Arrow

Escrache, ese palabro


7
Lucía Guerrero

Licenciada en Traducción y Humanidades, posgraduada en Edición. Gestiona proyectos de traducción para instituciones nacionales e internacionales en CPSL. Analiza la actividad de políticos en redes sociales desde un punto de vista cualitativo a través de su blog.


Escrito el 21 de marzo de 2013 a las 10:14 | Clasificado en Ciudadanía

El término ‘escrache’, tan de moda en las últimas semanas, ha cogido a los medios de comunicación con el pie cambiado: ¿cómo se escribe? ¿Es una palabra incorporada al español?

Escrache a acto militar en el marco del Encuentro Nacional de Mujeres, Nequén, Argentina. (Flickr: Zula Lucero)
Escrache a acto militar en el marco del Encuentro Nacional de Mujeres, Nequén, Argentina. (Flickr: Zula Lucero)

El escrache, una práctica de señalamiento a cargos públicos para denunciar una determinada actuación o decisión (o su ausencia), ha irrumpido con fuerza en nuestro país. La presencia en los medios de varias campañas de este tipo refleja su creciente popularidad; no en vano ha sido objeto de dos análisis en dos días sucesivos: primero en El Periódico (Antoni Gutiérrez-Rubí) y luego en El País (José Juan Toharia), aunque hace tiempo ya que se habla del escrache por las redes sociales, siempre más rápidas en cuanto a receptividad y difusión que los medios tradicionales, por mucho que se digitalicen.

El ‘palabro’ llega a España desde Argentina, ya que es lunfardo, la jerga propia de Buenos Aires (Argentina) y luego extendida a Montevideo (Uruguay). Los primeros escraches en Argentina datan de los 90 y fueron protagonizados por H.I.J.O.S, la asociación que reúne a los hijos de los desaparecidos durante la dictadura argentina (para más información sobre su historia recomendamos la lectura del artículo de Natalia Chientaroli para eldiario.es).

En España esta práctica ha sido principalmente adoptada y popularizada por la PAH, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que ha abierto una web específica en la que difunden el protocolo y material gráfico necesarios para sumarse a campañas de escrache como esta:

Vacilación en los medios españoles

Pese a ser una palabra genuinamente española, se detectan vacilaciones en su escritura en los medios: redonda, cursiva, comillas simples, comillas dobles…, probablemente debidas al hecho de que el término no aparece en el DRAE, que en cambio sí recoge el infinitivo ‘escrachar’, aunque con dos acepciones que no se corresponden exactamente con la que nos ocupa:

Escrachar en el DRAE.

Una búsqueda en El Periódico pone de manifiesto las incoherencias en la escritura de este ‘palabro’, puesto que aparece tanto en redonda como en cursiva o comillas simples, incluso en el mismo artículo:

‘Escrache’ en El Periódico.

En el diario El País también conviven las comillas simples y las dobles en el mismo artículo:

‘Escrache’ en El País.

Visto el panorama, hemos enviado una consulta a la Fundéu, siempre atenta y resolutiva ante las novedades lingüísticas, y nos ha respondido lo siguiente:

Consulta a la Fundéu.

Estaría bien saber exactamente a qué diccionarios se refiere la Fundéu, ya que, además del DRAE, tampoco figura en el DPD (Diccionario panhispánico de dudas de la RAE), ni en el Diccionario de la Lengua Española de María Moliner. Tampoco en la IATE (la base de datos terminológica online de la UE) ni en el UNTERM (la de las Naciones Unidas), dato este último aún más sorprendente dado que la ONU suele producir textos sobre la defensa de los derechos humanos.

No obstante es cierto que la palabra es española y tiene una formación correcta en español (“adecuada” y “correcta”, como señala la Fundéu en su respuesta). Así que, dado que no se trata de ningún extranjerismo, tiene sentido recomendar que se escriba sin ningún tipo de realce tipográfico. Por otro lado, si bien en Argentina sí nace en el lenguaje coloquial y, como tal, tendría sentido plantearse añadir algún tipo de marca, en España ha saltado directamente al registro estándar y de ahí que las comillas o la cursiva no sean realmente necesarias.

Para acabar de confirmar, hemos enviado una consulta a la RAE y esta ha sido su respuesta:

 

 

Así de contundente: ‘escrache’ debe escribirse siempre en redonda (nótese que en esta frase las comillas simples son para indicar metalenguaje; es decir, que estamos hablando del término en sí). Acaso el sustantivo ‘escrache’ acabe también en el DRAE junto a otros importados de Argentina, como ‘cacerolazo’ y ‘cacerolada’; el tiempo y el uso lo dirán.

Ola ke ase? Denuncias, pinchas discos o k ase?

Conviene recordar, además, que el infinitivo correspondiente es ‘escrachar’, no ‘escrachear’, y que se conjuga como ‘cantar’ y otros verbos de la primera conjugación:

‘Escrachear’ en el DRAE.

Como indica la RAE, ‘escrachar’ es una adaptación del inglés ‘to scratch’ (rascar, rayar, tachar). En los años 80, época dorada de los vinilos y las remezclas, ‘escrachear’ (no ‘escrachar’) era el “palabro” con el que empezaron a popularizarse esos movimientos hacia adelante y hacia atrás que el ‘disc-jockey’ o pinchadiscos (ambas en el DRAE, por cierto) imprimía en el disco mientras sonaba. Pura gimnasia digital y resultados sorprendentes:

¿Cuánto hablan de él nuestros representantes?

Pues lo cierto es que, al menos en las redes sociales, muy poco; será porque suelen ser ellos las personas objeto del escrache y nada les gustaría menos que dar ideas. Para Carlos Gorriarán, diputado al Congreso por UPyD y colaborador de esta revista, por ejemplo, el escrache podría equipararse al acoso:

La CUP se ha convertido en el partido autonómico que más ha difundido los escraches de la PAH en Cataluña:

 

Otras formaciones, como IU o Equo, se van haciendo eco:

 

Los tres artículos que proponemos son de lectura recomendable. En especial, el de Antoni Gutiérrez-Rubí, que reflexiona sobre la necesidad y los límites de esta práctica que, rebasados estos, puede rozar el acoso. Ojalá las campañas de escrache en nuestro país no crucen esa barrera. De lo contrario, de tanto rallar a nuestros representantes (en el DRAE, molestar, fastidiar con importunidad y pesadez), y volviendo al significado del verbo inglés del que procede, el escrache empezará a sonar a disco rayado.

Los votantes dicen...
  1. […] -para mí, nueva- viene del verbo escrachar, y este a su vez del inglés scratch. Y la Fundéu, consultada por Sesión de control, corre a ratificar que debe escribirse en redonda y que no es […]

  2. […] por la Hipoteca ha decidido ampliar esa presión a los políticos hasta sus propios domicilios. Lo llaman escrache y se trata de una iniciativa originaria de Argentina con la que se busca poner el foco informativo […]

  3. […] "El término 'escrache', tan de moda en las últimas semanas, ha cogido a los medios de comunicación con el pie cambiado: ¿cómo se escribe? ¿Es una palabra incorporada al español El escrache, una práctica de señalamiento a cargos públicos para denunciar una determinada actuación o decisión (o su ausencia), ha irrumpido con fuerza en nuestro país. La presencia en los medios de varias campañas de este tipo refleja su creciente popularidad; no en vano ha sido objeto de dos análisis en dos días sucesivos: primero en El Periódico (Antoni Gutiérrez-Rubí) y luego en El País (José Juan Toharia), aunque hace tiempo ya que se habla del escrache por las redes sociales, siempre más rápidas en cuanto a receptividad y difusión que los medios tradicionales, por mucho que se digitalicen."  […]

  4. […] por la Hipoteca ha decidido ampliar esa presión a los políticos hasta sus propios domicilios. Lo llaman escrache y se trata de una iniciativa originaria de Argentina con la que se busca poner el foco informativo […]

  5. […] Escrache, ese palabro (Lucía Guerrero) […]

  6. […] a tomar las plazas, e instalarse en ellas (tomalaplaza.net), han ido proliferando acciones como escraches, flashmobs, pintadas manuales o digitales y el renacer de la promoción masiva del envío de […]

  7. […] proponer nuestro ‘palabro’ político del año, y nos hemos decidido por  ’escrache‘, práctica de señalamiento a cargos públicos para denunciar una determinada actuación o […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>