Arrow

La trampa social


1
Borja Terán

Periodista y realizador. Analizo el pasado, presente y futuro de la televisión en lainformacion.com, 'La Mañana de Cope' y falsodirecto.com, entre otros medios. Fui redactor de TP, Supertele y Teleindiscreta. Me forjé como ayudante de realización en RTVE. He sido dircom de 'Seis puntos sobre Emma' y, actualmente, también desarrollo contenidos para cine, tele e internet.


Escrito el 27 de septiembre de 2013 a las 9:16 | Clasificado en Televisión

Las televisiones dulcifican su línea ideológica contra el gobierno para instalarse en la emotiva historia de superación personal que no busca responsables en los poderes reales.

Toñi Moreno, estandarte del 'servicio público' de TVE.
Toñi Moreno, estandarte del 'servicio público' de TVE.

Las cadenas de televisión llenan sus programas de espacios de denuncia. No hay emisora que no dedique una parte de su tiempo al análisis de las consecuencias que se derivan de la grave crisis en la que se encuentra el país. Pero, poco a poco, las televisiones están disminuyendo la búsqueda de culpables políticos para centrarse en la crónica más social. Sin responsables, sólo a la caza de la limosna solidaria.

‘El Programa de Ana Rosa’, ‘Espejo Público’, ‘La mañana’ de TVE con Mariló Montero… Incluso algunos servicios informativos o la desaparición de ‘El Gran Debate’ para instalar en la misma franja un show más frívolo. De esta forma, la televisión trata la problemática social, pero sin profundizar en responsables.

Es más, en este giro hacia la normalización de una población que sufre víctima de la recesión económica, TVE ha sustituido los culebrones de tarde por un espacio de “servicio público”. Se llama ‘Entre todos’, está presentado por Toñi Moreno e intenta transformar la televisión en una plataforma para que los ciudadanos con problemas sean ayudados por los espectadores con más posibilidades.

El formato sigue una línea lacrimógena: donde la emoción en la audiencia se refuerza a través de músicas sensibleras que adornan cada historia que presenta el programa. Historias que, además, terminan normalizando la exclusión social por lagunas en la sanidad u otras instituciones públicas.

Entre todos’ no persigue encontrar solución a los problemas: sólo mostrar un desfile de tristes casos en busca de una limosna. Es la televisión social que vive instalada en la pena, que da audiencia, pero que no intenta enseñar a combatir la pobreza con instrumentos útiles para sus víctimas.

Al final, los programas de humor y sus cómicos son los espacios que están realizando el periodismo más molesto con el poder y más útil con la sociedad. Wyoming y Jordi Évole lo demuestran.

Los votantes dicen...
  1. Isma.- dice:

    ¿Y no será que hay presiones “desde arriba” para que las cadenas rebajen el tono con el Gobierno/PP?

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>