La política se construye a base de estrategas y HBO ha decidido mostrarlo en ‘Game Change’, película para la televisión que en España está emitiendo Canal Plus y que desvela los extraños juegos del poder en la sombra. Los aciertos y errores del mundo de los asesores.

Esta producción se convirtió en la triunfadora de los últimos Globos de Oro en las categorías de Miniserie y TV Movie, llevándose tres galardones: Mejor Miniserie, Mejor Actor de Reparto, a Ed Harris por su papel de John McCain, y el más alabado: Mejor Actriz, para Julianne Moore por su interpretación de la ex gobernadora de Alaka, Sarah Palin. Aunque Moore, en realidad, no interpreta a Palin, directamente ‘clona’ la personalidad política que tanto juego ha dado a los medios norteamericanos.

Por supuesto, esta radiografía a las entrañas de Palin no ha gustado nada a los republicanos, que han ardido en críticas contra la ficción de HBO. De hecho, tanto Palin como McCain describieron el filme como falso, a pesar de que ambos afirman no haberlo visto.

No es para menos, pues ‘Game Change’ ejecuta una reveladora inmersión en las maquinaciones populistas de la candidatura de Sarah Palin. Era la mujer perfecta para conquistar a los ciudadanos conservadores, pero, a la vez, sus inconscientes meteduras de pata revelaron que le quedaba grande el trono al que aspiraba: ser vicepresidenta de EE.UU. en 2008.

Basada en un libro de John Heilemann y Mark Halperin, ‘Game Change’ arranca rememorando una entrevista que el mítico programa ’60 Minutes’ consumó al principal estratega de la campaña de  McCain, Steve Schemidt. En esta charla, se puso en duda la elección de Palin para sumar votos y derrotar a Barack Obama.

[do action=”ladillo”]El plan fallido[/do]

McCain prefería al senador Joe Lieberman como candidato, pero los profesionales encargados de manejar los hilos del marketing político quisieron enganchar a la opinión pública y, muy especialmente, a las mujeres a través de la emoción. A pesar de no estar preparada para el cargo, Palin parecía el personaje perfecto para lograr este objetivo. Pero no calcularon que su ignorancia se iba a convertir en el peor enemigo republicano. Ella no creyó en los asesores, sólo confió en su intuición.

Palin, un personaje magnético que ha clavado Moore en cada una de sus poliédricas aristas. Tanto, que es complicado encontrar diferencias entre original y copia.

[do action=”video-a-todo-el-ancho-2″ tipo=”http://www.youtube.com/embed/” id=”2EnbS8Z8uKQ” tipo2=”600″/]

Publicado por Borja Terán

Periodista y realizador. Analizo el pasado, presente y futuro de la televisión en lainformacion.com, 'La Mañana de Cope' y falsodirecto.com, entre otros medios. Fui redactor de TP, Supertele y Teleindiscreta. Me forjé como ayudante de realización en RTVE. He sido dircom de 'Seis puntos sobre Emma' y, actualmente, también desarrollo contenidos para cine, tele e internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.