Arrow

Las renovables ganan


0
F. Navarro Sordo

Surgido de la escuela de cafebabel.com, de donde fui jefe de las secciones Internacional, Política europea, Economía y EUdebate2009.eu, soy un periodista bilingüe especializado en asuntos europeos. He colaborado también con medios como Slate.fr, MyEurop.info o France24TV. Soy cofundador del blog Europa451. En la actualidad trabajo como relaciones públicas en Bruselas.


Escrito el 27 de julio de 2013 a las 13:16 | Clasificado en Medio Ambiente

En Alemania, desde 2011, la energía ha experimentado un descenso constante de precios y el megavatio se negocia hoy a 40 euros en vez de a 60 en el mercado de mayoristas energéticos

Reactores nucleares en funcionamiento (Fuente: Flickr Josephine Chaplin)
Reactores nucleares en funcionamiento (Fuente: Flickr Josephine Chaplin)

Presentado en el Parlamento Europeo a mediados de julio, el informe anual sobre el ‘Estado de la Energía nuclear en el mundo 2013′ certifica un declive de la misma. El director del estudio, Mycle Schneider, declaraba: “La caída del 7% en 2012 de la producción de energía nuclear no tiene precedentes”. En efecto, 2011, que ya había sido un año muy malo para este sector, la disminución fue del 4%.

Tras la tragedia de la central japonesa de Fukushima su apagón supone las tres cuartas partes del descenso de la producción, pero no hay que obviar que otros 16 países ya se han comprometido a reducir su producción nuclear, como por ejemplo los Estados Unidos, Francia, Alemania, Corea del Sur y Rusia.

En paralelo, las energías renovables han proseguido su ascenso durante el año pasado. En Europa su proporción se eleva “al 22% de la producción eléctrica global”, añade el estudio. Y todo a pesar de que las inversiones en renovables han caído en picado –de los 300.000 millones de Euros a los 268.000 millones en un año- como consecuencia de los recortes de ayudas con que la mayoría de los gobiernos trata de hacer frente a la crisis económica en Occidente.

China, Alemania y Japón, que representan una cuarta parte del producto interior bruto mundial, ya producen más energía renovable que nuclear. Una prefiguración de lo que puede suceder en el resto del mundo por cuanto que, según las explicaciones de Schneider, los costes de funcionamiento de las plantas de renovables no ha dejado de caer en los últimos años, al tiempo que ha aumentado la capacidad de producción de las mismas.

La industria nuclear quema sus naves

Aunque a Rebecca Harms, vicepresidenta del grupo parlamentario de los Verdes en la Eurocámara, se felicita por estos datos, se muestra extrañada ante “las contradicciones de calado entre cómo la industria nuclear dibuja su propio futuro y los datos puestos sobre la mesa”. De ahí que esta flamante candidata a presidir la Comisión Europea a partir de 2014, denuncie una Europa “que trata de ver cómo logra ayudar a la industria nuclear mientras nos esconde los datos de la realidad”.

Con estas palabras se refiere a la intensa actividad de presión que está ejerciendo entre bambalinas el gobierno británico ante la Comisión Europea para que anule su decisión de impedir que la industria nuclear se beneficie de subvenciones públicas.

En efecto, Londres maniobra para facilitar su plan de aumento de producción de energía nuclear. De la mano de la empresa francesa EDF estaría -según fuentes del ejecutivo comunitario- tratando de impedir que éste apruebe su nuevo régimen de ayudas de estado autorizadas en el campo de la energía. Y es que el Reino Unido va a confiar su nuevo programa nuclear a EDF, y las condiciones que actualmente se negocian contienen una cláusula para que el gobierno británico abone la diferencia entre lo realmente ingresado por EDF mediante la explotación de la energía nuclear en la Isla y una base mínima establecida en el contrato. Esto la UE va a considerarlo ayuda de estado prohibida.

Hay partido

De hecho, Schneider no se hace ilusiones sobre el retroceso de la energía nuclear. “Hay en la actualidad 66 reactores nucleares en construcción, de los que 20 se sitúan en China”. Cabe tener en cuenta que la media de edad de los reactores en funcionamiento en el mundo es ya de 29 años.

Tratando de calmar el juego, Antoine Colombani, portavoz del comisario europeo Joaquín Almunia, responsable de la cartera de Competencia, ha declarado que “la Comisión Europea no tiene intención de promover las subvenciones a la energía nuclear”.

Sin embargo, la última versión del proyecto de reforma sobre las ayudas de estado de la UE sí contiene un apartado específico con un tratamiento particular hacia la energía nuclear. En él se prevé autorizar ayudas públicas a la energía nuclear sobre la base de un “incumplimiento del mercado”. El Estado miembro deberá, en todo caso, demostrar que la ayuda es la medida más apropiada y que se limitará en el tiempo.

Alemania marca una pauta

Desde que Angela Merkel anunciara en marzo de 2011 que Alemania cerraría de inmediato ocho centrales nucleares, estableciendo un plan para la eliminación de las nueve restantes, existía el temor a que hubiera una carestía energética. Sin embargo, desde 2011, la energía ha experimentado un descenso constante de precios y el megavatio se negocia hoy a 40 euros en vez de a 60 en el mercado de mayoristas energéticos.

Si en 2010 las energías renovables en Alemania representaban el 17% de la producción, hoy es ya del 25%. En ocasiones el consumo de energía renovable ha alcanzado el 33% del total consumido. La producción de energía solar ha doblado en tres años hasta llegar a los 35 gigavatios, hasta el punto que incluso el gas está dejando de ser rentable.

Datos que sirven para justificar el aumento por dos de las exportaciones energéticas alemanas en 2012, sobre todo hacia Holanda, Suiza y Austria, lo cual también tira para debajo de los precios en dichos países. ¿Es ese el escenario que queda por delante?

Comparte tu punto de vista

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>