Por la boca viven ustedes

Son hombres y mujeres de prestigio, con dilatadas carreras profesionales y bien mirados por sus compañeros de partido, pero en cuanto tratan de llevar su discurso a la vida cotidiana, a menudo pinchan con sus explicaciones. El último ha sido el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien defiende que es capaz de ducharse con once litros de agua con tal de justificar la subida de la tasa municipal.