Arrow

Los Madeleine españoles


0
Zoomnews

ZoomNews es un diario digital de información general cuyo principios básico son la independencia y la pluralidad informativa.


Escrito el 30 de octubre de 2013 a las 18:23 | Clasificado en Justicia

En los últimos años se han producido cientos de desapariciones de menores en España: una veintena de ellas siguen todavía sin resolverse. Las familias de muchos de estos niños desaparecidos piden que se reabran sus casos al igual que ha sucedido en Portugal con Madeleine.

Cartel con la imagen de la Madeleine McCann. (Wikipedia)
Cartel con la imagen de la Madeleine McCann. (Wikipedia)

La apertura del caso de Madeleine McCann por parte de la Fiscalía portuguesa ha dado esperanzas a algunos padres que sufren en silencio. Alejados de los focos mediáticos y de los platós de televisión, los progenitores de los niños desaparecidos en España desde hace años se agarran con fuerza a las  noticias que llegan desde el país vecino esperando que aquí también se retomen algunas investigaciones olvidadas. Los nuevos datos obtenidos por un equipo de la Policía Judicial de Oporto han obligado a las autoridades lusas a reabrir un caso que llevaba dos años cerrado.

Aunque prefieren mantenerse cautos, los padres de Madeleine están recibiendo con “mucha esperanza” la reapertura de las investigaciones desde Portugal. Al igual que ellos, varias familias españolas como las de Yeremy Vargas o Sara Morales han recibido con “alegría” esta noticia así como las novedades que llegan desde Grecia tras descubrirse una presunta trama de venta de niños. La aparición de una pequeña de origen búlgaro en un poblado gitano puso en alerta a la policía griega que está estudiando la posibilidad de que los padres biológicos de la niña la pudieran haberla vendido a una familia que no es la suya.

La Guardia Civil no ha detectado por ahora en España redes que vendan menores o trafiquen con sus órganos

De las miles de desapariciones de menores que se han producido en los últimos treinta años en España, solo una veintena de ellas siguen sin resolverse. Según los datos ofrecidos por la Fundación Anar, una institución dedicada a ayudar a los niños y adolescentes en situaciones de riesgo, la gran mayoría “son fruto de fugas voluntarias y de secuestros parentales”. “Solo un 3,3 por ciento de las llamadas que recibidos denunciando estas ausencia suelen ser consecuencia de secuestros por parte de desconocidos”, apunta a ZoomNews Luis Estebaranz, portavoz del teléfono de atención al menor de esta fundación.

Para Francisco Pérez Abellán, responsable del Departamento de Criminología de la Universidad Camilo José Cela, las cifras de desaparecidos tendrían que preocupar mucho más al Ministerio del Interior. A su juicio hay en España “más de 12.000” personas en paradero desconocido. “Interior no facilita cifras afinadas o depuradas. De estos 12.000, podemos decir que entre 40 o 50 son desapariciones inquietantes para los cuerpos y fuerzas de seguridad”, apunta el conocido criminólogo.

La Policía Nacional rastreando un solar en Gran Canaria. (Flick: Nacho Afonso)

Fuentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil consultadas por este periódico quieren dejar claro que aunque la mayoría de desapariciones de menores en España son fruto de “fugas voluntarias”, los investigadores “abordan todas las hipótesis”. Sobre la posible existencia de redes de tráfico de niños u órganos operando en España, el oficial consultado por este periódico afirma que “no se ha detectado nada al respecto. En otros países, sobre todo de Latinoamérica u Asia sí que hay movimiento pero no en España. Aun así, nosotros nunca descartamos hipótesis relacionadas con estas redes e incluso con pornografía o prostitución infantil”.

Yeremi Vargas, Sara Morales, los hermanos Orrit Pérez o Cristina Bergua son algunos de los casos más famosos de los niños desaparecidos en España. Algunos de sus expedientes están cerrados para las autoridades, otros permanecen abiertos a la  espera de encontrar una nueva pista que reconduzca la investigación.

 

Yeremi Vargas tendría ahora 12 años

Uno de los carteles de la búsqueda de Jeremi Vargas en Las Palmas.

Han pasado ya seis años de la desaparición en Las Palmas de Yeremi Vargas mientras que jugaba con dos de sus primos. Es sin lugar a dudas uno de los casos más complicados a los que ha tenido que hacer frente la UCO, de hecho, hace unos meses y con el objetivo de que el “caso no caiga en el olvido”, la Guardia Civil pidió la colaboración ciudadana tras la aparición de nuevas pistas. La presencia de un Opel corsa blanco en el lugar en el que se pierde la pista de Yeremi hace creer a los agentes que pudo tratarse de un rapto. La INTERPOL también sigue buscando al niño de Vecindario.

 

Ni rastro de Sara Morales desde 2006

Sara Morales desapareció con 14 años.

El pasado 30 de julio se cumplieron siete años de la desaparición de Sara Moralesen el barrio de las Escaleritas (Gran Canaria). Aunque la Policía Judicial de Las Palmas no ha cerrado el caso, las posibilidades de encontrarla con vida a Sara se diluyen con el paso del tiempo. Los agentes, que llegaron a utilizar un georadar en varias zonas de la isla, no pudieron encontrar ni rastro de Sara.

 

 

Más de 26 años sin el ‘Niño Pintor’ de Málaga

El ‘Niño pintor’ tendría ahora unos 40 años.

Uno de los misterios más antiguos es el del ‘Niño Pintor’ de Málaga que desapareció de Málaga hace 26 años sin dejar rastro. El pequeño David Guerrero se dirigía a una galería de arte donde iba a exponer una de sus obras aunque nunca llegó a su destino. A los investigadores les sorprendió de sobremanera esta desaparición porque se produjo justo el mismo día en el que la Reina Sofía visitaba Málaga y la ciudad estaba blindada de agentes uniformados y de paisano. Algunos expertos que llevaron el caso vincularon la ausencia del niño malagueño con un ciudadano suizo amante del arte que falleció años después. Allí se perdieron todas las pistas.

 

El Niño de Somosierra hubiera cumplido 37 años

Juan Pedro Martínez tenía 10 años cuando desapareció.

Juan Pedro Martínez, un niño de 10 años natural de Murcia, se lo tragó la tierra hace ya 27 años. Sus padres murieron en un accidente de circulación la noche de San Juan de 1986, él sin embargo, nunca apareció ni en el lugar del siniestro ni en los alrededores. El camión en el que viajaba la familia Martínez se estrelló contra un árbol en el Puerto de Somosierra falleciendo calcinados el padre y la madre de Juan Pedro. Sin embargo, no había rastro del pequeño; la Guardia Civil, que peinó durante días la zona, solo encontró una zapatilla del niño en la cabina del vehículo. Los medios de comunicación de la época insinuaron sobre la posibilidad de que el cuerpo del pequeño se hubiera disuelto por el ácido sulfúrico que transportaba el camión: los científicos desvelaron que esa posibilidad era imposible.

 

Los hermanos Orrit Pires

Los hermanos Orrit Pires.

Los hermanos Dolores e Isidrodesaparecieron un 5 de septiembre de 1988 del hospital de Manresa de la manera más extraña. Después de 25 años nadie ha vuelto a saber de ellos. Dolores, que tenía 17 años cuando se le perdió el rastro, se había quedado en el hospital esa noche para cuidar de su hermano de cinco. A partir de esa noche, nadie ha vuelto a saber de ellos. Esta doble desaparición inquietó de forma mayúscula a los investigadores que solo encontraron las gafas de la chica en el interior de la habitación. Sin ellas, Dolores no veía prácticamente nada. ¿Cómo era posible que se hubiera fugado sin sus gafas llevándose a un niño de cinco años? La Guardia Civil pronto descartó la fuga voluntaria.

Una trama familiar empezó a coger más fuerza. Una de las hipótesis que barajaron las fuerzas de seguridad fue la posibilidad de que se los hubieran llevado a Portugal algunos familiares adinerados. La familia numerosa a la que pertenecían los hermanos Orrit apenas tenía recursos económicos.

 

Dos adolescentes que jamás aparecieron

Amy Fitzpatrick desapareció un 31 de diciembre de 2008.

La joven de origen irlandés Amy Fitzpatrick desapareció de Mijas un 31 de diciembre de 2008. Fue vista por última vez saliendo de la urbanización Calipso donde había celebrado una fiesta de Nochevieja. Desde ese instante, nunca nadie ha vuelto a saber nada de ella. Sus padres han recibido algunas llamadas telefónicas sobre su paradero aunque todas estas pistas resultaron ser falsas.

Cristina Bergua tenía 16 años cuando desapareció misteriosamente de Cornellá en 1997 después de verse con su novio. El chico aseguró a la Policía que se habían despedido junto a la carretera de Esplugues. Tanto él como su entorno más próximo fueron investigados por las autoridades que incluso llegaron a rastrear alcantarillas y depósitos de basuras tras una llamada anónima. Nunca encontraron nada.

Fuente: Los Madeleine españoles: niños desaparecidos sin dejar rastro

Autor: Alberto Vargas

 

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>