Canal 9: morir para despertar

Con unos datos de audiencia mínimos, al gobierno valenciano ya no le interesa el altavoz propagandístico de Canal 9, la televisión pública que dinamitó una mala gestión política. Ahora, ante el anuncio del cierre, los trabajadores denuncian los abusos en directo ¿Demasiado tarde?

Fabra no es Fabra

Alberto Fabra fue nombrado presidente de la Generalitat tras la dimisión de Camps, hace dos años. A pesar de su apellido, no guarda parentesco con Carlos Fabra. Demostrarlo fue su objetivo para ganar la alcaldía de Castellón en 2007.

Blasco como Costa, y viceversa

Ricardo Costa, imputado en la rama valenciana del caso Gürtel, será investigado por un nuevo caso. Es uno de ocho los imputados del grupo del PP en les Corts, uno menos tras la salida de Blasco, con quien comparte ciertos paralelismos.

Blasco ya ha pasado por esto

El presidente Fabra lanza “indirectas” al diputado Blasco para que dimita, pero éste se aferra al escaño. Su expulsión del grupo dividiría al partido, pero mantenerlo rescrebaja su máxima de “intolerancia con la corrupción”.

El president que quiere ser líder

Alberto Fabra ha dado la orden de que no se pague con dinero público el curso de liderazgo que iba a recibir. Llegó al cargo tras la renuncia de Camps, y según el CIS, uno de cada tres valencianos no lo conoce.

‘Salvados’, el altavoz

Desde el accidente de Metro de Valencia en 2006 las víctimas se reúnen cada mes en el centro de la ciudad. Ninguna convocatoria fue tan masiva como la del viernes. El último programa de ‘Salvados’ ha dado gran visibilidad a los damnificados y ha agitado Twitter.

Separatismo fashion

En pleno apogeo de presentaciones fashionistas y pasarelas de moda, es imposible no mirar más allá de las propuestas de los diseñadores para analizar la lucha entre dos ciudades antagónicas como Madrid y Barcelona. Por cierto, desde aquí proponemos la creación de la Pasarela Nóos en el callejón junto a los juzgados de Palma, interesante desfile tenemos por allí…