Arrow

¿Qué emoción te define?


6
Dídac G.-Peris

Licenciado en el Instituto de Estudios Políticos de París, especializado en estudios europeos en el European Institute de la LSE. Investigador en la universidad de Londres.


Escrito el 14 de febrero de 2011 a las 10:13 | Clasificado en Sin categoría

¿Optimista, pero expectante? La caída del régimen no implica, de momento, un cambio de sistema. en Egipto

tahrir

Hablar de Egipto implica tres precauciones iniciales. La primera, diferenciar entre el ‘regime change’ y el ‘system change’: cae el autoritarismo, pero no hay democracia consolidada. La segunda, relativizar: ni antes había un único y perverso tipo de ‘islamismo’, ni ahora en el Magreb sólo hay ‘demócratas’, al igual que ha quedado demostrado que Europa puede también ser hipócrita, egoísta y permisiva. Tercero, las analogías pueden confundir: ni éstas han sido manifestaciones religiosas, ni tampoco han sido sólo ‘políticas’, no tenemos porqué escoger entre un Berlín ’89 o un Irán ’79

Sobre lo sucedido destacan dos reacciones. Por un lado ha habido un cierto ‘asombro’ occidental, reflejo de la visión extendida con la que muchos analizan la geopolítica mundial. Los huntingtonianos han sido discretamente desplazados al desván. Los filósofos y periodistas que preconizaban un determinismo cultural según el cual aspiraciones democráticas, Magreb e Islam eran incompatibles, han sido retirados. El choque de civilizaciones se murmura en voz baja. Y a pesar de todo, todavía se oye, en algún sótano de sociedades secretas, retumbando como terrible presagio, ‘ya lo veréis, no son de verdad…’. El ‘prejuicio’ es una lógica latente, resistente a las circunstancias y al tiempo, como muchas teorías sociales.

En el extremo opuesto, las palabras que retumbaban en la plaza Tahrir eran ‘orgullo’, ‘felicidad’ y ‘futuro’. Poco ‘Allah’, y poco de ‘abajo el imperialismo’. En el campo de las relaciones internacionales apareció con fuerza a principios del 2000 el curioso concepto de la ‘geopolítica de las emociones’. El Magreb se sentía ‘humillado’, Europa tenía ‘miedo’ y los países emergentes denostaban ‘esperanza’. Una teoría más que ha quedado barrida tras 18 días de empeño. Un libro menos en el escaparate.

Los votantes dicen...
  1. ¿Qué emoción te define? Análisis desde la política emocional de @didacgp http://bit.ly/e6TyLG sobre #egypt

  2. RT @sesiondecontrol: ¿Qué emoción te define? Análisis desde la política emocional de @didacgp http://bit.ly/e6TyLG sobre #egypt

  3. […] This post was mentioned on Twitter by Dídac G., SesionDeControl.com. SesionDeControl.com said: ¿Qué emoción te define? Análisis desde la política emocional de @didacgp http://bit.ly/e6TyLG sobre #egypt […]

  4. Ahmadineyad dice:

    Refrescante la ingenuidad de los optimistas en todo este asunto de la presunta revolución en el mundo árabe. De momento la triunfante democracia egipcia está en manos del Ejército, el mismo poder fáctico que garantizaba la permanencia de Mubarak. Dentro de seis meses hablamos, pero aquí ya deberíamos podernos hacer una idea de lo que pasa cuando un cambio político es tutelado por señores de verde.

    Pregunta trampa: ¿Dónde se fabrican los carros que aparecen en todas las fotos de la revuelta egipcia? Los mismos que han procedido al “ordenado” y “pacífico” desalojo de la Plaza de la esperanza.

    En Egipto, todavía, no ha cambiado nada. Y en Túnez apenas la disposición de su policía a aplicar los acuerdos antiinmigración firmados con ciertos paises.

  5. RT @dmehradf: RT @sesiondecontrol: ¿Qué emoción te define? Análisis desde la política emocional de @didacgp http://bit.ly/e6TyLG sobre Egipto

  6. Macarena Rodriguez dice:

    Fantástico y bien documentado.