Arrow

La corrupción contada en series


0
Yorokobu

Este artículo ha sido publicado en Yorokobu, revista sobre innovación, inspiración, tendencias, emprendedores, creatividad y las cosas positivas que ocurren en el mundo y nadie cuenta.


Escrito el 15 de agosto de 2013 a las 17:50 | Clasificado en Televisión

Yorokobu recoge cuatro series que explican la corrupción en los Estados Unidos a lo largo de su Historia.

Recopilatorio de series americanas que tratan de la corrupción. (Yorokobu)
Recopilatorio de series americanas que tratan de la corrupción. (Yorokobu)

“El arte es una mentira que nos acerca a la verdad” (Pablo Picasso)

El espectador común de las series estadounidenses puede hablar con cierta soltura de la Guerra de Secesión o La Ley Seca, pero le resultaría difícil recordar la Historia del propio país aprendida en educación básica.

Aunque estas ficciones tienen imprecisiones (erratas, personajes que no existieron o relaciones personales forzadas), exponen hechos históricos y la corrupción tras ellos. Aquí tenemos cuatro series centradas entre 1860 y 1933 como prueba.

 

Guerra de Secesión (1861-1865)

Algunas de las viejas fortunas de Los Estados Unidos tienen su origen en la especulación durante la Guerra Civil de Los Estados Unidos.

EL PERSONAJE

Rorbert Morehouse es un personaje ficticio, un hombre de negocios de Nueva York.

Ha amasado una fortuna con la especulación bursátil e inmobiliaria —¡Morehouse!—, y los negocios con los bandos enfrentados en la Guerra Civil. Emplea parte de su dinero en comprar políticos y amañar elecciones locales.

Edward Chancellor, periodista de Financial Times, escribe en ‘Sálvese quién pueda’ sobre personajes como Morehouse durante la Guerra de Secesión:

Como dijo el operador bursátil Daniel Drew: “Además de los hechos comunes, los de Wall Street teníamos que especular con las fortunas de la guerra, y eso surte grandes efectos en una bolsa. Es buena pesca en aguas revueltas”. (…)

Los alcistas del oro vitoreaban al Sur, y los bajistas favorecían al Norte.

LA ESCENA: UN HOMBRE, UN WHISKY

“Tu whisky, pon una cruz aquí (…)”, dice un agente de policía a un tipo sucio y desastrado.

En cada distrito de Nueva York, la policía invita a chupitos de whisky a los desocupados que votan al candidato de Morehouse a la alcaldía.

“Y no te olvides de VOLVER a votar”, concluye el agente.

♣♣♣♣

 

La Conquista del Oeste (1870)

Deadwood (Dakota del Sur) fue en sus inicios un campamento minero que pronto se convirtió en un poblado con casas de madera. Personajes legendarios (y muy reales) del Oeste pasaron por allí.

EL PERSONAJE

Al Swearengen es un personaje real, uno de los primeros residentes de Deadwood. Consigue una pequeña fortuna ofreciendo entretenimiento (alcohol y prostitución) y servicios a buscadores de oro. Además, recibe un porcentaje de los robos y los hurtos de la zona.

Swearengen no tiene interés en la política hasta que comprende que un pueblo sin ley puede ser tomado por el ejército, y esto es malo para los negocios…

LA ESCENA: TÚ, ALCALDE

Swearengen reúne a “las fuerzas vivas” y les propone formalizar un gobierno para evitar la llegada de burócratas de Washington.

“Me encantaría ser alcalde”, dice Farnum, un comerciante local y lacayo de Swearengen. “Serás el acalde”, dice Swearengen.

♣♣♣♣

 

Ley Seca (1920-1933)

La Ley Seca pretendía regenerar la sociedad estadounidense.

“Se inicia una era de ideas claras y limpios modales. Los barrios bajos serán pronto cosa del pasado”,  dijo el senador Andrew Volstead, que dio impulso a la Ley Seca.

EL PERSONAJE

Enoch “Nucky” Thompson es tesorero del Condado de Atlantic (Nueva Jersey). Un personaje real que comenzó su fortuna especulando con las arcas municipales; un patrimonio que incrementó gracias a la venta del alcohol ilegal durante la ley seca.

Incluso inhabilitado para ejercer la política tiene poder y fortuna para amañar elecciones, dirigir la alcaldía en la sombra y especular con la recalificación de terrenos.

LA ESCENA: HECHA LA LEY, HECHA LA TRAMPA

Nucky Thompson brinda con sus hombres por la aprobación de la Ley Seca. Controla a la policía y a los funcionarios locales, por lo que burlar la ley es juego de niños.

LA OTRA ESCENA: “USTEDES, LOS PERIODISTAS…”

El alcalde oficial de Atlantic City pretende convencer a los periodistas de que él gobierna la ciudad, y que no sabe absolutamente nada de los tejemanejes de Nucky Thompson.

♣♣♣♣

 

Gran Depresión (1929)

Tras la Gran Depresión, la radio se convirtió en la mayor fuente de entretenimiento por su bajo coste. Entre los programas destacaban los sermones radiofónicos.

EL PERSONAJE

Justin Crowe es un pastor metodista que da sermones radiofónicos. Consigue una legión de fieles que ofrece como mercancía política a los republicanos más conservadores.

Justin Crowe es un personaje ficticio inspirado en radiopredicadores que durante la Gran Depresión aparecieron para inspirar ánimo a una población desolada. Algunos de estos predicadores estaban relacionados con organizaciones radicales como el Ku Klux Klan, y abogaban por una America “pura” para salir de la crisis económica.

(La imagen pertenece al proyecto escrito por Daniel Knauf para HBO)

LA ESCENA: DIOS Y EL NUEVO CONGRESISTA

El hermano Justin anuncia la revelación de Dios: el nombre del nuevo candidato al Congreso de los Estados Unidos. Y concluye:

“¡Benditos sean los hombres virtuosos porque serán recompensados en Washington!”

♣♣♣♣

Fuente: Cuatro series sobre la corrupción en Los Estados Unidos

Autor: 

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>