Ciudadanos se lanza a escala nacional buscando la «tercera vía»

El Movimiento Ciudadano de Albert Rivera, presente en el Parlamento catalán desde hace ocho años, lanzó este pasado fin de semana su alternativa política a nivel estatal. El proceso continuará en marzo, con la proclamación de candidatos y programas marco para autonomías y municipios.

La falta de sintonía con UPyD no ha frenado el empuje del partido de Rivera. Al contrario, los resultados en las elecciones europeas, en las que obtuvo dos eurodiputados, le han servido como acicate para intentar lograr una sólida estructura a nivel nacional. Descartadas, de momento, las alianzas con otras opciones, Ciudadanos quiere seducir a sus rivales y sumar efectivos de cara a las próximos comicios.

La estrategia ya ha sido expuesta públicamente, a pesar de las críticas que llegaron desde la formación magenta por su «falta de transparencia»: acoger a políticos de pequeños partidos locales y regionales, que apoyarán la marca Ciudadanos y la impulsaran a estar presente en gran parte del territorio español a partir de mayo.

El secretario general de Organización de Ciudadanos, Fran Hervias, es el artífice de tejer la red nacional a la que ha incorporado, según él, “personas y no partidos”, porque estos previamente ya se habían disuelto.

Luego llegará el gran salto, las generales. Para elaborar el programa económico, cuentan extraoficialmente con reconocidos y respetados profesionales como Manuel Conthe y Luis Garicano. El primero de ellos, expresidente de la CNMV, ya asistió al acto de presentación del Movimiento Ciudadano en Madrid este pasado sábado. También lo hizo un eurodiputado de UPyD, lo que ha vuelto a reabrir el debate sobre la conveniencia o no de un acuerdo político, o el exlíder socialista (y ahora crítico) Joaquín Leguina. Y este último no es el único socialista al que Ciudadanos ha sabido atraer.

En plena efervescencia preelectoral, de cara a las municipales, autonómicas y generales de 2015, la formación pretende ocupar el espacio de centro (atrayendo a electorales moderados de izquierda y derecha) y consolidarse como alternativa «al bipartidismo y al populismo«. Los desencantados con la clase política ya tienen una opción más para tener en cuenta.

Jeb Bush: la precandidatura con condicionales

Lo adelantaba su hijo hace unas semanas usando una expresión muy condicional y ahora se confirma también con un montón de condicionales. Entonces George P. Bush dijo que su padre, Jeb Bush, «más que probablemente» compitiera por ser el candidato a la presidencia de EEUU por el Partido Republicano. Este martes era el propio Jeb Bush quien anunciaba en Twitter que «explorará activamente la posibilidad»

¿Y quién es Jeb Bush? Hijo y hermano de expresidentes, esperanza blanca de los republicanos para recuperar el voto latino (sin poner a un candidato latino) y -dicen- el que verdaderamente estaba preparado para ocupar la Casa Blanca en el lugar de George. Pero por aquel entonces, cuando el ahora expresidente competía por ser elegido, Jeb era gobernador de Florida. Sí, el mismo Estado que decidió las apretadísimas elecciones del año 2000 a cuenta de unas polémicas papeletas que no se contabilizaron demasiado bien.

El proceso hacia la Casa Blanca no será fácil: ambos partidos abrirán procesos de primarias que se prolongarán durante meses hasta definir un candidato final para competir. En el camino quedarán muchos, regularmente por dos variables: o la falta de apoyos en las luchas estatales o la asfixia económica por falta de fondos. A falta de ver qué sucede con lo primero, parece claro que lo segundo no será un problema para el que sería tercer presidente de una saga política de mucho más éxito que los míticos Kennedy.

Por lo pronto, Jeb Bush va en cabeza para muchos, aunque aún queda una eternidad y ningún candidato ha dado pasos en claro (todavía). Lo más que queda es analizar el perfil del posible candidatable, y en ese sentido ya hay quien analiza si es demasiado liberal como para ser una apuesta segura

El derrumbe del rublo amenaza a Rusia (y por extensión a Europa)

La moneda rusa se ha venido abajo en una sesión para la historia. El rublo ha sufrido su peor caída desde 1998 y ha marcado el nivel más bajo jamás alcanzado: menos de 60 en comparación con el dólar ¿El motivo? Uno, pero no sólo uno.

Detrás del derrumbe del rublo está la caída en picado del precio del crudo, de cuya producción (y de sus derivados) es muy dependiente el gigante euroasiático.

Pero un país que exporta energía y tiene en su mano la llave para hacer tiritar en pleno invierno a media Europa no se resfría tanto por el precio del crudo. El ‘empujoncito’ lo han dado las sanciones occidentales sobre la economía rusa.

Es ahora cuando pasan factura los costes de la agresiva política de Vladimir Putin, que en menos de una década ha abierto fuego contra Georgia y Ucrania, y cuyos peligrosos juegos han llevado a partir en dos un país clave entre el Kremlin y Europa, arrastrarlo a una guerra civil soterrada y a que se viviera incluso el derribo de un avión civil, algo tipificado como crimen de guerra… y todo por intereses poco claros

En cualquier caso Rusia sigue teniendo la llave para controlar el futuro inmediato: de sus gasoductos depende buena parte del suministro energético europeo, lo que podría forzar un nuevo acercamiento que suavice las tensiones económicas y diplomáticas.

No obstante la alarma ya ha saltado: una economía occidental que anda trastabillada en su supuesta recuperación no podría soportar la caída de un gigante tan inmenso como Rusia. Y esa quizá sea su mejor defensa.

Un día con el nuevo portal de transparencia

Alrededor de medio millón de documentos, “más de 50 gigas” de información y un equipo de 80 funcionarios para poner en marcha la plataforma. El nuevo portal de transparencia arrancaba con grandes cifras en su lanzamiento, coincidiendo con la entrada en vigor de la Ley de Transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno. Sin embargo, detrás de los titulares, ¿qué aporta este nuevo portal? ¿Cómo se utiliza? ¿Qué datos muestra y cuáles no?

[do action=»ladillo»]¿Qué información incluye y cómo se estructura?[/do]

La plataforma nace, según el Gobierno, para «ampliar y reforzar la transparencia de la actividad pública, regular y garantizar el derecho de acceso a la información y establecer las obligaciones de buen gobierno que deben cumplir los responsables públicos». Los datos aparecen estructurados en tres grandes categorías:

  • Institucional: Incluye información descriptiva de los distintos organismos públicos, estructura y funciones de los Ministerios, perfiles de los altos cargos de la Administración… Realmente se trata de contenidos que ya podíamos encontrar en las webs de los diferentes ministerios, pero que ahora se unifican en un único portal.
  • Normativa: Contiene normativa en elaboración (anteproyectos de ley, proyectos de Reales Decretos…), además de normativa ya vigente que ha sido aprobada a lo largo de este año. Hasta ahora, la legislación aprobada podía encontrarse fácilmente en el BOE. Por su parte, la normativa en elaboración suele aparecer en la web de sus respectivos ministerios cuando se abre un periodo de consultas.
  • Económica: Alberga información sobre contratos públicos, retribuciones de altos cargos, subvenciones y ayudas públicas, presupuestos, bienes inmuebles de propiedad estatal… Aunque algunos datos como los Presupuestos Generales del Estado o la retribución de los miembros del Gobierno ya eran públicos a través de la web de La Moncloa, muchos otros sí se han dado a conocer por primera vez.

La plataforma está disponible en las cinco lenguas co-oficiales de España (catalán, valenciano, euskera, gallego y castellano), además de en inglés. Sin embargo, muchas veces la traducción es incompleta. En ocasiones solo cambia el menú al catalán o al inglés, pero el contenido se mantiene en castellano. Además, el buscador presenta bastantes deficiencias: aunque permite filtrar por fecha o departamento, no utiliza los códigos de búsqueda básicos que se usan habitualmente en internet, lo que dificulta mucho refinar las búsquedas.

[do action=»ladillo»]¿Qué límites existen a la información publicada?[/do]

Todos los datos que puedan afectar a cuestiones sensibles como la seguridad nacional o la protección de datos personales no serán publicados en el portal. El derecho de acceso a la información está sujeto a ciertos límites tasados por la ley como la protección de las relaciones exteriores, los intereses económicos y comerciales, la seguridad pública, el secreto profesional y la propiedad intelectual o la preservación del medio ambiente, entre otros.

[do action=»ladillo»]¿Qué información echamos en falta?[/do]

Toda la información publica corresponde únicamente a la Administración General del Estado. Por eso, en primer lugar se echa en falta encontrar datos de comunidades autónomas y ayuntamientos, que tienen dos años para desarrollar sus propios portales de transparencia.

Pero, además, el nuevo portal tampoco incluye:

  • Agendas de los altos cargos de la Administración: El portal incluye la agenda del presidente del Gobierno, aunque ya figura en la web de La Moncloa y se trata de una versión reducida que la mayoría de las semanas solo incluye la sesión de control en el Congreso de los miércoles y la reunión del Consejo de Ministros de los viernes. Sin embargo, no se publicará la agenda de los secretarios de Estado, directores generales u otros cargos del Gobierno.
  • Informes previos para la elaboración de las leyes: Se incluyen los anteproyectos de ley, pero no los informes o los dictámenes que emiten organismos consultivos como el Consejo Fiscal, el Consejo de Estado o el CGPJ, que solo se publicarán una vez que esa norma haya sido aprobada como proyecto.

[do action=»ladillo»]¿Cómo solicitar nuevos datos?[/do]

Para solicitar otros datos que no estén publicados en el portal, los ciudadanos pueden completar un formulario. La Administración tiene entonces un mes de plazo, prorrogable a dos, para contestar a la solicitud. El acceso al formulario solo es posible con DNI electrónico, certificado digital que lo acredite o bien a través de un complicado sistema de claves que durante el primer día de vida del portal ni siquiera funcionaba.

El Senado de EEUU descalifica las técnicas de la CIA por «brutales»

«La publicación de este resumen de 500 páginas no puede limpiar la mancha, pero puede decir a nuestro pueblo y al mundo que Estados Unidos es lo suficientemente grande para admitir cuándo está equivocado y confiado de que aprenderá de sus errores». Así se manifestó la senadora demócrata Dianne Feinstein tras dar a conocer el informe del Comité de Inteligencia del Senado sobre las técnicas de interrogatorio que la CIA empleó después del 11-S.

El informe, publicado tras cinco años de recopilación de documentos e investigaciones, establece que los agentes de la agencia de inteligencia norteamericana actuaron de manera «brutal» y «profundamente errónea». De hecho, el documento sostiene que ninguna de las prácticas de tortura sirvió para identificar una amenaza a Estados Unidos (como la localización de Osama Bin Laden). También afirma que fue la CIA quien descartó informar al presidente George W. Bush acerca del programa de interrogatorios.

Al conocer las primeras informaciones, el presidente Obama ha señalado que el programa de interrogatorios ha causado un daño «significativo» al país. El documento «refuerza mi opinión de que estos duros métodos no solo fueron incoherentes con nuestros valores como nación, sino que no fueron de servicio a nuestros esfuerzos generales contra el terrorismo ni nuestros intereses de seguridad nacional», indicó.

Aunque el informe consta de más de 6.700 páginas, solo un 10% de las mismas se han hecho públicas, mientras que el resto no se ha dado a conocer ya que podría afectar a la seguridad nacional de EEUU y de sus ciudadanos, según las autoridades del país. Existe una especial preocupación por las reacciones del mundo islámico ante la publicación de este informe. Feinstein dijo que «nunca hubiera sido un buen momento para publicarlo», dado su contenido y la inestabilidad internacional en zonas como Oriente Medio, pero ha insistido en la necesidad de que sea utilizado «para restablecer los valores del país».

Entre otras cosas, el texto indica que, con la aprobación del personal médico de la CIA, algunos de los sospechosos fueron sometidos a procedimientos «médicamente innecesarios» de «alimentación rectal», además de baños de hielo, la privación de sueño o las amenazas de muerte para obtener información. En total, se documentan 119 casos de presos –al menos 39 de los cuales sufrieron las torturas consideradas como Técnicas de Interrogatorio Reforzadas (EIT, de ‘Enhanced Interrogation Techniques’, por sus siglas en inglés)-. Por otra parte, también se ha filtrado la lista de los países extranjeros que fueron colaboradores o, al menos, cómplices de dichas prácticas.

Sin embargo, el director de la CIA, John Brennan, ha defendido en un comunicado que la información extraída con las torturas durante la década pasada fue «crucial» para entender a Al Qaeda y que sigue siendo útil en la actualidad para sus esfuerzos contra el terrorismo.

La guayabera, la prenda de la Cumbre Iberoamericana

España  y México no escatiman en esfuerzos para darle vida a la Cumbre Iberoamericana como ámbito de diálogo internacional, pese a que cada vez tiene menor poder de convocatoria entre los presidentes sudamericanos.

Esta vez, los invitados recibieron por parte del gobierno anfitrión una guayabera blanca, una especie de camisa muy fina, generalmente de algodón o lino. Una de las versiones de su origen es que nació en el ámbito rural, diseñada por la mujer de un recolector de guayabas. La otra versión, y la más aceptada, es que la introdujo un ciudadano español en Cuba en el siglo XIX y que desde allí se fue expandiendo por Centroamérica y el Caribe.

En  México el centro de la producción de guayaberas se encuentra en el Estado de Yucatán y zonas aledañas. Se trata de una vestimenta formal, enseñada en todo el mundo por presidentes y cancilleres de la región, pero su mayor virtud es la de resultar fresca para las altas temperaturas de la zona.

El Rey Felipe la lució junto al presidente mexicano Enrique Peña Nieto en el acto de inauguración, y también el presidente Mariano Rajoy, al que le costó ponérsela, acabó aceptando.

Otros, como el presidente Mujica, prefirieron lucir chaqueta. Lamentablemente, el mensaje del regalo no fue claro, quedando en libre interpretación si era para usar en el momento o para llevarse a la casa.

Obama sustituye a un humorista y se ríe de sí mismo

Obama, a estas alturas, está de vuelta de todo. Consumada su reelección, en minoría en las Cámaras y habiendo cimentado su reinado sobre el márketing, uno de los presidentes más carismáticos de su historia apura su mandato. Y lo hace con sentido del humor y valentía parodiándose a sí mismo.

Lo hizo en uno de los programas de humor más populares de la televisión norteamericana, ‘The Colbert report’, en el que dijo haber llegado a sustituir a su presentador diciendo que «después de tanto tiempo queriendo hacer mi trabajo, es hora de que yo haga el tuyo».

Y dicho y hecho: lo primero, burlarse de su principal debilidad inaugurando una sección propia llamada ‘Decreto’, que es como los republicanos acusan a Obama de gobernar incluso antes de quedarse en minoría.

No es su primera aparición desenfadada en televisión. Una vez, por ejemplo, se atrevió a marcarse unos pasos de baile
.

La España del cambio climático

Una ONG lanza una agresiva campaña para llamar la atención sobre el cambio climático. Se trata de un vídeo en el que se muestra el programa del Tiempo de TVE, con su misma música, presentadora y estética, pero con temperaturas de casi 50ºC en casi todo el país.

Así será, según la campaña, la España del año 2050

Estancamiento y deflación

El riesgo de que la Unión Europea y la zona euro vuelvan a caer en un círculo vicioso de estancamiento y deflación está aumentando. En estos momentos existen previsiones contradictorias sobre lo que va a ocurrir en 2015, dudas que evidencian la necesidad de poner en marcha medidas fiscales complementarias y de impulso a la demanda para evitar este riesgo.

En este contexto, el Gobierno tiene la oportunidad, quizás la última, de elevar su voz y pelear con mucha más agresividad que la mostrada hasta ahora para que se refuerce el Plan Juncker. Es imprescindible una actitud clara a favor del crecimiento, una actitud que ha brillado por su ausencia durante toda la legislatura, exigiendo un mayor impulso de demanda. Es evidente que el Gobierno sigue estando excesivamente condicionado por las pautas marcadas desde Alemania.

El Plan, que puede llegar por la vía del apalancamiento a movilizar hasta 300.000 millones de euros, es un paso en la buena dirección, pero un paso insuficiente. Ha llegado la hora de exigir con contundencia instrumentos de demanda imprescindibles que compensen los efectos de los recortes presupuestarios para acompañar con inversiones las reformas de los países del sur de Europa. La España del PP ha apostado por una salida de la crisis reduciendo costes laborales, devaluando salarios, recortando derechos, y sin invertir en los elementos de los que depende la productividad futura. Esos elementos de inversión son los que tanto en el Plan Juncker como en las perspectivas del Gobierno son claramente insuficientes, incapaces de llevarnos hacia un futuro de crecimiento y de creación de empleo de calidad.

Desde 2007, la inversión media anual ha caído en más de 300.000 millones de euros en toda Europa y la de 2014 va a ser 500.000 millones inferior a la de 2007. En Alemania la inversión neta desde 2002 es negativa, y desde enero de ese mismo año ha acumulado un superávit por cuenta corriente en su balanza del 87%, algo insostenible para el conjunto de la economía europea. La tasa de inflación de Alemania, tan sólo un 1%, aboca a los países del sur de Europa a la deflación y a la recesión.

El Gobierno debe ser mucho ser más prudente en su discurso económico dejando a un lado su excesivo triunfalismo, toda vez que las incertidumbres y las dudas en el futuro de la economía española y europea no desaparecen. Dudas sobre el futuro que exigen complementar las reformas con inversiones, inversiones que sean capaces de aumentar el crecimiento potencial y que impidan que todo el aumento de competitividad se produzca a costa de la reducción de salarios. Las reformas estructurales sin inversión no generan crecimiento. Sin inversión no aumentará el crecimiento potencial, ni aumentarán la productividad y los salarios para crear empleo de calidad.

En 2007 el desempleo era del 4,2% en Navarra y del 13% en Andalucía. Hoy, en 2014, es el 14,9% en Navarra y el 35,2% en Andalucía. La diferencia entre ambas comunidades se ha producido a pesar de que ambas regiones contaban con la misma legislación laboral, los mismos sindicatos, las mismas patronales y la misma estructura de negociación colectiva. Lo que es distinto es el capital humano, la formación de los trabajadores, la existencia de infraestructuras, la base industrial, el tejido empresarial, la calidad de los emprendedores, factores todos ellos que dependen de la inversión y su evolución histórica. Las reformas laborales como la aprobada por el PP no generan milagros.

La economía española está a punto de volver a caer en un círculo vicioso de deflación y estancamiento y así lo demuestran muchos indicadores. El pulso de la demanda es preocupante, ya que su crecimiento se está haciendo con cargo al ahorro y porque la renta familiar disponible sigue cayendo. Ello genera dudas importantes sobre su sostenibilidad a medio plazo por lo que no debe sorprender que algunos organismos internacionales estén revisando a la baja el crecimiento previsto para 2015. Lo mismo ocurre con el cumplimiento del déficit para 2015. La Comisión estima que el próximo año será de un 4,6% del PIB, por encima del objetivo del 4,2%. El pobre crecimiento económico previsto en Europa no permite echar las campanas al vuelo. Además, para cumplir esos objetivos y llegar al 3% de déficit en 2016 haría falta un recorte adicional de unos 20.000 millones de euros en el gasto público español.

Asimismo, se aprecia cierto deterioro de la posición exterior española. No deja de ser chocante que después de todo el esfuerzo de ajuste que ha hecho la sociedad española, concentrado en las familias y en las pequeñas empresas, volvamos de nuevo a posiciones de debilidad exterior.

Europa necesita soluciones comunes a problemas comunes y su primer problema es la falta de crecimiento económico, un problema que no lo estamos afrontando desde una dimensión común. Un problema que sólo se puede resolver desde la UE y que puede quebrar nuestro modelo social, crear desigualdad, dar rienda suelta al euroescepticismo y al populismo y hacer fracasar el euro.

Europa necesita urgentemente una solución común para salir de la situación de riesgo de deflación y estancamiento en la que se encuentra. Esa solución común exige aumentar la demanda agregada, cambiar la ruta de política económica porque la austeridad sólo ha creado injusticia, se ha demostrado inútil y está provocando un hundimiento de los salarios y de los derechos sociales de los trabajadores. Una solución que permita respaldar las reformas con inversión, y que cuente con nuevas y ambiciosas medidas de expansión monetaria impulsadas por el Banco Central Europeo.

¿Por qué va a subir la factura de la luz?

El Proyecto Castor de almacenamiento de gas submarino en el Mediterráneo iba a costar 500 millones de euros. Pero después de recibir la adjudicación, la empresa de Florentino Pérez fue subiendo el presupuesto hasta los 1.350 millones. Los sucesivos gobiernos de PSOE y PP han ido aceptando esta subida presupuestaria sin una auditoría sobre los costes. Es decir, sin saber si ese dinero de todos está bien gastado o no. También estos Gobiernos han ido aceptando que el proyecto se llevara a cabo sin los oportunos estudios medioambientales y geológicos.

La consecuencia de tal negligencia: más de 1.000 terremotos en unas fallas que alcanzan la zona de mayor concentración de centrales nucleares de todo el Estado. Podríamos haber padecido la mayor tragedia nuclear de la historia, con unas consecuencias humanas y económicas difíciles de imaginar. Se ha jugado con la seguridad. Entre otras cosas porque los gobiernos han asumido, por activa o por pasiva, que los estudios medioambientales y geológicos son unos trámites para cumplir el expediente pero que en ningún caso pueden detener el beneficio económico. Y menos aún si el beneficio económico tiene nombres y apellidos. En este caso, Florentino Pérez.

Viendo el fracaso del proyecto, Florentino Pérez decide abandonar. Eso sí, exigiendo el pago de lo invertido. El Gobierno acepta pagar la cantidad que Florentino dice haber invertido (insisto, sin fiscalización). Pero como no hay dinero, hay que pedir un crédito. Y ese crédito conlleva unos intereses, de manera que los 1.350 millones se convertirán en casi 5.000 millones en los próximos 30 años. Y ¿cómo se pagarán? Fíjense en el inminente incremento de la factura del gas y tendrán la respuesta.

¿Qué ocurrirá ahora con el proyecto Castor? Pues que el gobierno de Rajoy ha decidido paralizarlo a la espera de qué dicen los estudios geológicos y medioambientales que no se hicieron previamente. Y mientras tanto, nosotros continuaremos pagando el mantenimiento de las instalaciones y asumiendo el riesgo de que en un futuro se pueda reactivar. O sea, que pagamos por su paralización, pagamos por su mantenimiento y esperando no pagar por una desgracia nuclear.

De los 500 millones iniciales pagaremos 5.000 millones. Eso quizás es, en esta sociedad, más noticia que el hecho de que no se haya consultado con el territorio afectado y se haya decidido todo desde Madrid, desde Moncloa o desde el Bernabéu, sin contar con su opinión.

Por eso toma aún más valor el trabajo, el esfuerzo y la tenacidad de los activistas de las Terres de l’Ebre y el País Valencià que llevan años y años luchando en contra del proyecto y que ahora, después de ver el muro de silencio e ignorancia de las instituciones españoles, viajan a Bruselas a pedir amparo. Quizás justicia. Tal vez si hubieran sido más, no estaríamos pagando la apatía los próximos 30 años.

Sarkozy vuelve para vencer a Le Pen

Casi en paralelo, como ya se vio en 2012, Marine Le Pen y Nicolas Sarkozy se disputan el dominio de la derecha francesa. No llegaron a entenderse entonces, quizás ahora tampoco sea posible.

Cada uno desde sus propias limitaciones partidistas, pero esta vez con la ventaja de ser dos de los referentes más potentes de la oposición al denostado gobierno socialista.

Si hace dos años su propia pelea parecía centrarse en quién iba a quedar segundo, en esta ocasión la batalla es claramente por el liderazgo nacional. Mientras el Gobierno de Valls y Hollande sigue incrementando su impopularidad, la partida empieza a jugarse y tanto Sarkozy como Le Pen parecen haber adquirido una importante ventaja: conectan con el electorado galo,

Francia es hoy un país que se intenta resituar en el tablero de la UE, un país que anhela ganar protagonismo a costa de la hegemonía de Alemania. Condenados a practicar la austeridad, la izquierda (que prometió plantar cara a Merkel) ha visto cómo su discurso perdía credibilidad a causa de los recortes presupuestarios y de las desavenencias internas.

Con un desempleo por encima del 10%, además de un crecimiento casi nulo, este fin de semana tanto el expresidente Sarkozy como la aspirante Le Pen han lanzado sus apuestas políticas hacia el Elíseo.

Aun así, las divisiones en UMP (Union por un Movimiento Popular) han alejado las opciones de una victoria por aclamación de la figura del expresidente. De hecho, su triunfo por la presidencia de la formación de centro derecha, con un 65% de los votos, ha sido interpretado como un apoyo muy condicionado a que logre unir a las enfrentadas corrientes internas. A eso y a la caída en desgracia de Sarkozy, que no consiguió la reelección y se vio envuelto en varios casos de corrupción. Ahora, a lo Berlusconi, prepara su regreso al ring político.

¿Cuál es el rival de Sarkozy? Muchos hablan de Alain Juppe dentro de la UMP, pero realmente el problema es el ascenso imparable del Frente Nacional de Marine Le Pen en las encuestas. Su discurso parece incluso haberlo asimilado parcialmente, haciendo apelaciones a unirse frente a la “catástrofe” y afirmando que la inmigración está “descontrolada”.

Mientras tanto, Le Pen se recreaba en su triunfo absoluto en el Congreso de su partido, con ella como única candidata: “Somos los únicos que garantizamos la República Francesa. Los únicos capaces de formar un gobierno para el pueblo (…) Nosotros somos el futuro”.

¿Cuál de los dos liderará el cambio en 2017? Aunque quedan al menos dos años y medio, el pistoletazo de salida de la carrera presidencial ya se ha producido.

[su_youtube url=»http://www.youtube.com/watch?v=I0909HeulYU»]

No sin mis medias de nailon

En 1939, los laboratorios de la empresa química DuPont produjeron una fibra sintética fuerte y elástica que reemplazaría en parte a la seda. La nueva fibra era el nailon (‘nylon’ en inglés) y el invento revolucionó el mercado de las medias.

En mayo del año siguiente las medias de nailon fueron lanzadas al mercado en EEUU por primera vez y con un éxito sin precedentes: sólo durante los cuatro días siguientes se vendieron más de cuatro millones de pares. Eran frecuentes las imágenes de mujeres haciendo cola para conseguir aquel preciado tesoro.

Foto1 Haciendo_Cola

Pero las mujeres norteamericanas apenas pudieron disfrutar de ellas, porque al año siguiente EEUU entró en la Segunda Guerra Mundial. El gobierno estadounidense destinó toda la producción de nailon para uso militar, fabricando con este material paracaídas, cuerdas y tiendas de campaña. Y así, las medias de nailon se hicieron muy difíciles de conseguir. De vez en cuando podían encontrarse en el mercado negro, pero por más de diez veces de lo que costaban antes de entrar en guerra.

El ingenio y la coquetería femenina dieron con una original solución al problema: como no podían conseguir medias de nailon, se maquillaban y pintaban las piernas para que pareciera que las usaban. Incluso, para crear la ilusión óptica de que llevaban medias, también pintaban con un lápiz de ojos una raya en la parte posterior de sus piernas imitando las costuras.

Foto2-Medias_Pintadas

Claro que, la solución no era perfecta, y uno de los problemas de pintarse las piernas o la raya de las medias se daba en los bailes, sobre todo cuando tocaba bailar con los marineros de la US Navy (que vestían de blanco)… ¡les dejaban los pantalones perdidos de pintura!

Fuente: ¡Fuego a discreción!
Imágenes: BigPicture