Interesan las políticas de Hollande o Gallardón, no su vida sexual

No hay legitimidad alguna para difundir, sin su consentimiento, la vida privada de algún personaje público. Ahora bien, debería hacerse público si esa vida privada ha puesto en compromiso la res pública (y no la moralidad).

Leer más