Arrow

La intriga de Jordi Évole


3
Borja Terán

Periodista y realizador. Analizo el pasado, presente y futuro de la televisión en lainformacion.com, 'La Mañana de Cope' y falsodirecto.com, entre otros medios. Fui redactor de TP, Supertele y Teleindiscreta. Me forjé como ayudante de realización en RTVE. He sido dircom de 'Seis puntos sobre Emma' y, actualmente, también desarrollo contenidos para cine, tele e internet.


Escrito el 1 de febrero de 2013 a las 10:44 | Clasificado en Televisión

Jordi Évole regresa este domingo a La Sexta con ‘Salvados’, el formato que ha revolucionado la política en televisión con ayuda de la magia del montaje audiovisual. La manipulación también puede estar a favor del periodismo.

Jordi Évole vuelve con 'Salvados'.
Jordi Évole vuelve con 'Salvados'.

Pocos directivos televisivos creían en el éxito del formato de Jordi Évole. Pensaban que la gente huiría de un programa que giraba en torno a la política, pero se equivocaron: los audímetros dieron la razón a este producto de la factoría de Buenafuente, El Terrat.

Lo que comenzó siendo una tanda de especiales de precampaña electoral de 2008, ‘Salvados por la campaña’, terminó convirtiéndose en emblema de La Sexta. A este logro ayudó que la política no pasa por su mejor momento de credibilidad. Así que Évole consiguió posicionarse como empática voz de la ciudadanía. Él ha puesto la cara, aunque el formato ha funcionado porque cuenta con unos engranajes televisivos que han revolucionado los programas de contenido informativo.

Y lo ha hecho incorporando a la curiosidad más crítica del periodismo el montaje envolvente de la mejor serie de ficción. Porque ‘Salvados’ está rodado prácticamente como si fuera un espacio dramático cargado de intrigra. No es ‘Crematorio’, ni ‘Bones’, ni ‘Perdidos’, ni ‘The Newsroom’, ni un filme de Alfred Hitchcok, pero el programa se construye con los trucos y las trampas de los grandes directores de cine.

De esta calculada forma, el formato transmite emoción. Y es que Évole no se conforma con realizar entrevistas directas, el montaje final en postproducción del programa crea tramas para enganchar al espectador como el mejor culebrón. Con la importancia de calcular al milímetro cuando se incorporan en edición las música, las miradas, los silencios, los primeros planos, las elipsis e, incluso, los títulos de crédito para impulsar el interés del espacio.

Mezclar periodismo y tretas televisivas

De hecho, ‘Salvados’ siempre arranca con unos rótulos que son ‘customizados’ para cada edición. La aparición en pantalla de los nombres del equipo ya va sumergiendo al espectador en historia retransmitida con unos protagonistas reales. Y aquí está la gran clave del programa.

Salvados no tiene miedo para jugar a mezclar periodismo y tretas televisivas. El resultado final puede gustar más o menos, pero funciona a la perfección en televisión gracias a la rápida capacidad del presentador para preguntar lo que le pasa por la cabeza al espectador, retratar a los entrevistados a conciencia y, además, romper los tabúes del periodismo más encorsetado al incorporar la manipulación del montaje televisivo para potenciar el atractivo del formato para el público. Porque la televisión debe ser atractiva y entretenida de ver con todo tipo de contenidos.

No es fácil obtener este interesante efecto, detrás de Jordi Évole hay un equipo que rueda 30 horas semanales para sólo 47 minutos de reportaje. De ahí la pulcritud del formato: rodar mucho para quedarse sólo con lo realmente interesante.

Pero, sobre todo, ‘Salvados’ demuestra que se puede hablar de la actualidad que nos preocupa con guiños cómplices a la audiencia, sentido del humor y espíritu crítico, aprovechando las posibilidades del lenguaje versátil de la tele y logrando declaraciones valiosas que despiertan pasiones. Porque la política se puede contar sin aburrir. Aunque eso no guste a algunos políticos.

Los votantes dicen...
  1. […] En esto último tienen mucha culpa dos nombres con mayúsculas: Antonio García Ferreras y Jordi Évole. Ambos comunicadores han conseguido tomar el pulso a la actualidad con una complicidad absoluta con […]

  2. Fernando dice:

    En mi opinión, Salvados, está dentro de la generación de otros programas, como “Top Gear” de la BBC, o Big Fat Gipsy Weddings, de Channel 4. Una estética muy cuidada dentro de los estándares cinematográficos que utilizan dentro del lenguaje del reportaje.

  3. […] Jordí Évole regresa a La Sexta. Su programa, ‘Salvados’, ya es un emblema del canal verde por su éxito de audiencias, pero, también, por su forma de innovar en el tratamiento de la política en televisión, incorporando a los programas de actualidad trucos de la series de ficción y de los ‘docu-shows’ de entretenimiento. […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>