Arrow

Esta cuenta ha sido hackeada


1
Carlos Guadián

Diplomado en gestión y administración pública y licenciado en Ciencias Políticas. Editor desde 2003 de K-Government. Coordino oGov, plataforma dedicada al Open Government. Actualmente parte del equipo de Autoritas Consulting.


Escrito el 21 de agosto de 2013 a las 8:59 | Clasificado en Tecnología

Políticos, partidos y órganos oficiales son el objetivo frecuente de ataques a sus redes sociales y webs. En muchos casos tienen el éxito deseado, pero también, ante esta situación, son muchos los que se escudan en ella para justificar un desliz digital.

La excusa del hackeo en Twitter.
La excusa del hackeo en Twitter.

Es muy fácil utilizar como excusa el “esta cuenta ha sido hackeada” ante la publicación indebida de contenidos, sobre todo en perfiles de representantes políticos. En lugar de admitir el error y pedir disculpas por una salida de tono, contenido inapropiado o cualquier otra cuestión criticable, lo más fácil es decir que lo ha publicado alguien sin tener autorización para ello y con el objetivo de desacreditar.

El caso más reciente lo podemos encontrar con la publicación por parte del perfil de Facebook del presidente de NNGG de Xàtiva haciendo el saludo fascista. La justificación emitida por parte de la cuenta oficial de NNGG de Xàtiva es el hackeo de cuentas, siendo la reacción de los usuarios de total desconfianza.

Con las cuentas oficiales de los partidos políticos también se dan este tipo de situaciones. Tenemos el ejemplo de los tweets publicados por el @PSOE criticando a Chacón y Rubalcaba. Y aunque la excusa fue el hackeo, la tendencia en la reacción por parte de los usuarios fue también de desconfianza hacia la justificación. Hecho que ocurre la mayoría de veces que se supone que ha sido un desliz del community manager o una publicación malintencionada.

Otra situación que se justifica habitualmente con el “hackeo” es el haber hecho clic en algún enlace con malware que se reenvía automáticamente a toda la agenda de la cuenta comprometida. Sean equivocaciones o despropósitos, el primer impulso es decir que han hackeado la cuenta, aunque más tarde se quede en evidencia e incluso se reconozca. Puede que alguna de estas situaciones sea realmente el resultado de un “hackeo”, pero su credibilidad es más bien baja porque suelen tratarse de deslices a la hora de publicar determinados contenidos, deslices que no tienen en cuenta, en algunas ocasiones, la repercusión que pueden llegar a tener.

Esto es lo que le sucedió al Congresista Weiner que publicó una foto suya en canzoncillos “sugerente” y su primera reacción fue mentir al respecto y decir que no había sido él. El caso es que las excusas están a la orden del día y, ya sea por hackeo o por “travesusa infantil”, no se reconoce siquiera que se le ha dado a compartir el resultado de un juego, como le pasó a Fátima Báñez. Y en raras ocasiones, cuando lo evidente es innegable, es que ha sido el community manager que se ha liado con las cuentas cuando estaba de fiesta.

No todo son excusas

También podemos encontrar casos de cuentas hackeadas como la de Nicolás Maduro por parte de anonymous Perú (reacción totalmente desproporcionada por parte del gobierno: cortar internet a nivel nacional para evitar más hackeos), como la de la página oficial de Facebook del PP, que se llenó de sobres; o el de la cuenta de Twitter de la Casa Blanca, que acabó con el arresto de un joven francés de 25 años por parte del FBI y la policía francesa. No se libran, tampoco, las cuentas oficiales de la administración, como la que sufrío la cuenta de la Secretaría de Hábitat en Colombia.

Incluso en otras ocasiones, parece que el juego es la desinformación y se aprovechan de cuentas de gran audiencia, como agencias de noticias, para publicar noticias falsas: la de Gorbachov hace pocos días, en la que se indicaba que había muerto, el del atentado a la Casa Blanca o la de subirse el propio ego como el caso de @Padorowski en México, que hackeo varias cuentas de políticos, actores y personalidades y se dedicó a hacerse menciones y RTs a él mismo.

 

Los votantes dicen...
  1. […] de dar a conocer al mundo su puntación, Bañez recurrió en primer lugar a la excusa torpe de “alguien me han hackeado la cuenta”, una demostración de que tener un iPhone no hace que entiendas mejor cómo funcionan las redes […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>