Déficit público y estado del bienestar

Que el Gobierno no amplíe el margen de déficit a las autonomías es injusto, pero no para ellas, sino para los ciudadanos, sobre quienes recaerán inevitables recortes