Arrow

Obama, un ‘geek’ contra la profecía de Steve Jobs


4
David G. Ortiz

Periodista 'geek'. Cofundador de HojaDeRouter.com. Escribo sobre tecnología en TecnoXplora (Antena3.com). Antes pasé por lainformacion.com y los micrófonos de la Cadena SER. Firme defensor de que dormir está sobrevalorado.


Escrito el 4 de noviembre de 2012 a las 9:11 | Clasificado en Tecnología

El candidato demócrata se ha servido de la tecnología, las redes sociales y el ‘dinero del silicio’ para intentar seguir siendo el presidente ‘geek’.

Obama, en una cena con Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Eric Schmidt y otros ejecutivos de empresas tecnológicas (Fuente: Casa Blanca)
Obama, en una cena con Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Eric Schmidt y otros ejecutivos de empresas tecnológicas (Fuente: Casa Blanca)

La ‘obamanía’ es cosa del pasado. Las elecciones estadounidenses de 2008 pasarán a la historia como las del fenómeno fan, aquellas en las que el relativamente desconocido senador por Illinois Barack Obama encandiló a las masas, y especialmente a los jóvenes, con una forma de hacer política que apelaba al cambio (‘Change’) y se servía para ello de las más modernas formas de participación: webs, mailing, redes sociales…

Cuatro años sentado en el Despacho Oval, la crisis económica y algunas promesas incumplidas han pasado factura al campeón demócrata. Ahora su rival, el conservador Mitt Romney, se abre paso a codazos en la carrera hacia la Casa Blanca. Los expertos coinciden en que será una competición igualada, de las de ‘foto finish’. Y ya están en la recta final.

Cada voto cuenta y el aspirante a la reelección está tendiendo todos los puentes disponibles a sus antiguos votantes. Quiere evitar la desmovilización que algunos predicen. Y para ello se ha servido de todas las herramientas tecnológicas a su alcance, consciente de que su superioridad en este terreno es una baza importante contra el sexuagenario Romney.

‘Silicon Dollars’

Dos terceras partes de las donaciones efectuadas por particulares y comités de acción relacionados con la electrónica y las telecomunicaciones han ido a parar a las arcas de la campaña de Obama, según los datos del Center for Responsive Politics. A 21 de agosto, la financiación proveniente de estos sectores recabada por el candidato demócrata ascendía a los 11 millones de dólares (casi 8.5 millones de euros), frente a los poco más de 2.8 millones de dolares (unos 2.5 millones de euros) recaudados por Romney.

Empresas tecnológicas que más dinero aportan a los candidatos

Los cinco principales mecenas de la campaña republicana son entidades financieras: Goldman Sachs, JP Morgan, Morgan Stanley, Bank of America y Credit Suisse. Nada que ver con los patrocinadores de Obama, que recibe los cheques más sustanciosos de la Universidad de California, Microsoft, Google, DLA y la Universidad de Harvard.

California se ha convertido en el ‘cajero electrónico’ de Obama. Al dinero de Hollywood, también crucial para las arcas del demócrata, se suma el ‘dinero del silicio’ proveniente de los gigantes y no tan gigantes de la tecnología. Más de 90 ejecutivos de empresas tecnológicas, inversores de capital riesgo y emprendedores se han sumado a la iniciativa Tech4Obama, que trabaja para impulsar la campaña del comandante en jefe “a través de donaciones de tiempo, talento y dinero”.

Sean Parker, cofundador de Napster y primer presidente de Facebook; Reid Hoffman, cofundador de LinkedIn; Craig Newmark, fundador de Craiglist; Marc Benioff de Salesforce.com o Jeremy Stoppelman de Yelp son algunos de los más destacados miembros de este comité de captación.

Por supuesto, nadie da duros a pesetas, ni siquiera los siempre alternativos ‘hackers’. A cambio de su apoyo, a los mecenas más generosos de Obama se les prometen “potenciales cargos como asesores tecnológicos”, presencia activa en diversos actos de la campaña y encuentros personales con el presidente. En definitiva, acceso a la mesa donde se firman las leyes y capacidad de influencia. Un negocio redondo si ganan las elecciones: el ‘lobbying’ de toda la vida, en su versión 2.0.

@Obama

Obama y los suyos no se han olvidado de las redes sociales, que tan buen resultado les granjearon en 2008. La campaña de Obama es cuatro veces más activa en los nuevos medios que la de Romney, está presente en el doble de plataformas y obtiene una mayor respuesta de los usuarios, con el doble de mensajes compartidos, visitas y comentarios en sus ‘post’, según un estudio publicado a mediados de agosto por el Pew Research Center.

La mayor brecha digital entre los dos candidatos se encuentra en Twitter, donde el equipo de Romney tuitea una media de una vez al día mientras el de Obama lo hace alrededor de unas 29. También dobla el presidente al candidato republicano en número de entradas en su blog, así como en vídeos compartidos a través de su cuenta de YouTube.

En Facebook, el equipo de Obama contrató ‘historias patrocinadas’, que permitieron recibir un millón de ‘me gusta’ en un solo día, frente a la media de unos 30.000 que estaban registrando hasta entonces. También ha desembolsado grandes sumas de dinero para que sus resultados aparezcan destacados en las búsquedas de Twitter, algo en lo que Romney y los suyos sí han intentado competir.

Sin embargo, y de nuevo según Pew Research Center, ninguno de los candidatos ha explotado por completo el potencial participativo del ‘social media’. Tan solo un 3% de los mensajes lanzados por el perfil de Obama en junio fueron retuits (frente a un único y solitario retuit del contendiente conservador) y rara vez se contestaron las menciones.

Envía ‘GIVE’ al 62262

Unos 60 millones de personas, un 30% de la población total de los Estados Unidos, acceden a internet principalmente a través de sus dispositivos móviles. Se trata de un granero cada vez más importante de votos y, sin embargo, ha sido el gran olvidado de todas las campañas electorales hasta la fecha, en parte por las anticuadas reglas de juego del sistema electoral norteamericano. La última vez que la Comisión Electoral Federal (FEC por sus siglas en inglés) modificó sus normas, corría el año 2006 y el iPhone ni siquiera había sido presentado.

Así las cosas, cualquier innovación en este terreno supone una apuesta revolucionaria cuyos resultados son difíciles de predecir: puede ser un éxito o un completo fracaso. La campaña de Obama ha decidido correr el riesgo estrenando las donaciones vía SMS (y la de Romney ha hecho lo propio algo después).

Es la primera vez en la historia que los ciudadanos tienen la posibilidad de aportar pequeñas sumas de dinero a través de un mensaje de texto. Hasta 10 dólares por mensaje, con un máximo de 50 dólares al mes y un límite de 200 dólares para el mismo candidato en toda la campaña. No pueden contribuir personas extranjeras, menores de 18 años o empresas (es decir, móviles de empresa).

En principio, los SMS son una vía de financiación que favorece a Obama sobre Romney. No solo se ha tirado primero a la piscina, sino que además la suya es la campaña que más dinero recauda de pequeñas donaciones y dos de sus principales apoyos, los afroamericanos y los latinos, están a la cabeza en el uso de mensajes de texto en Estados Unidos, según datos de Pew Research.

Una última curiosidad: el número al que los americanos tienen que enviar su mensaje para financiar a Obama es el 62262. O (6) B (2) A (2) M (6) A (2). No se les escapa un detalle.

Videojuegos y gatitos

Cada vez es menos exagerado decir que la propaganda electoral se encuentra hasta en la sopa. O, al menos, hasta en la videoconsola. La campaña para la reelección de Obama ha colocado anuncios en ‘superventas’ como la franquicia de fútbol americano Madden o el clásico Tetris.

Tampoco se han olvidado del hogar por excelencia de los vídeos de gatitos. “Sé que la libertad de internet es algo por lo que os preocupáis apasionadamente. Yo también. Lucharemos intensamente para asegurarnos de que internet sigue siendo un foro abierto para todo el mundo”. Obama utilizó estas palabras para dirigirse a su electorado, pero no lo hizo en un mitin o en un programa de televisión. Ni tan siquiera a través de Twitter o un correo electrónico. Fue una de las respuestas que ofreció a los usuarios del popular agregador Reddit, algo así como el Menéame de los Estados Unidos (aunque la comparación, en todo caso, debe establecerse en sentido inverso y salvando las distancias), el lugar donde nacen muchos de los ‘memes’, así como la puerta a través de la que centenares de millones de ciudadanos estadounidenses acceden a los contenidos de la Red.

La profecía de Steve Jobs

Cuenta la leyenda que el fundador de Apple, en uno de sus encuentros con el presidente, predijo que Obama duraría un solo mandato al frente de la nación más poderosa del mundo. Precisamente porque durante sus cuatro años dejaría de serlo. Los puestos de trabajo que la firma de la manzana mordida se había llevado a Asia ya no volverían y Obama lo tendría muy crudo si no lograba atraer (o retener) la innovación. El imperio económico estadounidense se desmoronaba.

Sin duda el candidato demócrata escuchó con atención los augurios de Steve Jobs, y tal vez haya estado luchando por conjurarlos desde entonces. El caso es que su campaña está llena de guiños ‘geeks’ y el uso inteligente de la tecnología se ha convertido en uno de los pilares de su carrera política. A pesar de que, de vez en cuando, le pillen en un renuncio, como cuando no supo marcar un número en un iPhone de última generación ¿Le habrá cogido algo de miedo a la manzana?

Los votantes dicen...
  1. […] presidente contrató el servicio de historias patrocinadas de Facebook con el que consiguieron un millón de “likes” en un día, frente a los 30.000 diarios de media que recibían hasta […]

  2. […] en las urnas. Añade a la mezcla unas gotitas de imagen y un buen chorro de dinero y tendrás la receta del éxito social de Obama, cuyos cheques más sustanciosos provienen de universidades o empresas como Microsoft y […]

  3. […] en las urnas. Añade a la mezcla unas gotitas de imagen y un buen chorro de dinero y tendrás la receta del éxito social de Obama, cuyos cheques más sustanciosos provienen de universidades o empresas como Microsoft y […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>