Arrow

¡Hagan juego (online)!


0
Nadia Khalil

Politóloga y traductora. Doctoranda en Ciencia Política en la Universitat Autònoma de Barcelona. Coordinadora del proyecto Programas20N.org


Escrito el 22 de marzo de 2013 a las 8:58 | Clasificado en Economía, Tecnología

Desde que se reguló el sector en 2011, el volumen de negocio del juego y las apuestas en España no ha parado de crecer. Supone una importante fuente de ingresos de las arcas públicas.

Partida de póquer 'analógico'. (Flickr: Maorix)
Partida de póquer 'analógico'. (Flickr: Maorix)

Jdigital, la Asociación Española de Juego Digital, ha publicado recientemente su informe anual del juego online en España. El sector ha experimentado grandes cambios desde la aprobación de la Ley 13/2011, de 28 de mayo, de regulación del juego. La ordenación del sector ha supuesto tres grandes cambios en el mercado: un marco de actuación con una clara limitación de derechos y obligaciones,  un sistema de control y la recaudación de impuestos por parte del Estado.

En junio de 2012 la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) concedió 53 licencias a distintos operadores. Entre ellos está SELAE (Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado), con reservas de actividad, y algunas cadenas de televisión. La mayoría son compañías extranjeras (un 60%). Dado que durante este tiempo este tipo de actividad ha funcionado sin problemas y ha probado ser de momento un sector seguro para los usuarios, desde la Asociación se quejan de la excesiva carga fiscal a la que están sometidos usuarios y operadores.

Según la DGOJ, durante los primeros seis meses tras la regulación, la facturación bruta del mercado alcanzó los 2.354 millones de euros en cantidades jugadas (concretamente, en apuestas deportivas, póquer, bingo y casino, dejando la venta de lotería al margen). No obstante, en cuanto a los datos reales, los ingresos ascienden a unos 67 millones de euros. Desde la regulación, el número de usuarios también se ha incrementado considerablemente, llegando al millón de jugadores únicos con un gasto medio entre los 500 y 600 euros al año, siendo el póquer la modalidad de juego con más usuarios.

Según el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, la recaudación por el impuesto sobre actividades de juego hasta agosto de 2012 es de casi 95 millones de euros, sin contar lo recaudado por SELAE y ONCE. Por tanto, se debieron superar las estimaciones que preveían alcanzar los 100 millones durante 2012. También están excluidos de estas cifras, las recaudaciones en el País Vasco y la Comunidad de Madrid, donde sus operadores tienen licencias autonómicas, que comenzaron mucho antes a tramitarse. Tanto el Ministerio de Hacienda como Jdigital prevén un crecimiento del sector de al menos un 10%. Los juegos de azar y las apuestas están entre las cinco ramas de actividad con mayor porcentaje de volumen de negocio del comercio electrónico.

Como es fácil de imaginar, la carga fiscal tan elevada pone trabas al crecimiento del sector, pero supone un importante ingreso para las arcas públicas, que ya supieron ver en el País Vasco y la Comunidad de Madrid. Precisamente, en la Comunidad de Madrid y a propósito de Eurovegas, habrá más cambios en materia fiscal, de manera que la zona del macrocomplejo quede exenta de gran parte de los impuestos municipales y las tasas regionales del juego. Así, se aprobó el tipo único del 10% como tributo del juego (antes los casinos pagaban entre un 22% y un 45% de sus ingresos). Teniendo en cuenta las grandes cantidades que una sola parte del sector del juego puede generar (unos 100 millones de euros en 2012), y en estos momentos de recortes y de afán recaudatorio general, es inevitable pensar que se está perdiendo una gran oportunidad para aliviar las cuentas del Estado.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>