Arrow

La movida renace en Brasil


0
Global Voices

Este artículo se publicó originalmente en Global Voices, un portal que busca agrupar, conservar y amplificar la conversación global en línea arrojando luz a los lugares y gente que otros medios de comunicación a menudo ignoran. Trabajamos para desarrollar herramientas, instituciones y relaciones que ayuden a todas las voces, en todas partes, a ser oídas.


Escrito el 3 de febrero de 2013 a las 16:08 | Clasificado en Brasil, Libros

¿Qué hay debajo del gran interés dentro del reino de las historietas brasileño en los libros de historietas escritos en castellano? Aunque el país está rodeado de vecinos hispanoparlantes, es raro que su obra artística sea casi desconocida en Brasil.

Tira cómica del argentino Liniers publicado en Pós-Pop[pt], un blog sobre cultura popular.
Tira cómica del argentino Liniers publicado en Pós-Pop[pt], un blog sobre cultura popular.

El mercado brasileño en los años 1980 y 1990 era bastante diferente. El material extranjero en idioma local, además de historietas estadounidenses, estaba disponible a través de revistas como Animal y Heavy Metal. En ese tiempo no había muchas tiendas especializadas fuera de las ciudades principales. ‘Mónica y sus amigos‘, famosa tira de historietas que pasó a ser serie cómica, tuvo mucho éxito entre los niños y ahora se publica en varios idiomas, incluido el español.

Unas cuantas historietas nacionales en portugués eran más fáciles de encontrar en ese tiempo, y vienen a la mente nombres como ‘Angeli‘, ‘Glauco‘ y ‘Laerte‘. Es gracioso: en algún momento trabajaron en una tira cómica llamada ‘Los 3 amigos‘, donde adoptaron el ‘portuñol‘ como el idioma principal.

Actualmente, el mercado de historietas en Brasil ha ganado en términos de variedad. Las historietas en línea fomentaron todo un nuevo escenario para artistas como Andre Dahmer, creador de ‘Malvados‘. Los mellizos ‘Fábio Moon y Gabriel Bá‘ fueron el centro de atención con su aclamado trabajo ‘Daytripper‘.

Mercados emergentes, pero invisibles entre sí


Sacudido por grandes cambios en el reino de las historietas, traídos por internet y un mayor acceso al contenido desde todo el mundo, Brasil también está atravesando por un momento de mayor intercambio desde una variedad de culturas.

Cartel del festival del libro de historietas Viñetas con Altura 2012, llevado a cabo en Bolivia.

Las razones por las que los productos culturales latinoamericanos, en este caso las historietas, no son conocidas en Brasil no es un asunto nuevo. Esas preguntas ya se las han hecho antes personas como el artista Gabriel Bá, en un post en 2010:

¿Cuál será el problema de Brasil con el resto de América Latina? ¿Será el idioma? ¿Por qué solamente queremos saber de las historietas norteamericanas, europeas o japonesas? ¿Por qué nos encantan tanto las culturas más distantes, cuando hay tanto por descubrir aquí a nuestro lado? ¿Será que sucede con nosotros, o del otro lado pasa lo mismo?

Y Paulo Floro, en un post de 2011 para ‘O Grito‘, sitio web de cultura pop, escribió:

Danilo Beyruth, uno de los historietistas [brasileños] publicó en la revista ‘Fierro’ [aunque el comentario se refiere a la edición brasileña], estuvo hace poco en Argentina. [Dijo] “Me pareció curioso que tuvieran un mercado de historietas tan rico y tan desconocido para la gente. Uno es completamente invisible para el otro”. También ocurre lo contrario. “Ellos no conocen a Laerte, Henfil, de la misma manera que no conocemos a sus autores”.

Quino y Maitena tuvieron algo de éxito en Brasil, pero ¿qué hay de otros autores?

Portada de la Revista Fierro, publicada en Argentina y ahora también en Brasil.

Garota Sequencial, bloguera y editora de historietas, también está intrigada por la incómoda sensación de conocer tan poco de los vecinos de Brasil: “La riqueza de los materiales de historietas de América Latina son casi desconcidos en Brasil”, comenta. Y agrega un mea culpa: “Son raros los casos de historietistas argentinos que llegan a Brasil –y también de otros países del continente-. Si hay algo que me recrimino es mi total desconocimiento de la producción de historietas de otros países de América Latina”.

Para Garota Sequencial, el desconocimiento va en ambos sentidos: “Y eso es recíproco: en la entrevista que enlazo (…), Liniers dice que Angeli es casi desconocido en Argentina – ¡EL ANGELI!”

Hay dos grandes factores de negocios que generan problemas a los editores independientes: “una mala cadena de distribución para las ventas y altos precios finales para los consumidores”. Como final, agrega: “Ahora que ya no es tan difícil atravesar fronteras, considero importante que giremos la vista a lo que todavía no podemos ver, ya sea por poco exigentes (que es mi caso) o simplemente porque pasó inadvertido”.

Como afirmó Gabriel Bá en un resumen de año 2012:

El buen trabajo necesita tiempo para madurar, el artista necesita tiempo para tener algo que decir. No hay que apurarse. El mundo no se se va a acabar.

Ciertamente. Y tal vez también los lectores, como los públicos, necesitan tiempo para madurar. Tal vez por fin lo estamos haciendo.

Fuente‘La Movida’ – ¿Renacimiento de las historietas en español en Brasil?

Autor: Luis Henrique | Traductora: Gabriela García Calderón Orbe

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>