Arrow

Sólo sobrevivirá una


1
Borja Terán

Periodista y realizador. Analizo el pasado, presente y futuro de la televisión en lainformacion.com, 'La Mañana de Cope' y falsodirecto.com, entre otros medios. Fui redactor de TP, Supertele y Teleindiscreta. Me forjé como ayudante de realización en RTVE. He sido dircom de 'Seis puntos sobre Emma' y, actualmente, también desarrollo contenidos para cine, tele e internet.


Escrito el 23 de noviembre de 2012 a las 12:29 | Clasificado en Televisión

El éxito o fracaso de la televisión también se construye con símbolos. Un mal paso en la estrategia de imagen de un canal puede terminar con la audiencia más fiel. Cuatro lo sufrió en la fusión con Telecinco. Pero Antena 3 parece tenerlo más claro con La Sexta.

Mamen Mendizábal, presentadora de Más vale tarde
Mamen Mendizábal es el rostro del nuevo espacio de actualidad de La Sexta

El 24 de agosto el Consejo de Ministros rebajaba las condiciones impuestas por la Comisión Nacional de Competencia para permitir la fusión de Antena 3 y La Sexta. Rápidamente, se disparó una cierta inquietud: podía peligrar la identidad del canal ‘verde’.

Falsa alarma. La Sexta ya pertenece al grupo Antena 3 y el espectador casi no ha percibido el cambio. Casi, pues en las pausas publicitarias de la joven cadena es fácil encontrar promociones de Antena 3. Pero poco más. De hecho, La Sexta ha visto fortalecida su personalidad propia, consolidando las líneas de contenidos en los que se sustenta su parrilla. Sólo ha desaparecido el deporte, que no tenía sentido en una cadena de estas dimensiones (es muy caro y no arrastra público al resto de los programas).

La nueva dirección ha entrado de puntillas en La Sexta, aunque tomando decisiones contundentes. Porque son conscientes de que el actual perfil de espectadores que ya tiene el canal supone un gran potencial, que es conveniente y necesario proteger, y que complementa la posición en el mercado de Antena 3.

El entretenimiento más cómico, la actualidad informativa más crítica y las series más internacionales constituyen los cimientos sobre los que se continúa sosteniendo una programación que, lejos de incorporar contenidos de Antena 3, ha optado por conservar su identidad. Además, intenta fortalecer franjas horarias más débiles, con apuestas de programas como ‘Más vale tarde’ o ‘Alguien tenía que decirlo’.

‘Más vale tarde’ pretende captar al público crítico, que está interesado por la actualidad política y social en estos tiempos de turbulencias. Mientras que ‘Alguien tenía que decirlo’ pretende recuperar los espectadores que perdió la sobremesa televisiva, tras el final de Sé lo que hicisteis’. Lo hace con tres monologuistas y desde un plató panorámico con vistas a la calle. El canal es accesible a sus espectadores.

Aprender de los errores de otros

Y es que Antena 3 ha aprendido de algunos errores que su competidor más directo cometió con el casamiento entre Telecinco y Cuatro, cuando varias decisiones apresuradas mezclaron contenidos y presentadores entre ambas cadenas fusionadas. Así se impregnó Cuatro de una pequeña aureola del prejuicio social que existe contra Telecinco, lo que afecto negativamente a la imagen magistral de la ex cadena de Prisa.

Cuatro perdió parte de una audiencia, urbana y de clase media, muy jugosa para la publicidad, que tenía ya fidelizada y que, ahora, intentan recuperar no siempre con demasiado éxito. La estrategia de Antena 3 va por otros derroteros, de momento, y parece seguir cuidando los detalles al marcar unas diferencias comprometidas con la esencia de la caja verde: las redacciones de informativos de los dos canales se mantienen separadas en sedes distintas e incluso las campanadas en Nochevieja se darán también por separado. No es un detalle menor. En La Sexta el maestro de ceremonias será  el cocinero revelación Alberto Chicote, mientras que en Antena 3 los encargados serán Paula Vázquez (con nuevo número de teléfono) y Carlos Sobera.

Por el contrario, Mediaset, minimizando gastos, retransmitirá las doce uvas con personajes de la serie de Telecinco ‘La que se avecina’. Lo hará, al mismo tiempo, en todos sus canales. También en Cuatro. De este modo, la ex cadena de Prisa pierde una identidad simbólica de cambiar de año con algo propio, porque la fuerza comercial de un canal se construye a base de símbolos.

No obstante, ambos grupos de comunicación saben que conviene seguir incrementando la competencia entre Cuatro y La Sexta porque, probablemente, el mercado español sólo permitirá que sobreviva, con parrilla generalista y producción propia, una de las dos… Cuatro o La Sexta, La Sexta o Cuatro. Ya lo decía Mercedes Milá en ‘Gran Hermano': sólo quedará uno…

Los votantes dicen...
  1. […] Partido Popular nunca le ha apasionado La Sexta. En las últimos años, el canal verde ha sido el refugio del periodismo que se hace preguntas y […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>