Arrow

¿Activistas o replicadores?


1
Carlos Guadián

Diplomado en gestión y administración pública y licenciado en Ciencias Políticas. Editor desde 2003 de K-Government. Coordino oGov, plataforma dedicada al Open Government. Actualmente parte del equipo de Autoritas Consulting.


Escrito el 13 de noviembre de 2013 a las 10:58 | Clasificado en Tecnología

El papel de los ciber-militantes, para unos, es el de “replicar” todo aquello que se les envíe mediante argumentarios, mientras que para otros, los menos, es el de militancia digital con autonomía propia en la elaboración y difusión del mensaje.

Replicadores de mensajes.
Replicadores de mensajes.

En 2011, el PT (Partido de los Trabajadores en Brasil), en su cuarto congreso, pone en marcha la MAV (Militancia de Ambientes Virtuales). Son militantes entrenados para moverse en Internet, dejar comentarios en las publicaciones digitales y en las redes sociales, de acuerdo con las pautas del partido. El objetivo es la generación de corrientes de opinión en torno a los temas del día. Definen una agenda, eligen los objetivos y redactan una colección de frases básicas. Los miembros de la MAV se dedican a difundir esas consignas con pequeñas variaciones mediante la generación masiva de perfiles falsos.

En Argentina, en 2012, el periodista Lanata, a raíz de los ataques que sufría en Twitter empezó a investigar y descubrió una red de 400 perfiles falsos a favor del gobierno argentino, perfiles construidos bajo pseudónimos que habían tomado fotos de Internet de manera aleatoria para completar sus biografías. Estos “tuiteros K” podían lanzar de 6 a 10 mensajes por segundo y generar tendencias en pocos minutos.

Y es que para muchos partidos la clave de la cuestión todavía es ver quién la tiene más grande, quién genera más ruido. Y de lo que no se dan cuenta es de que, seguramente, ese ruido que generan sólo lo escuchan ellos. El objetivo, para muchos, es ver quién ha tenido más RT o “me gustas”, quién acumula más seguidores. No se analiza la calidad de las comunidades, el nivel de penetración en comunidades ajenas a las organizaciones. No se busca la capilaridad social, sólo poder mostrar unas métricas con las que satisfacer a gabinetes de comunicación.

Incluso se han llegado a realizar campañas en las que se proponía a los militantes la cesión de sus timelines y muros para la publicación de mensajes directos de los partidos. En España tenemos algunos ejemplos del PSOE, CiU y PP, campañas que son legítimas, pero que acaban desvirtuando el verdadero sentido de lo que debería ser la cibermilitancia.

Tomar y asaltar un hashtag para limitar una campaña política, o una disidencia digital, es lo que se está empezando a imponer. No es algo nuevo, y acciones de este tipo se vienen realizando desde hace tiempo. Saturar un hashtag o a determinados usuarios para contrarrestar su acción en la red es una estrategia de distracción bastante efectiva.

Hace pocos días se publicó el artículo “Spamming social media to mute political dissent: The new face of censorship“, en el que se pone de manifiesto el creciente uso del spam para acallar disidencias digitales.

Spam Censor Volumen.

La idea es sencilla. En el momento que se detecta que hay un hashtag que se está utilizando para llevar a cabo una protesta digital, los ejércitos de perfiles falsos acuden en masa para llenarlo de spam de todo tipo. Juego, pornografía, márketing multinivel… Incluso dirigiéndose directamente a los usuarios más relevantes de la campaña de protesta digital para saturar su timeline.

Como decía, no es algo nuevo. Desde hace un tiempo poner en marcha un hashtag desde un partido político para promocionar una campaña es un error. En seguida se le da la vuelta y los activistas contrarios lo llenan con consignas totalmente contrarias a las originales.

Lo verdaderamente interesante es dotar de herramientas y habilidades a la militancia de los partidos. Que tengan autonomía en cuanto al mensaje que deben de transmitir, es decir, que expliquen lo que realmente piensan, que lo justifiquen y que lo razonen. No que sean meros replicantes de argumentarios. Quizá de esta manera la política será algo más creíble y no un mero juego para ver quién es el que hace más ruido.

 

Los votantes dicen...
  1. […] pero de manera despreocupada publican algo en una red social inapropiado, hasta aquellas estrategias basadas en “replicar” consignas sin que los activistas tengan la oportunidad de participar activamente; o las situaciones […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>