El Papa, en un Río revuelto

El Papa Francisco fue recibido en Río de Janeiro por unos dos millones de católicos de todo el mundo. Pese a que hubo algunas protestas en Río y en San Pablo en reclamo de mejoras en las gestiones municipales, los manifestantes fueron respetuosos con la celebración religiosa.