Tres horas después de anunciarse el jueves el acuerdo por el que a los españoles nos alargan la vida laboral y nos rebajan las pensiones del futuro, los usuarios españoles de Twitter mantenían a Alex de la Iglesia como principal tema de conversación, mientras el ‘hashtag’ #pensiones no aparecía entre los 10 ‘trending topics’ (temas del momento) de esta red social. En los principales periódicos digitales, sin embargo, el recorte en las pensiones era el tema más leído o el segundo, siempre por delante del asunto de Alex De la Iglesia.

Estos datos evidencian que los medios de comunicación y el Gobierno han sobrevalorado en los últimos días la representatividad de Twitter no ya en la sociedad española, sino en la propia comunidad de internautas, quienes en los periódicos se interesaban por las pensiones mientras en Twitter vibraban con la dimisión aplazada del director de la Academia de Cine. ¿Cuánta gente tuiteó contra la ‘ley Sinde’? ¿Los 37.000 ‘followers’ de @alexdelaiglesia (por 1,5 millones enamorados de @alejandrosanz)? ¿Los 12.000 que han firmado en Actuable para que dimita González-Sinde? ¿Los que llevan nariz de payaso en su avatar en Twitter? Es probable que PSOE y PP hayan llegado a la conclusión de que no son tantos como pensaron cuando estalló la Red.

Una movilización contra la ‘ley Sinde’ encomiable, en cualquier caso, aunque quizás digna de mejor causa. Por ejemplo, el ‘pensionazo’ o la subida de la luz, medidas contra las que el mismo jueves se celebraron manifestaciones en toda Españaalgunas violentas, con mucha menor repercusión mediática que las protestas en la Red. ¿Será que los periodistas están más pendientes de Twitter que de la calle?

Publicado por Javier Alfonso

Periodista especializado en información económica y bloguero. En la actualidad, delegado de elEconomista en la Comunidad Valenciana.

Únete a la conversación

14 comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Completamente de acuerdo. Se ha pedido voto de castigo, se ha dicho que la política es una mierda… por haber aprobado una ley contra las descargas de material protegido. Como si no hubiera causas más nobles por las que luchar.

  3. Es una cuestión de fondo. No es lo mismo una medida política que te parezca mejor o peor que un pisotón a la constitución y las libertades inalienables de expresión y derecho a la información. ¿En serio cuesta tanto pensar que hay gente que ve más allá de las “descargas ilegales” en la ley sinde?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.