Arrow

La justicia, otro traje a medida


1
Asier Martiarena

Soy periodista y escribo en La Vanguardia y Yahoo! después de haberme encargado de la sección de política del diario Metro y de echar a andar en La Voz de Galicia.


Escrito el 5 de diciembre de 2012 a las 12:44 | Clasificado en Justicia

El indulto se ha convertido en un privilegio solo apto para viejos amigos y/o conocidos, no para ciudadanos anónimos.

José Manuel Sánchez Fornet, del SUP, y otros portavoces de los sindicatos policiales.
José Manuel Sánchez Fornet, del SUP, y otros portavoces de los sindicatos policiales.

Los políticos siguen tan alejados de la sociedad que difícilmente pueden comprender los problemas de la ciudadanía. A sus altas retribuciones, a su compatibilidad de cargos o a sus beneficios de cara a la jubilación, se une otro privilegio: tener una justicia a su medida. No solo por la nueva regulación de las tasas judiciales, que aleja el recurso judicial de los bolsillos menos pudientes. Sino por que están amparados por el indulto.

Una práctica que el actual Gobierno considera excepcional y que “solo se lleva a cabo en muy concretas circunstancias”. A no ser que uno sea político o esté estrechamente ligado a esas altas esferas. Porque el actual Gobierno ya lleva 451 medidas de gracia en lo que va de año, un 50% más que en 2011. El problema es que gran parte de esas medidas no se aplican en casos excepcionales donde la estricta aplicación de las leyes da resultados injustos, sino que se ejecutan para beneficio de unos pocos miembros de una casta exclusiva.

Así, los indultos por robar unas gallinas para comer, o por delitos de poca monta en contextos muy particulares, quedan relegados al imaginario colectivo. La situación es radicalmente diferente. Incluso algunos de los beneficiados han tenido que apelar y esperar varios años para conseguirlo. Es el caso de Miguel Montes, quien luchó varios años para dejar de ser el preso más antiguo de España al enlazar condenas por un tiempo de 35 años, no siendo ninguno de sus delitos de sangre.

Malversaciones, licencias…

Sin embargo, ese perfil queda relegado a fábulas y representaciones históricobíblicas. Ahora el indultado es un viejo conocido de unos y otros líderes políticos. Hablamos, por ejemplo, de Josep Maria Servitje (ex alto cargo de Unió Democràtica de Catalunya) y Víctor Manuel Lorenzo (empresario) quienes desviaron fondos mediante el encargo de informes inútiles, o de los militares José Ramón Ramírez y Miguel Ángel Sáez que habían sido condenados por falsear la identidad de 30 de los 66 fallecidos en el accidente del Yak 42.

Más casos: Tomás Gómez Arrabal (ex alcalde del PP de Abdalajís, Málaga), y los ediles de su partido, María Teresa Mesa Pernia, Fermín Muñoz Armero y Antonio Pérez Postigo, condenados por dar licencias ilegales a sabiendas de que lo eran; o el actual consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, y los ex directivos de Banesto Miguel Ángel Calama Teixeira y Rafael Jiménez de Parga, condenados en 2010 por falsas acusaciones; o Aniceto Martín y Nicolás Valero de Bernabé, directivos de la firma Azucarera Ebro, condenados por falsedad documental y fraude en las ayudas que habían recibido de la Comisión Europea -solo la multa era de 27 millones de euros-.

O más recientemente el indulto por torturas a cuatro Mossos d’Esquadra que, por extensión, afectaba directamente a la cúpula de interior de la Generalitat. Delincuentes de traje y corbata directa o indirectamente relacionados con las altas esferas políticas y que muchos jueces consideran injustos.

El indulto se ha convertido en un privilegio solo apto para viejos amigos y/o conocidos. No para ciudadanos anónimos. Y eso cuando hace falta el indulto, porque el Sindicato Unificado de la Policía ya ha alertado de que son muchos los casos en los que altos mandos, o directamente jueces, aparcan investigaciones de corrupción y/o prácticas fraudulentas de todos los partidos políticos. Así lo recalcó su portavoz José Manuel Sánchez Fornet. Corruptelas que, en mayor o menor medida, “salpican a todos los partidos de este país sin excepción”.

Los votantes dicen...
  1. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos   La justicia, otro traje a medida sesiondecontrol.com/actualidad/la-justicia-otro-traje-a-m…  por Gerva hace […]

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>