Suena a chiste. Al parecer, en Google hay 24.179 páginas, vídeos o fotos que algún gobierno del mundo no quiere que veas. ¿Te parecen muchos? ¿Tal vez pocos? No te quepa duda de que, en realidad, hay muchísimos más, pero estos debían de tener algo especial cuando las autoridades decidieron enviar una petición formal de retirada al todopoderoso buscador estadounidense.

La ‘gran G’ acaba de hacer público, como cada año, su Informe de Transparencia. No es demasiado conciso ni arroja grandes titulares, pero ofrece la mejor foto panorámica posible de la evolución de la censura de internet en el mundo. Y este año ha batido récords.

El número de solicitudes oficiales pidiendo a Google la retirada de contenido político se incrementó un 26% durante la segunda mitad de 2012. En total, entre julio y diciembre del pasado año, la multinacional recibió 2.258 solicitudes gubernamentales instando a la eliminación de 24.179 elementos de contenido. Durante el primer semestre habían sido 1.811 solicitudes para 18.070 elementos.

Por países, sorprenden casos como el Brasil (697 solicitudes), donde las demandas se multiplicaron en plena campaña electoral, o Rusia (114), cuyas autoridades aprovecharon el paraguas de una recién aprobada ley cibercensora para disparar con metralleta a los platos del menú de Google que no eran de su agrado.

España pasa algo más desapercibida, con 72 solicitudes. Entrando en detalle, eso sí, observamos que solo 12 fueron motivadas por órdenes judiciales. Las otras 59 partieron de poderes como la administración pública o la Policía, situando a España como la quinta potencia mundial en este tipo de peticiones.

Los datos son los que son y cada uno es libre de extraer de ellos sus propias conclusiones. ¿Es Google más de fiar que otras empresas porque publica este informe? ¿Hay más de lo que nos cuentan? ¿Hasta dónde son capaces de llegar los gobiernos para impedir que determinados contenidos lleguen a nuestras pantallas?

Son cuestiones que no se pueden tomar a la ligera y para las que no hay respuestas claras. Sin embargo, no son lo único interesante que podemos extraer del Informe de Transparencia de Google. En cada edición, los de Mountain View dejan caer alguna perla en la sección de Notas. Normalmente se trata de vídeos polémicos que, ‘efecto Streisand‘ mediante, acaban sumando unos cuantos miles de reproducciones tras conocerse que el gobierno de turno los quiso ocultar.

En esta ocasión, la estrella es sin duda el controvertido film ‘La inocencia de los musulmanes’, que ha hecho saltar las alarmas en al menos 20 países, los mismos que han solicitado a Google la retirada inmediata del vídeo. El propio buscador ha reconocido que en ocho de esos lugares fue retirado “de conformidad con las legislaciones locales”, a pesar de que las imágenes respetan las normas de Youtube. Además, se bloqueó de forma temporal en Egipto y Libia, donde la situación política es aún inestable tras la llamada Primavera Árabe.

[do action=”video-a-todo-el-ancho-2″ tipo=”http://www.youtube.com/embed/” id=”rwmK7Q2stw4″ tipo2=”600″/]

Menos peliagudo y mucho más irónico resulta el caso de Argentina, de donde procede la solicitud de retirada más picante de esta edición del informe. Se trata de un vídeo en el que la presidenta aparece “en una situación comprometida”, en palabras de los responsables de Google, que no lo han retirado pero sí lo han restringido por edad. No esperéis un escándalo a lo Clinton, porque en realidad se trata de un (casi) inofensivo videoclip del grupo musical ‘Rockadictos’. Eso sí, con dos rombos.

En el vídeo, en realidad un corto animado, miles de argentinos marchan hacia la Casa Rosada, donde Kirchner espera en su despacho repasando unos documentos. La presidenta se levanta, se asoma a la venta y sale sonriente a saludar a la multitud que la aclama desde la calle. De repente, algo le pasa por la cabeza y vuelve a entrar en su despacho, llevándose las manos al pecho como si tuviera dificultades para respirar. Pero no, no era eso. La mandataria se arranca la ropa, se lleva las manos al bajo vientre y comienza a… Bueno, ya os lo imaginais. Finalmente, mientras en la plaza se desatan los disturbios, en el interior aparece Barack Obama, que emerge de las sombras para contemplar, erguido, como Fernández de Kirchner se marca un Olvido Hormigos en toda regla.

Si eres mayor de 18 no pierdas detalle.

[do action=”video-a-todo-el-ancho-2″ tipo=”http://player.vimeo.com/video/” id=”48845631″ tipo2=”600″/]

Os estaréis preguntando qué narices significa y si los ‘Rockadictos’ son a Buenos Aires lo que ‘Los Mojinos’ o ‘El Chivi’ a nuestra tierra. Pues no, pero tampoco son precisamente un adalid de la canción protesta. De hecho, el líder de la banda admitió en una entrevista que le preocupaba la posible utilización política de sus canciones. Según él, ‘Un mensaje más’ no es ninguna crítica a Kirchner, sino la escenificación de “cómo la persona que tiene el poder se excita con el poder”.

Qué sería de nosotros, pobres cibercensurados, sin anécdotas como esta… Para el recuerdo queda ya la historia del hombre que orinó sobre su pasaporte y saltó a la fama cuando Canadá trató de borrar su rastro de Youtube. Si es que no aprenden…

Publicado por David G. Ortiz

Periodista 'geek'. Cofundador de HojaDeRouter.com. Escribo sobre tecnología en TecnoXplora (Antena3.com). Antes pasé por lainformacion.com y los micrófonos de la Cadena SER. Firme defensor de que dormir está sobrevalorado.

Únete a la conversación

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.