Los manifestantes recordaron al grafitero Diego Felipe Becerra, que fue asesinado presuntamente por un patrullero el 19 de agosto de 2011. “Cuatro guardaespaldas y una caravana de la Policía conformaban el escuadrón que escoltaba a Justin Bieber la noche del 29 de octubre, cuando, después del concierto de El Campín, una luz extraterrestre le iluminó su ‘nuevo pasatiempo’: rayar paredes,” así describe lo que sucedió esa noche la periodista Adriana Mejía en el portal Las 2 orillas:

Cuarenta metros de muro, en la 26, fueron justo lo que necesitaba para autografiar la ciudad: Justin Bieber. ¡Vaya arte! ¡Vaya intervención! ¡Vaya mensaje! ¡Vaya ego! Y vaya oso el de la Policía que no se atrevió a impedir que el muchacho caprichoso fungiera de pintor de ocasión mientras lograba conciliar el sueño. Menos mal lo protegieron, no fuera que algún patrullero despistado en asuntos de farándula lo hubiera tratado como a cualquier grafitero de vecino: de muy malas maneras, para no entrar en detalles. Y ahí sí, Bogotá hubiera hecho correr tinta en la prensa internacional.

Muchos usuarios en redes sociales se refirieron al doble estándar que mostró la policía de Bogotá. Juan Navidad pregunta:

En Facebook los grafiteros han organizado jornadas de 24 horas de grafitis en diferentes ciudades del país para reivindicar sus derechos como artistas. El usuario Aldo Civico comparte una imagen de la toma en Bogotá:

 

Los grafiteros ven en este hecho la oportunidad para dejar de ser estigmatizados, como lo manifiesta ‘Don Popo’, artista de Hip Hop y director de la Fundación Familia Ayara, enEl Espectador:

El sentimiento de injusticia, de indignación, de rabia, se había transformado a medida que decantábamos las emociones, “la pelea no es contra Justin, ni contra la policía, lo que se genero fue una oportunidad para cambiar elestigma de vándalos y criminales sobre los graffiteros” “Justin quebró el florero de Llorente para nuestra revolución”… dijimos:

Gustavo Trejos, el padre del jóven asesinado, pidió “más equidad para que a los jóvenes se les permita expresar su arte. En la ciudad hay continuos abusos contra los grafiteros: los ven, los llevan a un CAI [Comando de Atención Inmediata], les pintan el pelo, los golpean y a otros, como a nuestro hijo, los asesinan”.

Pero los fans del cantante vivieron también su propia batalla y lo defendieron en las redes sociales:

El usuario jack’s broken heart (@pedrovergararu) le da créditos al cantante al afirmar:

 

Entretanto, la avenida 26 de Bogotá quedó con más de 700 obras que adornan la ciudad, los grafiteros siguen firmes en que su arte no es vandalismo, y los padres de Diego Felipe Becerra siguen clamando justicia.

FuenteGrafiti de Justin Bieber incita resistencia de grafiteros colombianos

AutoraLully

 

Publicado por Global Voices

Este artículo se publicó originalmente en Global Voices, un portal que busca agrupar, conservar y amplificar la conversación global en línea arrojando luz a los lugares y gente que otros medios de comunicación a menudo ignoran. Trabajamos para desarrollar herramientas, instituciones y relaciones que ayuden a todas las voces, en todas partes, a ser oídas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.