Arrow

El presidente kawaii


2
Víctor Navarro

Periodista. Trabajo en el diario 20minutos y escribo sobre videojuegos en El Píxel Ilustre y Yorokobu. A veces me dejan escribir cosas en Mondo Píxel.


Escrito el 1 de julio de 2013 a las 8:30 | Clasificado en Videojuegos

El presidente de Japón, Shinzo Abe, ha decidido hacer campaña entre los jóvenes con un sencillo videojuego para móviles. No, no ha patinado como Alicia Sánchez-Camacho con su ‘Alicia Croft’ en la campaña de 2010.

kawaii

‘Kawaii’ es el adjetivo que usan los japoneses para decir que algo es ‘mono’. Esa monería abarca desde los personajes de Hello Kitty o cualquier muñeco con más ojos que cara hasta los excesos estética lolita y cualquier perversión derivada de ella. Es toda una subcultura. Por eso el primer ministro del país del sol naciente y candidato a la reelección en los comicios de julio, Shinzo Abe, está . ‘Abe Pyon’ es un juego para dispositivos móviles (iOS y Android) diseñado como propaganda electoral en el que manejamos una versión cabezona, colorida y sonriente del jefe del Gobierno nipón mientras pega saltos y se cambia de trajecitos.

Con la pasión que tienen los japoneses por el exceso, la locura y el desbarre, alguno se habría esperado un juego como el ‘Liberation Maiden’ de Suda51, en el que manejábamos a una presidenta robotizada y voladora de Nuevo Japón y destrozábamos los ejércitos blindados del invasor extranjero a misilazo limpio. Pero no. ‘Abe Pyon’ es un juego muy sencillo y, al menos para los que no sabemos japonés, bastante aséptico.

¿Cómo puede ser aséptico el juego de un político? Me explico: lo único que hacemos en esta app es mover el móvil a los lados para ayudar a Abe a dirigir correctamente sus saltos de plataforma en plataforma. Es una metáfora sencillita del ascenso, el crecimiento, el avance de Japón liderado por su primer ministro y con la ayuda del votante, pero no hay mucho más que leer en las mecánicas del juego. Por supuesto, va acompañado de textos en la lengua de Musashi que soy incapaz de comprender y que seguro que están cargados de promesas electorales y mensajes políticos, pero la parte jugable resulta bastante inocente.

Parece que lo que busca el político de centro-derecha nipón es mostrar una imagen simpática y acercarse a los jóvenes (bueno, sí, yo qué sé) más que retratar sus ideas y sus objetivos en el Gobierno en un videojuego. Le da igual si ‘Abe Pyon’ no cuenta absolutamente nada, lo único que quiere es ser ‘kawaii’.

En una entrevista con Reuters, Takuya Hirai, responsable de la estrategia online del partido de Abe, explica que “había temores de que algunos jóvenes pensaran que el LDP era un partido distante y que no supieran nada sobre él”, así que intentan que el juego “consiga gente interesada en política de una forma que no había visto nunca antes”. La agencia también cita las opiniones de un par de usuarios, que van desde un estudiante que afirma que el juego le ha hecho “pensar a quién debería votar” hasta el escéptico que lo ve como un pasatiempo.

Alicia Sánchez-Kawaii

Al evitar el mensaje político duro y complejo, Shinzo Abe y su partido se ahorran disgustos y tropezones como los del Partido Popular catalán en la campaña de 2010. ‘Rescate – Alicia Croft’ fue un juego para navegadores y para móviles encargado por las Nuevas Generaciones del PPC en las últimas elecciones al Parlament. En en el juego, la líder de los populares catalanes Alicia Sánchez-Camacho, como una radiante valkiria del conservadurismo, salvaba el país montada a lomos de una gaviota llamada Pepe. Un despiporre.

[media url=”http://www.youtube.com/watch?v=3O1UUaPNinc” width=”600″ height=”400″]

Alicia Croft (que ya no está en la web del PP, por cierto) tenía bastantes problemas, pero el más importante era que no entendía qué es, cómo habla o cómo funciona un videojuego. Sánchez-Camacho y su gaviota se manejaban como en un matamarcianos e iban disparando bombillas contra inmigrantes ilegales, parados e independentistas. En la cabeza de los que hicieron en el encargo, el juego decía que Sánchez-Camacho acabaría con el paro, la inmigración ilegal y el independentismo gracias a la fuerza de sus ideas. Lo que el juego mostraba realmente, le pese a quien le pese, es a la diputada eliminando a los parados y a los inmigrantes a tiros para acabar con el desempleo y con la inmigración.

El Partido Popular nunca llegó a entender qué fallaba. De hecho, la única corrección que le hizo a ‘Alicia Croft’ tras la polémica fue sustituir a los inmigrantes por mafias cuando el problema estaba en otro sitio. A lo mejor hace falta un poquito de inmersión lingüística con el idioma de del videojuego.

Los votantes dicen...
  1. […] La tendencia, claro, no es cosa sólo de España. En Europa hay apps para luchar contra zombies políticos o, sin salir de ese género, un simulador electoral a la italiana bastante chanante. Ahora, para idas de olla, nada mejor que el mercado japonés: una presidenta del futuro combatiendo a lomos de un robot gigante o un presidente actual que hizo campaña con un juego para móviles. […]

  2. […] La tendencia, claro, no es cosa sólo de España. En Europa hay apps para luchar contra zombies políticos o, sin salir de ese género, un simulador electoral a la italiana bastante chanante. Ahora, para idas de olla, nada mejor que el mercado japonés: una presidenta del futuro combatiendo a lomos de un robot gigante o un presidente actual que hizo campaña con un juego para móviles. […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>