Arrow

Las blogosferas políticas


0
Iker Merodio

Periodista vasco. Fundé 'Soluciones Comunicativas' y colaboro diariamente con el 'Grupo Noticias', donde intento explicar cómo los partidos políticos y sus representantes utilizan Internet. Doctor europeo en Periodismo.


Escrito el 12 de marzo de 2013 a las 8:56 | Clasificado en Tecnología

De un modo expreso o de facto, casi todos los partidos políticos en el Congreso de los Diputados cuentan con una blogosfera. Sirven para que la ciudadanía pueda conocer la opinión de sus representantes y, sobre todo, los porqués de ciertas votaciones o decisiones.

"Blog", diseño de Kevin Lim (Flickr)
"Blog", diseño de Kevin Lim (Flickr)

Es evidente que no todas las agrupaciones lo entienden de ese modo y, por extensión, es posible extraer una serie de lecturas de la utilización en cada caso con las que interpretar la credibilidad que otorgan a estas plataformas. Un caso muy claro de partido que solo ve las posibilidades de internet durante la campaña, y huye de este canal en la legislatura, es el PP. En Sesión de Control ya se ha observado su blogosfera y la identidad digital del presidente del Gobierno y el Partido, precisamente, por lo paradigmático que resulta ese silencio. Los periódicos nos muestran cada mañana una sucesión de temas sobre los que los principales prescriptores del PP en internet podrían opinar y, sin embargo, en la sede de Génova han decidido que el silencio es la mejor defensa. No obstante, sería injusto no reconocer el esfuerzo de Antonio Basagoiti que, poco a poco, va recobrando su actividad, o de María Dolores de Cospedal, que intenta centrar los temas de su blog en su acción para Castilla-La Mancha. A ambos les penaliza su intermitencia, que no ayuda a generar expectativas sobre su opinión, y la ligereza con la que, de un modo global, se toma el PP la comunicación en internet.

Los blogs en la web del PSOE

En el lado contrario se sitúa la blogosfera del PSOE, muy activa pero reservada a prescriptores de segundo nivel. Los miembros del Gobierno de Rodríguez Zapatero, empezando por el propio presidente, tuvieron una difícil relación con internet, canal al que miraban con recelo y, sobre todo, desde lejos. Carmen Chacón no dio el paso como ministra y tampoco lo hace ahora, como diputada y socialista con indudable peso. Y Rubalcaba se incorpora sin generar certidumbre entre la afiliación: habla en primera persona desde una página de Facebook y alterna esporádicos tweets propios con los que emite su equipo con normalidad. En estos años, además, el músculo en internet de los socialistas ha sufrido abandonos sonados como el de Eduardo Madina.

Quien sí tiene blog con cierta fuerza, pero no aparece en esta blogosfera es Patxi López, cuya presencia ayudaría a dar consistencia a la plataforma. Incluso podría pedirlo el propio secretario general de los socialistas vascos, porque en la web del PSOE incorporan una novedad interesante: unirse a su red de bitácoras es voluntario. Algo similar sucede con Las Ideas, un agregador de blogs en el que el factor común de los autores es su ideario progresista, próximo al PSOE o a IU.

La blogosfera de IU

Precisamente el mantenimiento de la blogosfera de IU resulta especialmente sorprendente, pues, en un momento de cierto tirón mediático, los de Cayo Lara desaprovechan este espacio, en el que Gaspar Llamazares sigue apareciendo en el primer lugar y recogen blogs como el de Juan Manuel Sánchez Gordillo, desactualizado desde 2009, o Mikel Arana, que ha anunciado expresamente que cierra su bitácora.

En UPyD, por su parte, centran la potencia comunicativa en un quinteto de blogs: el que forman Rosa Díez, Carlos Martínez Gorriarán, Toni Cantó, Irene Lozano y Álvaro Anchuelo. En cada uno de ellos hay recomendaciones a los otros cuatro, pero falta un espacio que recoja otras voces y, sobre todo, otros ámbitos de representación de la ciudadanía. De este modo, la disposición de las bitácoras refuerza la sensación de partido centralista, personalista y vertical.

Nacionalistas vascos y catalanes

ERC en internet

Por la parte de los nacionalistas catalanes, en ERC tienen una disposición sencilla pero efectiva de blogs actualizados, mientras que en CiU hay pestañas para ir a los “blocs” y al “videobloc d’Artur Mas”, pero los enlaces no llevan a URL diferenciadas y ni siquiera cambian los entornos.

Y por la de los nacionalistas vascos, EAJ-PNV tiene una blogosfera activa en la que fallan las bitácoras que en otros momentos han sido las más fuertes: la de Iñigo Urkullu y la de Josu Erkoreka, que todavía no habrían cogido el punto a “postear” desde el Gobierno vasco. Y en EHBildu, agrupación en la que se integra Amaiur, no existe blogosfera como tal, aunque la disposición de su web, a modo de bitácora, sigue resultando sugerente. Por su parte, la que fuera candidata a lehendakari, Laura Mintegi, abrió un blog durante la campaña que mantiene activo en la actualidad y en el que no hay ningún enlace a otras bitácoras de prescriptores de su coalición; sin embargo, entre los partidos que la integran es destacable el caso de Aralar, que fue de los primeros en incorporar esa blogosfera a su web de un modo relevante.

A modo de conclusión, no es posible extrapolar el modo en el que los partidos disponen y tratan sus blogosferas, ni éstas son representativas de su actividad o sus intenciones respecto a temas tan recurrentes como el de la transparencia. Sin embargo, sí es posible extraer algunas lecturas, como se avanzaba al principio de esta observación: sobre todo, los agregadores de blogs en las webs de los partidos son indicativos del modo en el que se toman internet, si lo hacen como el canal bidireccional que es o pretenden que siga siendo en un sentido “de bajada”, como la propaganda electoral que buzonean. El partido que no vea en internet una oportunidad para sacudirse y cambiar rutinas comunicativas que pierden efectividad progresivamente, está abocado a repetir sus propios errores.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>