Arrow

Mapas solidarios


0
Carlos Guadián

Diplomado en gestión y administración pública y licenciado en Ciencias Políticas. Editor desde 2003 de K-Government. Coordino oGov, plataforma dedicada al Open Government. Actualmente parte del equipo de Autoritas Consulting.


Escrito el 16 de octubre de 2013 a las 9:51 | Clasificado en Ciudadanía, Tecnología

Dentro de los nuevos planteamientos que se están generando alrededor de la mejora de las administraciones públicas, de las llamadas smart cities e incluso de los procesos de apertura de los partidos, el de la cooperación es uno de los más importantes. Generar espacios ya sean físicos o virtuales para propiciar que los ciudadanos puedan encontrarse y ayudarse es uno de los objetivos que se ponen encima de la mesa.

QuieroAyudar.org
QuieroAyudar.org

La actuación de la ciudadanía en momentos de crisis suele superar las expectativas y suele ir más allá de lo que ofrecen normalmente los canales oficiales. ¿Qué sería de miles de personas si no fuera por organizaciones y ciudadanos anónimos que se ofrecen a dar soporte a los más necesitados? Dentro de esta situación están empezando a surgir “mapas de la solidaridad” que tienen por objetivo conseguir que pueda participar más gente dando soporte, y por supuesto, que ésta pueda llegar a más personas si es posible.

Comedores sociales, parroquias, locales de economía sostenible, cooperativas, sitios de encuentro y apoyo son puntos habituales en estos mapas que pueden aportar soluciones a aquellos que más lo necesitan. Y es que en momentos de crisis qué mejor que colaborar a mejorar tu entorno poniendo cada uno su granito de arena.

En esta línea podemos encontrar varios mapas:

Pero la idea va más allá del mero posicionamiento geográfico de puntos de ayuda social. Hay iniciativas que adquieren un modelo que intenta ser disruptivo como Bitcoinkiez, en el que varios comercios de un barrio de Berlín han decidido aceptar como moneda de pago Bitcoin. El objetivo es que se pueda participar en la creación de un nuevo modelo económico más sostenible y sobre todo más solidario.

El reto está ahora en que las propias administraciones sean capaces de favorecer este tipo de iniciativas. Son proyectos que en cierta medida suplen una función que tiene el Estado para sus conciudadanos. Espacios de colaboración ciudadana no sujetos a pesados trámites burocráticos en los que cualquier ciudadano pueda aportar para paliar las necesidades de aquellos que están a su alrededor.

Quizá no la creación de plataformas, pero sí el dar los medios necesarios para que iniciativas como las mencionadas anteriormente puedan surgir y constituirse sea una solución que aumente el capital social, cohesione más una sociedad a la que en estos momentos la política que gestiona los recursos de todos está dividiendo, al visibilizar que los recursos de unos pueden ser los de los otros.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>