Arrow

Hecho en China


0
Marina Falcó

Periodista experta en Marketing y Comunicación de Moda. Tengo dos versiones: en la online soy Community Manager del puerto deportivo Marina de Dénia, y en la unplugged he sido Responsable de Comunicación en compañías de ámbito nacional.


Escrito el 25 de enero de 2014 a las 9:38 | Clasificado en Moda

La salvaje deslocalización que ha realizado la industria de la moda en los últimos años se ha vuelto en su contra: ahora los asiáticos ya no necesitan intermediarios.

Tienda de moda asiática. (Mulaya.com)
Tienda de moda asiática. (Mulaya.com)

Aunque es prácticamente inevitable comprar alguna pieza de ropa que no sea ‘Made in China’, Bangladesh o Vietnam, porque la gran mayoría de las empresas de moda producen en países asiáticos, reportajes como el interesante La capital de los trapos, emitido el pasado jueves por La 2 de TVE, no dejan indiferente a nadie.

La polémica no proviene únicamente de las terribles imágenes de esclavismo que muestra el video, también provoca recelo el hecho de que el gobierno italiano permita esas condiciones dentro de sus fronteras por lo inhumano del asunto y porque favorece la competencia desleal para una industria que es un estandarte patrio. Si a esto se suma el hecho de que la ley permite que un producto se etiquete con el origen del último país en el que ha sido transformado, aunque haya sido producido en otro, encontrar una prenda o complemento de vestir europeo es una misión imposible.

Luchar contra el bajo coste de producción de países asiáticos o africanos es prácticamente imposible, entre otras cosas porque mucho tendría que subir el salario medio y el nivel de vida para poder pagar la ropa producida en algún país de la Unión Europea. ¿No deberían los gobiernos velar por los intereses de sus naciones?

Las consecuencias de la agresiva deslocalización que ha hecho la industria en los últimos años ya se están notando en el tejido económico del país y en la capacidad de generar I+D+i en España. Tratar de producir fuera de nuestras fronteras y pretender que el diseño y  los resultados de investigación queden intactos es muy complicado.

Ahora los mismos que producían en su país y enviaban la mercancía lista para ponerle únicamente el etiquetado ya se han lanzado a fabricar en Europa en muchas ocasiones en condiciones deplorables, pero es que ya no necesitan intermediarios para atrapar al público, hace años que vestimos prendas asiáticas.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>