Suspiros de Obama y Romney

Hay ocasiones en que el deporte, por alguna extraña razón, se torna nexo de unión entre dos facciones políticas condenadas a chocar una y otra vez en mil y un asuntos. Quizá no sucede con demasiada frecuencia, pero hay disciplinas deportivas o incluso deportistas que en ocasiones aportan la cordura que los políticos se les presupone para llegar a coincidir el algún aspecto concreto.