Control a las redes sociales

No es un tema nuevo que ante situaciones en las que algún político es protagonista, en las redes sociales se produzcan comentarios críticos, hasta los no adecuados e irrespetuosos o los que llegan a poder estar tipificados como falta o delito. Tampoco es nuevo que ante estas situaciones la primera reacción sea querer “regular” de forma más severa la actividad que se produce en éstas.

Se genera, en consecuencia, un debate alrededor de la limitación de la libertad de expresión, sobre dónde están los límites y, sobre todo, de qué se puede hacer para que estas situaciones no se produzcan.

Pero es muy complicado limitar la libertad de expresión sin el peligro de caer en posiciones de censura o sencillamente llegar a posiciones cercanas a que cuando una crítica no guste a un determinado “poder”, éste quiera clasificarlo como punible.

No es aceptable que determinados usuarios se desahoguen incitando a la violencia, o que se alegren de un acto que ha de ser repudiable se mire por donde se mire, pero ya hay legislación para combatir este tipo de actitudes. Sólo es cuestión que se aplique consecuentemente y no sólo cuando afecta a determinadas figuras mediáticas.

Este hecho, la aplicación discrecional de la legislación, así como la de la movilización de los recursos de las fuerzas de seguridad del Estado en estas cuestiones, pueden deslegitimar su validez y hacer que los usuarios consideren que hay un doble rasero, y que lo único que se pretende es mostrar unas cabezas de turco. Sólo hay que recordar la situación que se produjo cuando Pedro Zerolo anunció que tenía cáncer, y no se hizo nada al respecto.

El hecho de querer controlar un medio que está en manos de los usuarios puede derivar a situaciones de censura. Convendría que más de uno se leyera el informe elaborado por Reporteros Sin Fronteras Los enemigos de internet 2014 para que vieran dónde están los límites a ese control.

Carlos Guadián

Diplomado en gestión y administración pública y licenciado en Ciencias Políticas. Editor desde 2003 de K-Government. Coordino oGov, plataforma dedicada al Open Government. Actualmente parte del equipo de Autoritas Consulting.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.