A la caza de la vivienda vacía

La Junta paraliza casi por completo la construcción de viviendas protegidas en su apuesta por ocupar las 700.000 casas vacías que existen, muchas de ellas de instituciones y bancos. Precisamente, ha abierto expediente a ocho entidades financieras y al Sareb por no declarar las VPO desocupadas que poseen.