La Xunta duda de Corcoesto

La Xunta de Galicia ha decidido paralizar el proyecto minero de Corcoesto. Mientras la Sociedade Galega de Historia Natural celebra esta postura, otras plataformas piden que se siga adelante. Las redes sociales pueden estar jugando un papel fundamental en cada una de las decisiones que se han tomado y en las que todavía están por llegar.

Unidos contra Almunia

El naval español ha vuelto a recibir otro empujón hacia el abismo. Joaquín Almunia, Comisario Europeo de Competencia, ha anunciado la necesidad de devolver las bonificaciones recibidas entre los años 2005 y 2011. En total, 3000 millones de euros, que pueden suponer el hundimiento total de este sector.

El recurso de la polémica

Las campañas y spots de los partidos políticos tienen como objetivo llegar a la mayor parte del electorado y cambiar o reforzar la intención de voto. En algunos casos, como sucede esta semana con las Xuventudes Socialistas de Galicia, la polémica pretende ser el gancho para conseguir mayor repercusión entre la ciudadanía.

De todo menos preferentes

Galicia es una de las regiones en las que se pueden encontrar mayor número de afectados por la comercialización de las participaciones preferentes. En total, teniendo en cuenta las cifras que manejan las plataformas que los agrupan, cerca de 60.000 ciudadanos de esta Comunidad Autónoma tratan de recuperar el dinero invertido.

Las fases del escándalo

Alberto Núñez Feijóo, Presidente de la Xunta de Galicia, se ha topado de bruces con los fantasmas del pasado. La publicación de unas fotografías en la portada del diario El País, en las que se ve al popular en compañía del narcotraficante Marcial Dorado, han generado críticas en la oposición y dudas en buena parte del electorado gallego.

“El mayor riesgo: que la democracia española sufra un proceso de italianización”

Francisco Caamaño ocupa actualmente la secretaría general del PSOE en la provincia de A Coruña. El antiguo ministro de Justicia defiende la necesidad de regeneración y cambios dentro del socialismo.

Un espacio para la concordia

Los aires que circulan en los últimos días por los pasillos del Parlamento gallego siguen siendo propios de una ciclogénesis. El anuncio del cambio en las normas que rigen la asistencia como público a los plenos ha generado un clima de tensión que dificulta la normalidad del ejercicio político, proyectando una pobre imagen de la Cámara autonómica.