Arrow

Tecnólogos al poder


0
Carlos Guadián

Diplomado en gestión y administración pública y licenciado en Ciencias Políticas. Editor desde 2003 de K-Government. Coordino oGov, plataforma dedicada al Open Government. Actualmente parte del equipo de Autoritas Consulting.


Escrito el 13 de junio de 2013 a las 11:22 | Clasificado en Tecnología

Cuando se realizan sondeos de penetración de uso de Internet, a la pregunta “¿Cuántas horas estás conectado a Internet?”, ya hay muchos usuarios que se sorprenden y responden que ellos están las 24 horas del día conectados. Que si el WhatsApp, Twitter, Facebook, Line, el correo electrónico…

Tecnólogos influyentes.
Tecnólogos influyentes.

Esa tecnología que todo lo rodea necesita de conductores. Los científicos, data scientist, programadores e ingenieros son perfiles cada vez más codiciados. Y no sólo por la empresa privada. La política empieza a ver este tipo de perfiles como un valor activo para el desarrollo de sus comunidades. Un perfil que puede asegurar un tipo de economía competitiva.

Incluso personalidades como O’Reilly han llegado a afirmar que en aquello que el gobierno falle lo suplirá la tecnología. Una clara referencia al motor económico y de desarrollo que esta industria conlleva. La adaptación de la tecnología a las necesidades de la sociedad es mucho más rápida que la de los propios políticos. De ahí, precisamente, que nos encontremos constantemente con nuevas situaciones a las que hacer frente sin experiencia previa para ello.

En China, el gobierno transferirá a asociaciones científicas y tecnológicas ciertas competencias como la definición de estándares, investigaciones o certificaciones. El objetivo es que estos grupos adquieran un rol más importante para con la sociedad. Adquieren, por lo tanto, un rol de responsabilidad y ganan influencia en cuanto a la gestión gubernamental se refiere.

Lo que no se puede obviar es que la tecnología también ha cambiado a los políticos. Se han creado nuevas herramientas a tener en cuenta para desarrollar su actividad, una nueva tipología de campañas, ahora mismo, ya impensables sin determinado tipo de analistas. Los data scientist de la campaña de Obama, los ‘locos de los números’, fueron los que consiguieron hacer efectivo el micro-targeting. Han sido los que han facilitado el poder ejecutar una campaña electoral a nivel del votante individual.

Hace unos meses se puso en marcha el lobby de Zucherberg bajo la marca FWD.US con la intención de presionar para conseguir determinadas reformas en torno a la ley de Inmigración y a la de Educación. Abogan por una mayor permisividad a la hora de contratar perfiles técnicos fuera de Estados Unidos para conseguir a los mejores y asegurarse, de esta manera, poder mantener altos niveles de calidad en el desarrollo tecnológico.

Se ha desatado una batalla política ante esta propuesta debido a que, en breve, se va a discutir en el Senado estadounidense sobre la Ley de Inmigración. La contraargumentación a las peticiones de FWD.US es que el objetivo es poder importar mano de obra barata. Argumentan que hay perfiles competentes para las necesidades del sector tecnológico de EEUU. A causa de esta lucha, parte de Sillicon Valley se ha posicionado en contra de FWD.US, por lo que han quedado divididos políticamente.

Parece que la influencia de esta industria que se constituye en lobbies y la adquisición de nuevos roles de influencia en las decisiones políticas por parte de tecnólogos es algo imparable. Hasta ahora son los que definen las reglas de internet. Puede que a partir de ahora también empiecen a definirlas fuera.

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>