pablo, se convirtió en reinado de Catalina hasta su muerte en 1796.

Después de participar en la victoria sobre del Imperio Otomano, en la primera Guerra Ruso-Turca, Grigori Potemkin recibió el título de Príncipe del Imperio Ruso, además de convertirse en el favorito y amante de Catalina. En 1783, Potemkin consiguió la anexión pacífica de la península de Crimea que, desde el fin de la guerra contra los turcos, gozaba de cierta autonomía. Para mostrarle las bondades de la nueva Crimea, tras cuatro años formando parte de Rusia, Potemkin preparó una visita de la emperatriz, pero antes dio precisas instrucciones para que Catalina quedase complacida. Ordenó construir decorados de madera para tapar las zonas más miserables de los lugares que visitaba y, además, ‘fichó’ a muchos extras que tras adecentarlos y vestirlos convenientemente tenían que ir saludando al paso de la emperatriz… y luego salir corriendo para llegar al siguiente pueblo antes que ella. Eran auténticos pueblos de atrezo. De hecho, la expresión “Potemkin village” (pueblo de Potemkin) significa distraer o desviar la atención de temas embarazosos o comprometidos.

Los votantes dicen...
  1. […] Pueblos de atrezo en Crimea […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>