Fabra no es Fabra

Alberto Fabra fue nombrado presidente de la Generalitat tras la dimisión de Camps, hace dos años. A pesar de su apellido, no guarda parentesco con Carlos Fabra. Demostrarlo fue su objetivo para ganar la alcaldía de Castellón en 2007.

El president que quiere ser líder

Alberto Fabra ha dado la orden de que no se pague con dinero público el curso de liderazgo que iba a recibir. Llegó al cargo tras la renuncia de Camps, y según el CIS, uno de cada tres valencianos no lo conoce.