Arrow

Crowdfunding al límite


0
Carlos Guadián

Diplomado en gestión y administración pública y licenciado en Ciencias Políticas. Editor desde 2003 de K-Government. Coordino oGov, plataforma dedicada al Open Government. Actualmente parte del equipo de Autoritas Consulting.


Escrito el 4 de marzo de 2014 a las 8:36 | Clasificado en Tecnología

Estos días han surgido noticias acerca de la nueva regulación que el gobierno quiere realizar sobre el crowdfunding o micromecenazgo. Esta modalidad de conseguir inversiones en un proyecto se realiza habitualmente a través de plataformas especializadas. Los límites que el gobierno impone pone obstáculos a proyectos que de otra manera no conseguiría financiación para su realización.

Nube de etiquetas.
Nube de etiquetas.

Son varios los medios que se hacen eco de esta situación, pero también colectivos como Kriptópolis o Ethic, incluso referentes en la red como Enrique Dans. Ninguno le da un visto bueno a la reforma que quiere acometer el Gobierno. Evidentemente es algo que afecta directamente al sector privado. Pero puede afectar también a iniciativas políticas que se están llevando a cabo mediante esta técnica.

El crowdfunding en España se ha utilizado para casi todo: desde el lanzamiento de un nuevo partido como el Partido Socialista Tecnológico, proyecto presentado en Lánzanos, a conseguir fondos para poder alcanzar los objetivos de una plataforma en los tribunales, como ocurrió con 15Mparato. O uno de los ejemplos más recientes, la financiación del vídeo de promoción de las primarias del PSC en Barcelona.

Incluso han surgido plataformas especializadas como Nambelee en temas sociales y políticos.

Ejemplos fuera de España también encontramos, como la campaña llevada a cabo en Ulule por Patrick Menucci, líder de los socialistas de Marsella, para poder alquilar el palacio de congresos para un gran acto de campaña, la ayuda que Sarkozy pidió a sus militantes después que el tribunal de cuentas francés invalidara sus cuentas de las elecciones del 2012 y les privara de una subvención de 10 millones de euros o los 600 millones de dólares que consiguió Obama en su campaña del 2008.

Desde esta perspectiva ya hay voces que reclaman poder aplicar esta técnica de financiación a los partidos políticos, abogando por una total transparencia que eliminaría toda susceptibilidad sobre la opacidad financiera de las formaciones políticas. A pesar de que parece que los usos del micromecenazgo en temas políticos pueden orientarse a conseguir más transparencia en la financiación política, la legislación avanza orientada a la recaudación impositiva y no tiene en cuenta los beneficios que el crowdfunding podría aportar.

Aunque hay algunos que ya consideran que determinados partidos políticos ya realizan un constante crowdfunding en su financiación

Corwdfunding de Manel Fontdevila en El Diario.es.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>