Globalización, identidad nacional, contrato social

Son exigencias de nuestro tiempo el ser capaces de reconceder identidades nacionales menos exigentes, con menores barreras de entrada, más abiertas a ser compartidas con otros sentimientos nacionales, y vínculos más allá las fronteras, al mismo tiempo que no fomentar las comunidades separadas y facilitemos el vivir juntos

¿Cómo se financia el Estado Islámico?

Pagos de rescates, petróleo, contrabando, impuestos e intereses de países variados en la zona: así es como el ISIS ha llegado a ser el grupo terrorista más rico del mundo.

Boko Haram, la yihad olvidada

Tras captar la atención internacional por el secuestro de dos centenares de niñas, el mayor movimiento yihadista centroafricano ha vuelto a caer en el olvido.

Lo que está en juego en Siria

Irak y Afganistán han hecho que EEUU cambie su estrategia de intervención directa en Oriente Medio, lo que ha hecho que en Siria se libre mucho más que una guerra al uso.

El peligroso juego de Karzai

Mientras el ejército estadounidense se prepara para abandonar Afganistán a finales de este año, el presidente del país, Hamid Karzai, vuelve a cuestionar el Acuerdo Bilateral de Seguridad (BSA). El documento crea un marco legal para la presencia limitada de tropas norteamericanas en Afganistán a partir de 2014, sobre todo para adiestrar a las fuerzas de seguridad del país.

Caudillos, extremistas… y demócratas

Una amalgama de candidatos compiten de cara a los comicios de abril en Afganistán. Entre ellos pocas mujeres, algunos caudillos, radicales talibanes y un puñado de demócratas.

El soldado de Obama

‘Unmanned’ es un videojuego que nos muestra el drama humano que viven los pilotos que manejan los drones. El juego, cuyo nombre se traduce como ‘no tripulado’, habla de las nuevas máquinas de guerra, pero también del soldado despojado de su humanidad y su honor para matar a distancia en zonas que ni siquiera están en guerra.

Medicamentos venenosos

Sólo el 1,4% de los 150.000 ensayos clínicos actuales se dedica a las enfermedades de los más pobres y, mientras, los médicos tienen que usar fármacos creados hace medio siglo con efectos secundarios brutales o que incluso matan a los pacientes