Vestidos para matar

Se está acabando el año y nos vamos como llegamos: convulsionados perdidos. Durante 2013 no han parado de saltar malas noticias que nos han sacudido de pies a cabeza. Desde aquí vamos a repasar cómo visten los políticos cuando se enfrentan a una comparecencia que saben de buena tinta que va a desatar la polémica.

¿Con qué político serías infiel?

Si es que lo mismo sirven para dirigir un país que para tener un “rollo”. Estos son los dirigentes más deseados por las votantes españolas, a las que nos les importaría compartir con ellos algo más que cuatro ideas.

Tuiteros y sin corbata

Si hoy en día más de 751 millones de personas tienen un perfil en Facebook y más de 500 lo tienen abierto en Twitter, era de esperar encontrarnos también ahí a nuestros más ilustres políticos. Ahora bien ¿qué imagen pretenden darnos a través de sus cuentas? ¿Cumplen las reglas de una buena foto?

El Front Row de los mítines

He aquí un homenaje a los verdaderos protagonistas de los mítines que los políticos se empeñan en dar a los convencidos. Ante el tedio y la mala sangre que provocan estos discursos, no hay entretenimiento mejor que repasar al público sentado tras el disertador y analizar si su imagen va en concordancia con el mensaje del líder. Diseccionamos el Front Row de los principales partidos.

El look abertzale

No es difícil: si a nuestro alrededor solo vemos una marea de flequillos muy cortos y deshilachados, melenas desfiladas no más allá de los hombros, bandoleras de punto y pendientes de aro en la oreja izquierda, está claro ¿dónde estamos? En el País Vasco, y lo más probable es que nos hayamos metido en plena manifestación por los presos de ETA.

Sindicatos y corbatas

Si UGT Madrid ha tenido que plantear un ERE, apaga y vámonos. Que un sindicato dedicado a defender los derechos de los trabajadores haga uso de una figura tan venenosa como esa,quiere decir que la situación es crítica. Esperemos que por lo menos Cándido Méndez no se ponga corbata para anunciarlo.