Arrow

‘La estratagema’ del dinero


0
Marta Rivera

Escritora y periodista. Colaboradora en radio, prensa y televisión. Finalista del Premio Planeta en 2006 con 'En tiempo de prodigios'. Su último libro es 'La vida después'.


Escrito el 13 de febrero de 2013 a las 8:37 | Clasificado en Libros

Llega la traducción de una de las mejores novelas búlgaras del siglo XX, que narra la construcción de una trama contable que hace palidecer la actualidad española.

Portada de 'La estratagema'
Portada de 'La estratagema'

Libros del Asteroide‘ acaba de publicar la primera traducción al español de una conocida escritora búlgara, Léa Cohen. ‘La estratagema’ fue publicada por primera vez en 2006 y está considerada una de las mejores novelas búlgaras del siglo XX.

Concebida como una mezcla de historias familiares y tramas policíacas, el texto de Cohen retrata las últimas décadas de la historia búlgara a través de cuatro familias unidas primero por los afectos y luego por el plan para esconder una fortuna. Porque la existencia de los Calderón, los Marinov, los Levy y los Nushkov se verá truncada primero por las leyes antisemitas del zar Boris III, y luego por la dictadura impuesta en el país tras el final de la guerra.

Para esconder la fabulosa fortuna de los Calderón, los cuatro cabezas de familia urdirán un plan que conseguirá burlar al régimen comunista. Pero no se trata de un simple ardid, sino de una complicada arquitectura contable que hará que ese dinero permanezca en una especie de limbo hasta que, muchos años después, las descendientes de las familias – que han sufrido también en sus propias carnes las convulsiones del país – intenten recuperarlo.

Lo curioso es que ocultar ese dinero no servirá para evitar la desdicha de los Calderón, que acaban perdiéndolo todo cuando la familia que vive en su casa descubre que poseen una pequeña despensa con alimentos comprados en el mercado negro.

Al leer ‘La estratagema’ es imposible no pensar en lo sencillo que es esconder bien una gran cantidad de dinero si se tiene un buen contable capaz de tramar una estrategia inteligente. Y que es más difícil, como ocurre a las familias de la historia, tener a buen recaudo un lote de tabletas de chocolate que un montón de millones.

Pruebe usted, que tiene un nómina, a intentar hacer una martingala en su declaración de la Renta para ahorrarse doscientos euros, y ya verá como le pillan. Reciba de su familia una cantidad de dinero y no la declare y ya verá cómo tiene que dar explicaciones. O, directamente, deje sin pagar una multa de tráfico y apueste cualquier cosa a que le embargan hasta los puntos de la Iberia Plus.

Pero el dinero, cuando crece, se convierte en una especie de muralla. Como si a partir de un determinado número de ceros el Estado no supiese cómo actuar. Rastrean un desliz en una declaración de IVA, pero no las cuentas estratosféricas de los partidos. Fisgonean debajo de la cama para ver si acumulamos latas de conservas y chocolatinas, pero se sienten impotentes ante las facturas de un empresario poderoso que cobra sus servicios en dinero “B”.

Y por eso, igual que los Calderón consiguieron poner a salvo su fortuna de los tentáculos del régimen comunista y cayeron por culpa de unos botes de judías, quienes manejan el cotarro pueden dejar el dinero en Ginebra y traerlo por las buenas cuando les viene en gana, mientras a usted le ponen una multa por retrasarse 24 horas en ingresar el pago de la declaración de la renta.

Para leer: Las primeras páginas de ‘La estratagema’

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>